Inicio Mujer Para la Gloria de Dios La vida de Ester Más allá de la belleza

Más allá de la belleza

802
0
Compartir

“Vosotros pensasteis hacerme mal,
pero Dios lo tornó en bien para que sucediera como vemos hoy,
y se preservara la vida de mucha gente.”
Génesis 50:20

Aileen: Bienvenidas a “Mujer para la gloria de Dios”, quienes les habla es Aileen Pagan de Salcedo y Cathy Scheraldi de Núñez.

MPLGDD es una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría. ¡Les invitamos a suscribirse al canal de YouTube de Ministerios Integridad & Sabiduría, darle “me gusta” a este video y compartirlo para que este contenido sea de edificación para muchos!

Como le anunciamos en el programa anterior, hoy iniciamos una nueva serie sobre una de las mujeres mas relevantes de la Biblia, ¡Ester!

Cathy: Gracias a Dios por todas aquellas que nos apoyan con su sintonía y mensajes.  En verdad es una bendición poder compartir con ustedes. Queremos recordarles de una forma mas que tenemos para compartir con ustedes: a través de algunas preguntas que

estamos posteando en Instagram, para que puedan sacar mayor provecho personal al contenido de MPLGDD. ¡No dejen de responderlas!

Y como siempre, antes de iniciar nuestro estudio, vamos a presentarnos a nuestro Señor, oremos.

Aileen: Antes de adentrarnos en este nuevo personaje bíblico de Ester, quiero resaltar a manera personal la bendición que fue esta última serie que cubrimos sobre Pablo.  Él fue un hombre que se ocupó en gran manera de que el evangelio siguiera siendo difundido, aun después de su muerte. Fue por esto que pasó sus días finales preparando a su hijo en la fe, Timoteo, para que este diera los pasos necesarios para que el evangelio siguiera prosperando. Pablo sabia que dentro de poco, estaría en la presencia del Señor.  

Cuando una persona hace consciencia de la inminencia de su muerte, tiende a valorar mas lo que hace con su vida. ¡De nuevo vemos en Pablo su pasión, dedicación y amor por la causa de Jesús!

Oramos a Dios que cada una de nosotras podamos ser inspiradas y retadas por el testimonio de vida que vemos en Pablo. Mas que imitar a Pablo en si, ¡imitemos como él imitó a Cristo!

Como anunciamos ya, hoy queremos comenzar estudiando la vida de otro personaje bíblico, y esta vez, una mujer: Ester. Ya hemos hecho otros programas sobre ella; sin embargo, lo que pretendemos con esta serie es estudiar mas a fondo el obrar de Dios en medio de su vida.

Cathy: Esto es un reto para nosotras porque ella es un personaje muy famoso.  Todas hemos leído ampliamente sobre Ester en muchas ocasiones. Sin embargo, como Dios es infinito y Su Palabra es viva, Él siempre nos enseña algo nuevo. En esta ocasión, ¡esperamos que podamos también aprender más de Dios mientras estudiamos a Ester!

Ester fue una mujer que pasó por tiempos muy difíciles. Desde muy corta edad, Ester fue una esclava y huérfana y parte del remanente del pueblo judío que permaneció en Babilonia, bajo el imperio persa. Mas, a pesar de su accidentado origen, Dios tuvo grandes planes para con Ester.

Primero que nada, Dios le proveyó a Ester de un excelente padre sustituto en la figura de su primo Mardoqueo. Este la cuidó y discipuló sabiamente durante aquellos tiempos confusos y difíciles. Aun cuando Ester llegó a ser la esposa mas querida del rey de Persia, ella mantuvo un espíritu humilde y sumiso en todo tiempo. Dios, entonces, la uso para salvar a Su pueblo escogido.

Ester fue una mujer muy valiente y el peligro inminente en que estuvo su vida comprometida nunca la paralizo y pudo cumplir con su llamado. Esto fue precisamente lo que la colocó en una posición de heroína.

Aileen: Como hemos dicho en otros programas, para convertirse en un héroe o heroína, debemos tomar decisiones sabias en tiempos de peligro. Cuando nuestro mundo está en paz, todos nos comportamos bien. Es cuando estamos bajo ataque que las convicciones que guardamos en nuestro corazón se manifiestan; las que estén basadas en la Palabra y las propias de nuestro corazón pecador.

