Inicio Blog Página 3

¿Puedo participar en juegos de azar? | Preguntas y respuestas

0

En este episodio de “Tu corazón & el dinero”, el pastor Héctor Salcedo responde sus preguntas.

José, un padre que cumplió su rol

0

“Y José su marido, siendo un hombre justo y no queriendo difamarla, quiso abandonarla en secreto. Pero mientras pensaba en esto, he aquí que se le apareció en sueños un ángel del Señor, diciendo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque el Niño que se ha engendrado en ella es del Espíritu Santo”
(Mateo 1:19-20)

¿Alguna vez has evaluado la vida de José el marido de María, y padre terrenal de Jesús? ¿Lo considerarías digno de un justo reconocimiento?  ¿Llenó el propósito para el cual fue elegido por el Dios Todopoderoso? 

Me complace sobremanera observar la vida de este humilde y valioso hombre de Dios; su historia es breve, registrada solamente en dos de los evangelios (Mateo 1:16-2:23 y Lucas 1:26-38, 2:1-52). Sin decir una palabra, nos ha dejado una enseñanza y un ejemplo a seguir.

¿Qué aprendemos sobre José?

  1. Era descendiente del rey David (Lucas 1:26-27; 2:4-5).
  2. Carpintero de profesión (Mateo 13:55).
  3. De condición humilde; al presentar a Jesús en el templo, su ofrenda correspondió a la que ofrecen los pobres (Lucas 2:22-24; Levítico 12:6-8).
  4. Hombre justo, temeroso de Dios; buscaba agradarle en todo. Caminó en obediencia, siempre estuvo dispuesto a hacer la voluntad de Dios por encima de las circunstancias. Firme a sus principios y creencias. Sujeto a las normas y leyes establecidas.

Esto queda plasmado en su manera de afrontar el delicado momento en que su prometida queda embarazada por obra del Espíritu Santo; en su seno llevaría al Mesías esperado, Jesús el Salvador, el Hijo del Altísimo.  Conocedor de la ley, sabía que era considerado un pecado de adulterio y que a ella le correspondía morir apedreada (Deuteronomio 22:23-24).  Por su carácter compasivo, amoroso y misericordioso, no quería hacerle daño, y decide dejarla secretamente. Él no sabía que Dios había escogido a María como pieza clave en su plan para la salvación del hombre perdido y muerto en sus delitos y pecados, y que asimismo a él le tocaba junto a ella, servir como padre terrenal de su Unigénito Hijo. En su soberanía, se le manifiesta en sueños y le aclara por medio de un ángel la realidad de los hechos, expresándole su legítima voluntad, de recibir sin temor a María como esposa, además de delegarle la excelsa misión de criar a Jesús. José, hombre piadoso y sumiso al Señor, la aceptó, tomándola como su mujer, sin importar los riesgos, conservándola virgen hasta que dio a luz (Mateo 1:18-25). Este detalle modela su capacidad de continencia como hombre.

Su gran privilegio consistió en ser ese padre idóneo que el PADRE ETERNO quería para su UNIGÉNITO: que velara por Él, le formara, instruyera y guiara; supliera sus necesidades, le guardara, protegiéndole y corrigiéndole, para hacer de Él un hombre de bien, temeroso y amante de Dios.

  • La obediencia de José es tan marcada, que cumple con cada norma. Lo vemos respondiendo al llamado al censo dictado por César Augusto, y con María en su estado avanzado de preñez, van hasta Belén para ser inscritos, por ser de la casa y de la familia de David. Allí nace Jesús (Lucas 2:1-7). Se cumple así la profecía de Miqueas 5:2.
  • Su oído atento a la voz del Señor, por sueños, y en pos del bien y protección del Niño, para librarlo de Herodes, huye a Egipto, y luego, cuando muere Herodes, regresa y se establece en Nazaret (Mateo 2:13-15; 19-23).
  • En cuanto a los ritos y celebración de fiestas pautadas, los cumple religiosamente: presentación en el templo, circuncisión, ofrendas, viajes a Jerusalén para la Pascua, etc. (Lucas 2:22-38, 41-52).  

