Inicio Poder en la Debilidad El poder del perdón – Pastor Miguel Núñez

El poder del perdón – Pastor Miguel Núñez

1264
0

Pasaje Bíblico: 2 Corintios 2:5-11

Compartir

El pastor Miguel Núñez continua hoy su serie Poder En La Debilidad con el sermón El Poder Del Perdón, basado en la segunda carta del Apóstol Pablo a los Corintios, capitulo 2, versículos del 5 al 11, los cuales tratan acerca de las instrucciones que Pablo nos deja sobre el perdón y/o restauración del ofensor arrepentido.

El Apóstol deseaba que la persona que había hecho mal criticándolo y llamándolo falso maestro, y que también había sido puesto en disciplina, fuera recibida nuevamente por los corintios, porque tenía conciencia de su falta y estaba muy afligido por el castigo, por su separación de la congregación. 

Pablo veía el peligro de que Satanás sacara ventaja tentando al ofensor y penitente, llevándolo a pensar mal de Dios, y así llevarlo a la desesperación, y pensara contra las iglesias y los ministros de Cristo, dando una mala imagen de los cristianos por no perdonar. De este modo causaría divisiones e impediría el éxito del ministerio.
Al igual que en otras áreas, la sabiduría debe usarse para que el ministerio no sea culpado por permitir, por un laxo el pecado, y por el otro, por ser exageradamente severos contra los pecadores. Hasta la tristeza por el pecado no debe impedir otros deberes ni llevar a la desesperación.

En estos pasajes el Apóstol trata tres personajes. El ofensor arrepentido, Pablo propiamente y la congregación de la iglesia de Corinto. Pablo no menciona el nombre del ofensor, pero está claro que habla de personas que lo han acusado de falso maestro y de ser inconsistente. Releva que la ofensa no solo ha sido causada sólo para él, sino más bien para toda la congregación. Pablo dice que lo ha perdonado, que lo hizo por amor a ellos, a toda la congregación, y lo ha hecho en presencia de Cristo y está mediando, intercediendo, por esa persona, para que todos lo perdonen y consuelen, y vuelva a la congregación. 

Adicionalmente, Pablo trata en estos versículos que el perdón extendido a los hermanos es parte de la estrategia para vencer a Satanás, ya que a través del perdón cerramos las puertas para que Satanás no entre a crear confusión con las ofensas. La falta de perdón destruye el testimonio cristiano, destruye relaciones de amistad, matrimonios, iglesias, y hasta destruye la paz interior de la persona que no perdona, le roba el gozo de la salvación. La falta de perdón niega el evangelio, endurece el corazón, me aleja de Cristo y de la iglesia que es el instrumento de gracia para mi.

El perdón de Cristo destruyó el poder de las tinieblas, destruyó el poder del pecado. El perdón te libera y te beneficia, a ti y a los que están a tu alrededor, ya sea que necesites perdonar a los demás o que necesites perdonarte a ti mismo. 

Que existe en nuestro corazón que no existía en el de Cristo, que no permite que nosotros perdonemos como Cristo lo hizo? ORGULLO. La biblia nos manda a perdonar como Dios nos perdonó. En Efesios 4:32dice: ^Sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo^. Igualmente Cristo nos enseña en su ejemplo de oración, pidiéndole a Dios que perdone nuestras ofensas como nosotros también perdonamos a los que nos ofenden.

La expresión de arrepentimiento y perdón es el reflejo del amor de Cristo. Perdonar es no demandar justicia por el daño recibido. Es no tomar en cuenta la ofensa. La gloria del hombre es pasar por alto las ofensas. Es una decisión que debemos tomar diariamente. 
Que Dios nos ayude a ser más grande que las ofensas. Bendiciones.

Compartir
Artículo anteriorDébora, la jueza de Israel | Parte II
Artículo siguiente¿Cuándo debo salir de mi iglesia?
Miguel Núñez
El Dr. Miguel Núñez sirve como Pastor Titular de la Iglesia Bautista Internacional en Santo Domingo y es el presidente y fundador del Ministerio Integridad & Sabiduría, que tiene como visión impactar la generación de hoy con la revelación de Dios en el mundo hispano-parlante.

Leer más...