Lo que dice el versículo 25 de Proverbios 31 me recuerda a Ester, “Fuerza y dignidad son su vestidura, y sonríe al futuro.” La fuerza que Ester tuvo no fue como la fuerza de la que el mundo nos habla a las mujeres.  El empoderamiento que pregona el feminismo en nuestros días queda corto ante la fortaleza de carácter que surge de un conocimiento profundo de Dios.

Muchas veces creemos que es mejor trabajar en la iglesia o en una organización cristiana y así poder brillar para Dios. Sin embargo, al estudiar la Palabra vemos que, realmente, la luz de Cristo brilla mejor en medio de las tinieblas. Por eso Efesios 5:8 nos explica “porque antes erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz”.

Cristo es la luz del mundo y Juan 1:5 nos dice que “las tinieblas no la comprendieron”. La palabra en griego para “comprender” es “katalambanó” que también significa “vencer”.  Es decir que estos no podían vencer a Cristo por si mismos y, por ende, ¡fue necesario que Jesús fuera quien venciera las tinieblas!

Cathy: En Juan 8:12 vemos donde Jesús nos dice como vencerlas: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” ¡Tenemos que caminar en Su luz! ¿Cómo haremos esto? “Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino.” (Salmo 119:105) Esto lo haremos en obediencia, así como han caminado todos los otros grandes cristianos y como todos debemos hacer hasta que estemos en Su presencia. Ester caminó en el mundo como una creyente obediente. Aun cuando los que la rodeaban vivían sumergidos en el paganismo, incluyendo a su propio esposo.

De hecho, en el libro entero de Ester no se menciona el nombre de Dios en ningún momento, lo cual ha sido motivo de que muchos cuestionen la inclusión de este libro en la Biblia. Aquí no se habla de fe ni de las practicas que representan a Dios como son, por ejemplo, el orar o las alabanzas. Sin embargo, el Dios Omnipotente e invisible está presente en cada pagina.  ¡Solo por la intervención divina se explica la valentía y excelente manejo que tuvo Ester!

Aileen: ¿No es esto así con nosotras también? La mayoría de nosotras convivimos y trabajamos con no creyentes y, aunque Dios es imperceptible para ellos, a través de Su favor, misericordia, amor y gracia, Dios continuamente se hace muy presente en las vidas de Sus hijos. ¡Dios simplemente nos pide que demos a conocer Su nombre y que testifiquemos bien de Él entre todos aquellos que todavía no le conocen!

Este testificar es tan importante porque no es descabellado que, al leer el libro de Ester, una persona no creyente llegue a la conclusión de que Ester simplemente haya sido una mujer con mucha suerte.  Sin embargo, nosotras que SÍ conocemos a este Dios invisible, este Dios que es quien orquesta las circunstancias, este Dios que nos dirige, ¡nosotras como sus hijas SÍ sentimos Su presencia y oímos Su voz!

Cuando estudiamos este libro, y en realidad cualquier otro libro de la Biblia, encontramos tesoros tras tesoros mientras excavamos la historia y vemos el obrar de Dios. En el libro de Ester encontramos, en particular, al Dios poderoso obrando en la vida de una simple mujer, ¡pero de grandes y firmes convicciones!

Cathy: El libro de Ester es sobre el poder del Espíritu Santo obrando a través de una mujer que decide someterse a las autoridades puestas por Dios, en la figura de su tío Mardoqueo y del mismo rey Jerjes. Si bien el proceder de Ester fue con gran astucia, fue también reverente y fiel a Su Dios.

Por experiencia propia, sabemos que es muy difícil explicar, aun a creyentes, cómo escuchar la voz de Dios e identificar que es Él quien nos dirige y no nuestros deseos pecaminosos. Si bien hay algunas ocasiones en cuando no tenemos duda de que el Señor es quien nos está pidiendo hacer algo, también hay otras ocasiones cuando no estamos seguros y necesitamos esperar Su confirmación.