Cuando Jesús con sus doce años acompañó a sus padres a Jerusalén con motivo de la Pascua y se quedó en el Templo conversando, discutiendo con los maestros, y haciéndoles preguntas, maravilló a todos, asombrándoles por su entendimiento. Aquí quedó demostrado cómo Jesús estaba preparado espiritual e intelectualmente en los caminos del Señor (Lucas 2:40, 52). No solo eso, sino que ejemplificó la buena crianza hecha por sus padres terrenales, y como buen hijo sumiso, descendió con ellos a Nazaret, en sujeción y obediencia (v.51).

¿Nos preguntamos si José cumplió el propósito de Dios? ¡Claro que sí! 

¿Cumplió su rol de padre? ¡Evidentemente!  No sabemos cuándo murió. Su última mención fue en este viaje con Jesús a Jerusalén.

Pero, fue cabeza de familia, proveedor, protector, suplidor de necesidades, líder espiritual, creyente ferviente, formador, instructor en las creencias y leyes morales (Dt.6: 1-9). Enseñó su oficio a Jesús; así le reconocían (Marcos 6:3). 

Damos gracias al señor por este padre sencillo, que, con su ejemplo, llama a cada hombre a cumplir su rol para la Gloria de Dios y la edificación de su familia en fortaleza y perseverancia, confiando en las promesas dadas en su Palabra (Proverbios 20:7).

Y a nosotras, mujeres, su entrega y obediencia a la voluntad de Dios sin cuestionar, nos llama también a imitarle (1 Corintios 11:1).

Respondiendo correctamente a lo que Él ha hecho

0

Este domingo en La IBI, el pastor Joan Veloz predicó el sermón “Respondiendo correctamente a lo que Él ha hecho” basado en Hebreos 10:19-25.

Las profecías consumadas en Jesús

0

Aileen: Bienvenidas a Mujer para la gloria de Dios, quien les habla Aileen Pagan de Salcedo, Cathy Scheraldi de Núñez y Mayra Beltrán de Ortiz.

MPLGDD es una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría.

Cathy: Gracias a Dios por la bendición de compartir con ustedes. Esperamos que al final de este programa cada una de nosotras podamos contestar a la pregunta: ¿Conoces las profecías que identifican a Jesús como el Mesías esperado?

Como siempre, antes de iniciar con nuestro estudio, oremos.

Mayra: Qué bueno fue revisar en el programa anterior el origen de los reyes magos en el nacimiento de Jesús, la inclusión y el rol de los pastores, ¡además de otros detalles interesantes!  

Aileen: Hoy queremos continuar con la circuncisión de Jesús, a los 8 días de nacido. ¡Este era un acto que formaba parte del pacto que Dios había hecho con Abraham, y que en sí mismo apuntaba a Jesús! 

Luego ese mismo día, según la costumbre judía, se le impuso el nombre de Jesús, el nombre que el ángel había dado. Cuando se cumplieron los días para la purificación según la ley de Moisés, José y María llevaron entonces a Jesús al templo para presentarle.

En el Templo se encontraron con Simeón, un anciano del remanente de los judíos que esperaban la venida del Mesías. El Señor le había prometido a Simeón que no moriría hasta que viera al Mesías. Y sucedió que en aquel día el Espíritu Santo de manera sobrenatural, le dejo saber a Simeón que este niño era el Mesías esperado. 

Cathy: Escuchemos lo que Simeón dijo en Lucas 2:29-32: “Ahora, Señor, permite que tu siervo se vaya en paz, conforme a tu palabra; porque han visto mis ojos tu salvación la cual has preparado en presencia de todos los pueblos; LUZ DE REVELACION A LOS GENTILES, y gloria de tu pueblo Israel.” 

