Inicio Artículos ¿Puedo glorificar a Dios a través del uso de las redes sociales?

¿Puedo glorificar a Dios a través del uso de las redes sociales?

729
0

Sí. La razón principal por la que respondo afirmativamente a la pregunta en cuestión es porque encuentro en la Palabra de Dios el aval para ello. Cuando el apóstol Pablo escribe a los corintios nos comparte: Así que, sea que coman o beban o cualquier otra cosa que hagan, háganlo todo para la gloria de Dios. 1 corintios 10:31 NTV. Si ponemos dentro de «cualquier otra cosa que hagan» el uso de las redes sociales, nos daremos cuenta de que es posible utilizarlas en una manera que complazca a nuestro Señor.

En segundo lugar, podemos honrar a Dios al usar las redes porque ellas no son entes morales en sí mismas, son más bien instrumentos o vías de comunicación. Éstas nos sirven para transmitir mensajes, para expresar hechos, ideas y sentimientos.

Principios fundamentales para nuestras interacciones en línea.

Las Escrituras nos enseñan en múltiples pasajes sobre la sabiduría, la discreción y la moderación. Estas virtudes cristianas nos pueden aconsejar bastante bien al respecto. A continuación, lo que quiero hacer es abundar un poco acerca de ellas:

1) Sabiduría. Tomando en cuenta que la sabiduría es la manera práctica en la que vivimos nuestra fe, vayamos al Señor en oración y pidámosle un manejo sabio de nuestras cuentas en redes sociales. No es concebible que las estemos usando de la misma manera que las mujeres que no han sido regeneradas por Cristo.

El sabio Salomón nos indica: Porque el Señor da sabiduría, de su boca vienen el conocimiento y la inteligencia. Proverbios 2:6.

2) Discreción. La Real Academia de la Lengua Española dice que discreción es sensatez para formar juicio y tacto para hablar u obrar. Estamos pues, llamadas a comunicar con prudencia y propósito santo lo que decidamos subir a las redes sociales. Seamos discretas en nuestros comentarios y opiniones con relación a las publicaciones de los demás pues… Como anillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa que carece de discreción. Proverbios 11:22.

3) Moderación. En una sociedad sumamente exhibicionista y pretensiosa como lo es la nuestra, las hijas de Dios necesitamos ser moderadas. No es sabio subir todo lo que nos viene a la mente; no muestra dominio propio el subir todas las fotos de todos los lugares que frecuentamos, todas las comidas que nos comemos, todos los libros que estamos leyendo…

El apóstol Pedro nos exhorta a las mujeres piadosas a ser moderadas, a atesorar la sencillez y a huir de la extravagancia y la exageración (1 Pe. 3:2-4). La moderación debe ser aplicada a nuestra alma y a nuestra apariencia, a lo que somos y a lo que le mostramos a nuestros seguidores en las redes sociales.

Para concluir, brindo debajo algunos consejos prácticos para que mostremos la gloria de Dios en nuestras redes:

  • Olvidemos la idea de que somos estrellas famosas que tienen que estar actualizando minuto a minuto sus redes, no lo somos.
  • Compartamos el evangelio a través de versos bíblicos, artículos, programas…
  • Bendigamos a los que cumplen años, a quienes están de aniversario de bodas, a los que se gradúan. 
  • Animemos a los desalentados.
  • Resaltemos el valor del diseño de Dios en las publicaciones sobre nuestras familias.
  • Recordemos y promovamos las actividades de nuestras iglesias locales.