Como veremos, en el caso de Ester fue algo similar a esto lo que ocurrió.  El Señor utilizó a su primo Mardoqueo para guiarla. Estoy segura de que en aquel momento en especifico, inmersa en la vida de la corte del gran imperio babilónico, Ester debió sentir al Señor lejos.  Sin embargo, al ella obedecer, cuando todo fue hecho y dicho, ¡la mano poderosa de Dios se hizo muy evidente!

Esto es lo que Dios quiere que ocurra con nosotras también, que confiemos en Él y le obedezcamos. Dado el desenlace que tuvo la reina Vasti, era de esperar que Ester tuviera miedo de no sobrevivir esta prueba. Sin embargo, Ester confió en su Dios, actúo en consecuencia y, en el clímax de la historia, ¡se pudo dar cuenta de lo que Dios había orquestado!

Aileen: Esto no es diferente para con nosotras; al igual que Ester, nosotras necesitamos caminar por fe y no por vista (2 Corintios 5:7).  La única forma de caminar por fe es como nos enseña Hebreos 11:1, “la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” Cuando nos atrevemos a caminar por fe es cuando vemos la mano poderosa de Dios obrando porque “¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos!” (Romanos 11:33)

Como Dios no piensa como nosotras, nunca entenderemos totalmente lo que Él está haciendo. Sin embargo, mientras más caminamos con Él y en obediencia a Él, en amor se manifiesta Su presencia (Juan 14:21). Si una de nuestras metas es entender a Dios por completo, viviremos frustradas siempre porque el mismo Señor nos dice, “Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos” (Isaías 55:8). Lo que Dios sí nos pide es confiar en Él, y para esto, Él nos lo ha dado todo para hacer esto posible.

Cathy: ¡Así es! Aunque Dios es invisible, Él no es silente y debemos aprender a oír Su voz.

Para entender el propósito del libro de Ester, debemos conocer 5 personajes principales. El primero es el rey que gobernaba Persia al momento de suceder la historia de Ester. En la Biblia se le llama Asuero y los eruditos históricos le llaman también Jerjes I. Al momento de suceder los hechos alrededor de Ester, este solamente tenia 3 años fungiendo como rey. Desde que abrimos el libro de Ester, se nos dice que Asuero fue un rey muy poderoso con un vasto imperio. El versículo 1 nos dice que él reinó desde la India hasta Etiopía, un vasto territorio constituido por 127 provincias. En aquella época, Asuero era considerado un hombre presumido y, como no creyente, carecía de muchas virtudes.

El segundo personaje protagónico en la historia de Ester es la esposa del rey Asuero, la reina Vasti, una reina atípica para su época. Fue una mujer independiente y con una fuerte voluntad que la llevo a no tener miedo de rebelarse contra los deseos de su esposo, ¡lo que precozmente le llevo ha ser condenada a muerte!

Aileen: El tercer personaje es Amán, un hombre orgulloso y malvado que fue engrandecido por el rey al colocarlo en la posición mas alta dentro de su gobierno: la posición de primer ministro.

El cuarto personaje es el primo de Ester, Mardoqueo, quien la adoptó como hija. Él era judío, probablemente nacido en Persia porque Ester capitulo 2:5-6 nos refiere sobre sus ancestros. Aquí nos dice que fue traído al exilio bajo el rey Nabucodonosor, lo cual ocurrió aproximadamente 100 años antes de que sucediera esta historia. Aunque Mardoqueo vivió toda su vida en medio de una cultura pagana, su fe en Jehová fue real y firme. Esto solamente es posible cuando los padres pasan el legado de su fe a sus hijos.

El quinto personaje protagónico es nuestra heroína Ester. Pudiéramos inferir que al rey Asuero le gustaban las mujeres de hermoso aspecto porque la Biblia nos refiere que tanto la reina Vasti como Ester eran mujeres bellas. Sabemos que Vasti fue una mujer bella porque leemos en Ester 1:11 que el rey la había llamado a la fiesta “para mostrar al pueblo y a los príncipes su belleza, porque era muy hermosa”.

Cathy: Sabemos que Ester también era bella porque Ester 2:7 dice, “La joven era de hermosa figura y de buen parecer”. Sabemos que la hermosura de Ester la llevó a ganar el certamen de “Miss Persia” por encima de todas las otras jóvenes vírgenes que fueron llevadas ante el rey.