Aunque ya el Señor había revelado a Abraham que todas las naciones serian bendecidas a través de su semilla, y específicamente a través del Mesías, el orgullo y odio de los judíos no les permitieron reconocerle. Sin embargo, por su fe y comunión intima con Dios Simeón si pudo reconocer al Mesías. Esto nos confirma una vez más que Dios sí quiere darse a conocer por nosotros, ¡el problema está de nuestra parte!

Leamos lo que Simeón dijo a María en 2:34-35: “He aquí, este niño ha sido puesto para la caída y el levantamiento de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción (y una espada traspasará aun tu propia alma) a fin de que sean revelados los pensamientos de muchos corazones.”

Mayra: Jesús no solamente es la piedra angular del mundo sino es la piedra de tropiezo. ¡La eternidad de cada persona está determinada por cómo se relacione con Jesús! Este pone en evidencia cuáles son los pensamientos y el afecto de las personas. 

Aileen: Antes de continuar evaluando los acontecimientos ocurridos en el Templo en aquel día, no queremos pasar por alto otra orquestación del Señor, alrededor de este ritual de la circuncisión. 

En Éxodo, 1,200 años antes de Jesús, leemos cuando justo después de la décima plaga a los egipcios, murieron todos los primogénitos, hasta de los animales, menos de los judíos. Me llama mucho la atención que murieron solo los varones primogénitos. Y luego de Dios sacar a los judíos de Egipto, este le habló a Moisés y le dijo en Éxodo 13:2“Conságrame todo primogénito; el primer nacido de toda matriz entre los hijos de Israel, tanto de hombre como de animal, me pertenece.”

Cathy: Podemos llegar a la conclusión de que, desde entonces, la muerte de todos los primogénitos apuntaba a la muerte del primogénito de Dios. ¡Muerte que además traería bendición a todos! La bendición para los judíos de ser rescatados de la esclavitud de los egipcios, basados en la sangre del cordero, apuntaba a la sangre del primogénito de Dios que nos rescataría a todos de la esclavitud del pecado. 

Mayra: Dios mismo dijo a Moisés que no solamente era un recordatorio sino una señal. Leamos Éxodo 13:9“Y te será como una señal en tu mano, y como un recordatorio en tu frente, para que la ley del SEÑOR esté en tu boca; porque con mano fuerte te sacó el SEÑOR de Egipto.” 

Simeón, a través del discernimiento dado por El Espíritu Santo, conectó los puntos cuando dijo a María “una espada traspasará aun tu propia alma”. 

Aileen: No puedo imaginar lo que María pensó en aquel momento, pero estoy seguro de que ella “atesoraba todas estas cosas, reflexionando sobre ellas en su corazón”. 

Según Lucas 2:37, había también una mujer llamada Ana la profetiza que “Nunca se alejaba del templo, sirviendo noche y día con ayunos y oraciones.” Es interesante que Lucas también menciona que esta mujer era viuda por muchos años pues había enviudado con tan solo 7 años de casada, cuando la edad promedio de casamiento era de alrededor de 16 años. 

Cathy: Es decir que, para aquel entonces, Ana que tenía como 84 años, había pasado alrededor de 61 años en total dependencia de Dios y al servicio del Templo. Esto me recuerda lo que Pablo dijo en 1 Corintios 7:32, 34: “El soltero se preocupa por las cosas del Señor, cómo puede agradar al Señor;… Y la mujer que no está casada y la doncella se preocupan por las cosas del Señor, para ser santas tanto en cuerpo como en espíritu; pero la casada se preocupa por las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.” El oficio de profeta es un don de Dios, sin embargo, dependiendo de la vida del profeta, el Señor entonces le usaba.

Mayra: Estoy segura de que la dedicación de esta mujer agradó a Dios, y Él la utilizó en este momento como leemos en Lucas 2:38: “Y llegando ella en ese preciso momento, daba gracias a Dios, y hablaba de El (Jesús) a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.” Es increíble como Dios nos puede utilizar para Su obra en tantas formas diferente. No necesariamente detrás de un micrófono, una cámara o en un pulpito, ¡sino también en el anonimato de la iglesia edificando y estimulando a las demás mujeres de la iglesia! 

Aileen: Dios es quien decide nuestro rol y nadie es más importante que el otro. Mientras más consagremos nuestras vidas a Dios, más eficiente será nuestro servicio por Su causa

Cathy: ¡Mas efectivo y de mayor testimonio!

Mayra: Entonces, ¿por qué hay tantos cristianos que parecieran vivir su cristianismo en secreto? Para mi hay 2 razones por la que esto sucede: 

Porque realmente no conocen a Cristo y por ende no se ha producido un cambio en sus vidas.

Porque, aunque son cristianos, no están buscando conocerle mejor, y por ende sus pensamientos no han sido del todo renovados. No pueden darse cuenta de los increíbles atributos de Dios.   

Aileen: La realidad es que nuestra salvación es un regalo de Dios. Él nos eligió desde antes de la fundación del mundo como Efesios 1:4 nos enseña. Sin embargo, una vez salvos, el crecimiento espiritual, aunque viene de Dios requiere un esfuerzo personal de parte de cada cristiano. Mientras más busquemos de Dios, más le encontraremos.  Nuestro amor por Él crecerá, y así también nuestro deseo de conocerle y obedecerle. Este es uno de nuestros principales objetivos en MPLGDD: ¡que el deseo de conocer más y más a Dios crezca en todas nosotras! ¡Hoy por hoy podemos dar testimonio de que fruto de una vida de comunión con el Señor hemos experimentado cambios en nuestras vidas que nos confirman que el poder de Dios es ilimitado!

Cathy: Y continuando con lo ocurrido luego de presentar a Jesús en el Templo, y antes de salir para Galilea, es cuando los magos del oriente llegaron a Jerusalén. Muchos creen que llegaron al establo en Belén, sin embargo, probablemente fue cuando estaban en Jerusalén, por la circuncisión de Jesús. 

En uno de los primeros programas de esta serie sobre Jesús, hablamos ya en detalles sobre el rey Herodes, quien gobernaba al momento del nacimiento de Jesús. 

Mayra: Como mencionamos, Herodes, dado su trasfondo, tenía fundados delirios de persecución. La llegada de estos reyes de Oriente buscando al Rey de los judíos, dispararon su paranoia y este les pidió a los reyes que una vez lo encontraran regresaran donde él para informarle. 

Los reyes siguieron la estrella y encontraron a Jesús con Su familia, y le presentaron obsequios de oro, incienso y mirra.        

Aileen: Sin embargo, Dios les advirtió en sueños a no regresar donde Herodes y partieron para su tierra por otro camino. 

Entonces, “Herodes al verse burlado por los magos, se enfureció en gran manera, y mandó matar a todos los niños que había en Belén y en todos sus alrededores, de dos años para abajo, según el tiempo que había averiguado de los magos.”(Mateo 2:16) Pero, “un ángel del Señor se le apareció a José en sueños, diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te diga; porque Herodes va a buscar al niño para matarle. Y él, levantándose, tomó de noche al niño y a su madre, y se trasladó a Egipto;” (Mateo 2:13-14)

Cathy: Según Josefo, el historiador judío, Herodes murió de un trastorno intestinal y al morir, la familia regresó “para que se cumpliera lo que el Señor habló por medio del profeta (Oseas), diciendo: DE EGIPTO LLAME A MI HIJO.” 

Me llama la atención que, así como los judíos habían salido de Egipto, ahora Jesús también; los judíos salieron de la esclavitud para la tierra prometida. ¡Mientras que Jesús vino para volver a la misma tierra y rescatar del pecado a todos lo que creyeran en Él! 

Conocemos el resto de la historia de los judíos, quienes fueron desobedientes y adoraron dioses falsos…

Mayra: Mas Jesús sí fue obediente a Yahweh, y su vida perfecta sacrificada por nosotros, es la puerta de entrada a la tierra prometida. 