Sin embargo, Ester no fue solamente bella externamente sino también internamente porque tenia “el adorno incorruptible de un espíritu tierno y sereno, lo cual es precioso delante de Dios.” (1 Pedro 3:4)  Esta historia es tan increíble que si no fuera porque la encontramos relatada en la Biblia, pudiéramos pensar que es un cuento de hadas en donde todos viven felices para siempre, “Una judía, esclava y huérfana llega a casarse con el rey más poderoso del mundo en un país antisemítica”. ¡Esto huele de Dios!

Aileen: Ahora vamos a comenzar a revisar la trama de esta historia de Ester. Siempre recordamos el complot de Amán; sin embargo, la orquestación de Dios comienza desde mucho antes. Leamos en Ester 2:21, “En aquellos días, estando Mardoqueo sentado a la puerta del rey, Bigtán y Teres, dos eunucos del rey, guardianes del umbral, se enojaron y procuraban echar mano al rey Asuero.” Echar mano es una forma bonita de decir que estaban planeando asesinar al rey y “por casualidad” el primo de la esposa del rey, Mardoqueo, escuchó sobre este el plan. Él le informó a su prima inmediatamente y ella, a su vez, le informó al rey. Este ordenó que lo investiguen y hayaron que todo era veráz y “los dos fueron colgados en una horca; y esto fue escrito en el libro de las Crónicas en presencia del rey.” (Ester 2:23)

Cathy: Coincidencia, ¿verdad?

Aileen: ¡No! Esto se llama “diosidencia”.

Cathy: Así mismo, es precisamente como debemos interpretar lo que está ocurriendo en nuestras vidas: siempre con el radar prendido, tratando de interpretar lo que Dios está haciendo en medio nuestro. Nunca entenderemos todo; sin embargo, si no procuramos buscar Sus pasos, nos tomaría mucho mas tiempo conocer Sus propósitos para con nuestras vidas.

Ahora veremos a Arán, quien dada su alta posición esperaba que todo el mundo se inclinara ante él… ¿y quienes creen que no lo haría?

Aileen: Mardoqueo, ¡quien solamente se postraba ante Jehová su Dios!

Cathy: Y, ¿qué hace Amán?

Aileen: Adula al rey para ganar su favor y confianza para luego proponerle un plan que supuestamente haría que su reino ganará mucho dinero: el asesinar a todos los judíos y así exterminar a este pueblo. El rey, enfocado en el dinero y sin discernimiento sobre la profundidad de la maldad del corazón de su ministro, accede a su plan. 

Cathy: Aileen, antes de seguir, quiero pausar y leer Proverbios 6:16-19, “Seis cosas hay que odia el SEÑOR, y siete son abominación para El: ojos soberbios, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, un corazón que maquina planes perversos, pies que corren rápidamente hacia el mal, un testigo falso que dice mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.”

¿De cuantas era culpable Amán?

Aileen: ¡Creo que de todas!

Cathy: Ya entendemos por qué Dios lo juzgo tan severamente. Este fue un hombre de corazón duro y malvado que no tuvo ninguna consideración por nadie.

Aileen: Siguiendo con la trama, Mardoqueo, de nuevo, se enteró de lo que estaba ocurriendo y le avisó a su prima Ester, quien también era judía. Sin embargo, hasta aquel momento, nadie, incluyendo el rey, sabía esto porque Mardoqueo sabiamente le había pedido a Ester de mantener este asunto en secreto (Ester 2:10). Dado el espíritu sumiso que Ester tenía, le obedeció.

Sin embargo, ahora Mardoqueo le pide a Ester que arriesgue su vida al contarle a su esposo la verdad sobre su origen. Pero, antes de seguir, quiero leer el capitulo 3:13-14 para mostrar la fe de este hombre: “Entonces Mardoqueo les dijo que respondieran a Ester: No pienses que estando en el palacio del rey sólo tú escaparás entre todos los judíos. Porque si permaneces callada en este tiempo, alivio y liberación vendrán de otro lugar para los judíos, pero tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para una ocasión como ésta tú habrás llegado a ser reina?” 

Cathy: ¡Mardoqueo no tenía ninguna duda de que Jehová salvaría a Su pueblo!  Reconociendo a la vez, que, para recibir la bendición del Señor, había que ser obediente.