Adiferencia a los judíos, nuestra tierra prometida no es un lugar geográfico sino espiritual.  Por eso Jesús dijo a la mujer samaritana cuando la encontró junto al pozo que “la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.” (Juan 4:21

De hecho, en el libro de Apocalipsis, en el capitulo 21, se explica sobre la nueva Jerusalén, y vemos en el versículo 22 “no vi en ella templo alguno, porque su templo es el Señor, el Dios Todopoderoso, y el Cordero.”

Aileen: Jesús es nuestro Templo. Las especificaciones que Dios dio para edificar el Templo en el AT son las medidas que encontraremos en la nueva Jerusalén. De nuevo, todo apuntando a Cristo, nuestro Templo. 

Con respecto al pueblo judío, estos no solamente fueron desobedientes al adorar a los dioses paganos como Baal.  Razón por la cual Dios permitió la invasión y la cautividad de los judíos por parte de sus enemigos, como disciplina. Sino que los judíos, aun en la tierra prometida, los religiosos especialmente solo adoraron a Dios externamente.  Estos no procuraron tener una relación íntima con Dios y sus corazones se desviaron. Como consecuencia Dios dejo de hablarles por 400 años. Los judíos entonces adoraron las riquezas, adoraron su falsa piedad o auto justicia, y se enorgullecieron de sí mismos. 

A través de Moisés Dios tan solo les dio 10 mandamientos, mientras que los lideres religiosos los aumentaron a 613 mandamientos, esclavizando al pueblo a imposiciones de hombres. ¡Aunque en un principio la esclavitud parecía venir de afuera, con el tiempo se hizo evidente que la verdadera esclavitud surge en el propio corazón humano!   

Cathy: Volviendo al relato de José, María y Jesús siendo niño, después de un tiempo, estos volvieron a Jerusalén luego de la muerte de Herodes. La familia entonces se encontró con un nuevo y peor rey, Arquelao el hijo de Herodes.  Este tomó el trono y fue más errático y brutal que su padre. 

José y María regresaron con su bebé a Nazaret y vivieron vidas normales con sus hijos. Por 11 años no oímos nada más de la familia. Hasta ese momento muy pocos sabían que su primogénito 
Jesús, cambiaria a cada persona, y eventualmente al mundo entero, ¡cuando le reconocieran como el Mesías Salvador!

En Lucas 2:40 leemos, “el niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre El.”

Como madre y pecadora, al tratar de ponerme en los zapatos de María, no puedo imaginar lo que fue tener a un hijo perfecto como lo fue Jesús. 

Mayra: No me imagino con qué frecuencia María debió sentirse confrontada, no porque Jesús la confrontara directamente, sino porque una vida de santidad confronta al pecador, aun sin palabras. Como Jesús tuvo otros hermanos también pecadores, no puedo ni imaginar cómo fue la dinámica de estas relaciones, si predominaron los celos o el amor y sumisión?! Obviamente estamos especulando sobre todo esto porque nada está escrito en la Biblia acerca de cómo fueron estas relaciones.  Además de que no sabemos si María dijo a sus otros hijos que Jesús era especial etc., Y el hecho mismo de que no oímos nada más hasta que Jesús tuvo 12 años, nos infiere que en la comunidad él parecía ser un niño más.

Aileen: Y ahora que esto se está poniendo bueno, es tiempo de concluir por hoy.  Terminamos exhortándoles a meditar sobre lo perfecta que es la orquestación de Dios, ¡y cómo encajamos nosotros en esta historia!

Dios continúa orquestando los eventos de nuestras vidas.  Que el ver la mano de Dios en la historia pasada, nos ayude a interpretar mejor lo que estamos viviendo ahora.     

Cathy: ¡Queridas hermanas, recuerden la    necesidad que tenemos de sus oraciones! 

¡Necesitamos la protección de nuestro Señor en MPLGDD y en toda iniciativa por compartir el evangelio! 

Mayra: Ya saben que pueden seguirnos en Twitter e Instagram escribiendo a @MPLGDD y en Facebook Mujer para la gloria de Dios. Les esperamos en nuestro próximo encuentro, ¡Dios delante, bendiciones!

Aileen: Hasta la próxima. ¡Bendiciones!

Contra Cultura

0

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”
(Juan 14:6 Reina Valera 1960)

En esta era de tanto relativismo, que se niega aceptar de manera absoluta la verdad del Evangelio y se abre a un mundo de posibilidades, pararnos a decir que Jesús es la única verdad, el único que puede darte vida y llevarte a una eternidad de bien, es como poner en sus oídos un sonido desgarrador. El mundo se niega a aceptar que solo hay un camino para la salvación del alma humana.

Ahora preguntémonos, ¿Cómo podemos vaciarnos de nosotras mismas, de nuestro mundo interior, de todas esas ideas creídas por años, que van en contra de la Palabra de Dios, si no estamos tomando del pozo de agua de vida eterna?  ¿Cómo podremos renunciar a los deseos pecaminosos que tenemos, si no nos hemos extendido más allá, para tomar el escudo de la fe que nos libra de los ataques externos, a los que continuamente estamos expuestas?

El camino al cielo es Jesús, su persona, sus palabras que son eternas y su vida que fue única. Nos dejó ejemplo para que siguiéramos sus huellas y entendiéramos que renunciando a nuestra naturaleza caída es que vamos a encontrar nuestra mayor plenitud.

El Señor Jesús nos pide una respuesta, un accionar ante su llamado; nos dice que tomemos nuestra Cruz cada día y que le sigamos, y en este seguirle, tenemos que revolucionar nuestro mundo, pero no solo el mundo de afuera, sino nuestro propio mundo, nuestras propias ideas; tenemos que borrar nuestras creencias antiguas y reconciliarnos con la palabra de Dios; cuando amemos su Palabra podremos tener una reconciliación con él.

En una época de post-verdad tenemos que aferrarnos con más fuerza al Evangelio, de no hacerlo, podremos terminar corriendo igual que el mundo, y es ahí donde somos susceptibles de ser quebradas y rotas de nuevo.

No podemos llevar vidas religiosas, tenemos que ser auténticas, tener vidas íntegras que anden de acuerdo con lo que hemos creído y confesado. Seguir a Cristo es un camino continuo de santificación, donde buscamos que la fe no se quede en nuestro intelecto, sino que se manifieste en nuestras obras, en nuestro accionar diario.

Nuestras vidas como cristianas deben glorificar a Dios; que nuestras lámparas estén encendidas encima de la mesa para que podamos ser luz, rechazando todas las nuevas falsas filosofías de la época, y nosotras mismas, viviendo vidas consagradas al maestro, pues debemos vivir proyectando a Cristo.

“He aquí, vosotros confiáis en palabras de mentira, que no aprovechan. Hurtando, matando, adulterando, jurando en falso, e incensando a Baal, y andando tras dioses extraños que no conocisteis, ¿vendréis y os pondréis delante de mí en esta casa sobre la cual es invocado mi nombre, y diréis: Librados somos; para seguir haciendo todas estas abominaciones?” (Jeremías 7:8-10 Reina-Valera 1960)

El Señor profetizó estas palabras al pueblo de Israel para advertirle de que no solamente debía retornar al templo, sino también enderezar sus caminos y confesar un verdadero retorno a Dios.

Podemos ver esto aún en esta generación; cuidémonos de andar tras dioses extraños, no nos engañemos pensando, que, por invocar el nombre del señor, un día estaremos bajo sus alas para siempre. Vivamos de una manera consagrada que agrade a Dios; vidas únicas como Jesús. Hagamos nuestras vidas aceptables delante del Señor, ofreciendo sacrificios de alabanza a su nombre.

No tomemos el Reino de los cielos a la ligera, no codiciemos el mundo que corre hacia él precipicio, atado a sus propias pasiones, rechazando valores absolutos y destruyéndose a sí mismo, negando la verdad de Dios.