Me imagino lo que Mardoqueo debió sentir… Al cumplir esta petición, Ester podía morir, y en efecto, ¡esta era su hija!

Mardoqueo puso a Dios en primer lugar. ¡Cuánta fe, cuánta firmeza! Esto me trae a la mente lo que Cristo dijo en Mateo 10:37, “El que ama al padre o a la madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama al hijo o a la hija más que a mí, no es digno de mí.”

Aileen: Ante esta gran encomienda, Ester pide a su pueblo que le apoyen en ayuno por tres días. Ella sabía que esta encomienda podía costarle la vida; sin embargo, ella iría ante el rey, a pesar de que esto implicaba ir en contra de la ley.

La trama se complica; después de 3 días de oración y ayuno Ester invita al rey y a Amán a un banquete en su cámara del palacio. Amán presume que es en su honor, mientras Ester le avisa que quiere hacerle una petición. En vez de decírsela esa noche, ella les invita otra vez a cenar la noche siguiente para comunicarles su petición. Al salir del palacio aquella noche, Amán pasó de nuevo delante de Mardoqueo, furioso porque este se seguía rehusando a inclinarse ante él.  Aman, guiado por el consejo de su familia, manda a fabricar una horca con la intención de utilizarla para dar muerte a Mardoqueo.  

Cathy: Aquella noche, el rey no podía dormir y pidió a su siervo traerle las crónicas de la historia de su reino y leérsela. Escuchen lo que le leyeron, precisamente lo que Mardoqueo había informado acerca de Bigtán y Teres, (6:2).  Aun mas, el rey cayó en cuenta de que nunca habían reconocido a Mardoqueo por el bien que este había hecho por el rey.

¿Se dan cuenta de lo que está ocurriendo? Mientras Amán está fabricando la horca, por otro lado, “coincidencialmente”, el rey está leyendo sobre como este mismo hombre salvó su vida y nunca había recibido ningún reconocimiento por su buena obra.

Al otro día, el rey llama a Amán y, en vez de decirle lo que leyó en las crónicas, le preguntó qué él entiende se debería hacer por alguien a quien se quiere honrar. Amán, asumiendo que tal acción será para él, sugiere un trato de rey que recorra la ciudad a caballo con una diadema y vestido de manto.  El rey entonces manda a Amán a hacer esto para con Mardoqueo. ¡Que humillación! Él mismo tuvo que vestir y caminar con Mardoqueo por la cuidad entera.

Aileen: Como todos sabemos, en la segunda cena, Ester entonces reveló su nacionalidad y la trama de Amán para con el pueblo hebreo. ¡Aman en consecuencia terminó ahorcado en la misma horca que había fabricado para Mardoqueo!

¡Waooo! Si no fuera porque esto está escrito en la Biblia, ¡pensaría que el creador de esta historia tenía una mente muy creativa para escribir esta historia! Sin embargo, no es ficción, ¡sino que es una historia real!

Es tan importante, que mientras caminemos en este mundo, ¡procuremos buscar a dónde está la mano del Señor! Francis Schaffer dijo una vez que, si bien Dios es invisible, no es silente. Aunque no escuchemos Su voz audiblemente, con la ayuda del Espíritu, podemos conocer Su voluntad y seguir Sus pasos.

Hasta aquí nos alcanzó el tiempo hoy. Meditemos sobre lo que hemos estudiado y escuchemos Su voz mientras seguimos estudiando Su Palabra esta semana.

No dejen de sintonizarnos en nuestro próximo programa con esta nueva serie de la vida de Ester.

Cathy: Queridas hermanas, recuerden que necesitamos de sus oraciones para seguir llevando el mensaje del evangelio para edificación de Su pueblo, no es un dicho sino una

real. ¡Oremos por el programa Mujer Para la Gloria de Dios¡ ¡Necesitamos la protección

de nuestro Señor!

Aileen: Recuerden seguirnos en Instagram escribiendo a @MPLGDD y en Facebook Mujer para la gloria de Dios. Les esperamos en nuestro próximo encuentro, Dios delante, aquí en Radio Eternidad, impactando el presente con un mensaje eterno.