La verdad del Evangelio no es relativa, como tampoco deben serlo nuestras acciones. Que en medio de la fiesta y alegría podamos reflejar santidad; y en medio del dolor y de la prueba podamos entender que vivimos en un mundo caído, que no estamos exentas de las aflicciones, por lo cual, debemos perseverar en medio del sufrimiento; más aún,  que a pesar de nuestras lágrimas y tristezas, con oración y ruegos nos gocemos y gloriemos en la esperanza de la Gloria de Dios que tenemos en Cristo Jesús, tal como nos lo dice Romanos 5:2-6, 12:12. Caminemos firmes, con los ojos puestos en Jesús, aguardando la promesa  que se nos ha dado cuando vivamos junto a Él  en la eternidad, donde no habrá más dolor; ¡Todo estará bien!

“Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos;
y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor;
porque las primeras cosas pasaron”
(Apocalipsis 21:4 Reina Valera 1960)

Algunos géneros literarios y figuras del lenguaje

0

Sexta sesión de la clase «Escudriña y vive Su Palabra: Cómo estudiar, entender y aplicar la Biblia» impartida por el pastor Joel Peña.

Biblia temática de estudio

0

La Biblia temática de estudio NBLA, editada por el Dr. Miguel Núñez, es un recurso sin precedentes para el pueblo de habla hispana. Esta Biblia ha sido diseñada para profundizar en el entendimiento completo de la Palabra de Dios.
Con más de 50 artículos sobre la Biblia y teología, más de 200 apuntes teológicos e introducciones a cada libro escritos por el Dr. Miguel Núñez, esta es la Biblia de estudio teológica más completa que se ha producido en español. Cuenta con la colaboración de más de 25 pastores y teólogos hispanos.

Además de una extensa introducción a la Biblia de la pluma del Dr. Núñez, los artículos, escritos por un destacado equipo de colaboradores, incluyen temas como «La caída y sus efectos», «La ley de Dios», «La adoración», «La Trinidad», «La santificación del creyente», «La doctrina de la justificación» y más. Este recurso ayudará al lector a ver la coherencia de la Biblia y la importancia de ella en la vida de la Iglesia.

Características:

  • Dr. Miguel Nuñez, editor general
  • Introducciones a cada libro de la Biblia por Miguel Núñez
  • 10 artículos inéditos de introducción a la Biblia por Miguel Núñez
  • 50 artículos de Biblia y teología escritos por más de 25 pastores y teólogos de diferentes países Latinoamericanos
  • Más de 200 devocionales teológicos
  • Referencias al pie de página
  • Palabras de Cristo en rojo
  • Mapas a colores
  • Concordancia y más

El peligro de confundir la riqueza con sabiduría

0

En este episodio de “Tu corazón & el dinero”, el pastor Héctor Salcedo nos habla sobre la advertencia a los ricos sobre el peligro de confundir las riquezas con la sabiduría.

Dios es nuestro Padre

0

“Mas ahora, oh SEÑOR, Tú eres nuestro Padre, nosotros el barro, y Tú nuestro alfarero;
obra de Tus manos somos todos nosotros”
(Isaías 64:8)

El profeta Isaías presenta al Señor como El Santo y Todopoderoso que destruye completamente a sus enemigos, sin embargo, a la vez lo presenta como un buen padre que tiene misericordia con Sus hijos. Aunque Su pueblo ha pecado, al punto de que Él había escondido su rostro como disciplina y los había entregado al poder de sus iniquidades, pero a pesar de esto, por Su misericordia, nunca se olvidará de los suyos.

El profeta hace el contraste y una conexión entre el poder de Dios con la ternura de un padre.  Y también hace el contraste entre Dios, el creador y dueño de todo, y nosotras, barro en Sus manos. Como nuestro alfarero, Él no solamente nos creó físicamente sino por su amor, el buen Padre nos transforma. El corazón quebrantado por el pecado es sanado, Él trae luz a la mente entenebrecida por las tinieblas, y el alma cansada se refresca a medida que encontramos nuestro propósito de vida en Él. No importa que tan lejos hemos llegado, el amor de nuestro Padre nos atrae al lugar donde pertenecemos, bajo Sus alas y donde Él provee todo lo que necesitamos. Cómo un buen Padre, Él nunca nos abandona aun reconociendo que, en nuestra inmadurez, haremos lo que no debemos, pero Su amor incondicional nos traerá de nuevo donde nuestras almas pueden descansar, el lugar que realmente anhelamos pero que buscamos en lugares equivocados. 

En el calor de Su presencia es el único lugar donde encontráremos satisfacción y en Su bondad Él nos la quiere regalar. Aun su disciplina es con el propósito de traernos de nuevo a Él donde nos puede proteger y proveer porque Él reconoce que es el único lugar donde descansaremos y por ende Él está dispuesto a hacer lo que sea necesario, para guiar a sus hijos preciados por el camino correcto, al lugar donde caminaremos en Sus huellas.

Caminando en nuestro propósito es donde nuestro corazón y nuestra alma se alinean porque el anhelo con que nacimos encuentra su debido lugar.  Cuando Él nos eligió, nos regaló la morada del Espíritu Santo que hace posible formarnos a la imagen de Cristo (Romanos 8:29) y al hacerlo, nos guía para que hagamos las buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas (Efesios 2:10). Como Él quiere lo mejor para nosotras, el ejemplificó Su santidad y mandó a Su hijo, la expresión exacta de su naturaleza, para que viviera una vida perfecta, para enseñarnos como imitarla.

Aunque es invisible, Él no es un Padre ausente, sino que por el corazón compasivo que tiene, nos alimenta, nos guía, nos enseña, nos ama, nos fortalece y nos provee. La única vida que trae satisfacción a Dios y a nuestra alma es aquella vivida en Su presencia refugiada bajo la protección de Sus alas.

Su amor alcanza más allá de lo que podamos pensar y es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros (Efesios 3:20).  Su sabiduría es tan perfecta, que Él orquesta las circunstancias para traernos al lugar que fue cuidadosamente creado para nosotras y donde seremos las beneficiadas no hay otro lugar tan perfecto como el seno de nuestro gran Dios. “Pon tu delicia en el SEÑOR, y Él te dará las peticiones de tu corazón” (Salmos 37:4).

Hasta que ruja el León

0

Cómpralo aquí: https://amzn.to/3awczBm

En Hasta que ruja el León, el Dr. Miguel Núñez proporciona un análisis bíblico, teológico y práctico de un tema clave para todo creyente: la guerra espiritual.

Cada día se libra una batalla en nuestro interior por el dominio de nuestra mente. Dios quiere que le amemos con todo nuestro corazón, alma, fuerza y mente, mientras que Satanás quiere nuestra mente porque sabe que si la conquista, habrá conquistado nuestro estilo de vida. Este tira y afloja afecta cómo percibimos el mundo que nos rodea, nuestro ministerio, nuestra salud mental, nuestras relaciones y, lo que es más importante, nuestra relación con Dios.

En Hasta que ruja el León, el Dr. Miguel Núñez desvela uno de los temas más incomprendidos y malinterpretados del cristianismo. Utilizando varios ejemplos clave de las Escrituras, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, este libro proporciona un análisis bíblico, teológico y práctico para entender…

  • Qué es la guerra espiritual
  • Cómo se entiende
  • Cómo combatirla

En definitiva, se te retará a ver que la única arma ofensiva de la armadura de Dios es la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios.

Ha llegado el momento de vestir la armadura de Dios, mantenerte firme y asegurarte la victoria sobre el continuo asalto de Satanás en tu vida. Solo nos queda mantenernos firmes en la verdad, hasta que el León de la tribu de Judá ruja y lleve a cabo el juicio final de Satanás y todos sus aliados.

¡Síguenos!

90,015FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
12,522SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

Recursos recientes...