Inicio Artículos Lobo vestido de oveja con apariencia de piedad

Lobo vestido de oveja con apariencia de piedad

2715
0

También decía: «Por eso les he dicho que nadie puede venir a Mí si no se lo ha concedido el Padre» ( Juan 6:65).

En el programa “Mujer para la gloria de Dios”, las hermanas estuvieron hablando sobre Judas Iscariote, quien formó parte del plan que tramaron los religiosos para apresar a Jesús. Es difícil que nadie sepa quién fue este hombre, pero por si al leer este artículo aún no sabes quién es él, vamos a darte unas cuantas pinceladas de su persona:

  1. Él fue uno de los doce discípulos que vivió con Jesús y lo siguió durante tres años. ( Lucas 6: 13-16 ).
  2.  Presenció el ministerio de Jesús, Sus enseñanzas y Sus muchos milagros. 
  3. Él era el tesorero del grupo y usó esta posición de confianza para robar sus recursos. “y como tenía la bolsa del dinero, sustraía de lo que se echaba en ella” ( Juan 12:6 ).
  4. Judas era hijo de Simón Iscariote, quien había ganado la fama como un luchador por la libertad.
  5. Iscariote, se refiere a Queriot, una región o ciudad en Judea. Según los eruditos, su apellido se refiere a los sicarios, un grupo de asesinos de los más radicales entre los judíos rebeldes, que eran terroristas. Ellos no tenían ningún problema con matar a los romanos o a cualquiera que trabajara con ellos.
  6. El dinero era importante para Judas. Como ya se ha mencionado, era un ladrón, y de acuerdo a Mateo 26:14-15, los principales sacerdotes le pagaron » treinta piezas de plata» por la entrega del Señor Jesús.
  7. Aunque externamente, él parecía igual a los otros discípulos, internamente eran polos opuestos. El Señor lo llamó “un diablo” e “hijo de perdición” ( Juan 6:70 ).
  8. Judas estaba viviendo una doble vida, mientras hablaba en una forma piadosa.
  9. Era un hombre hipócrita y engañador. “Y Judas Iscariote, que llegó a ser traidor” ( Lucas 6: 16b ).

Al observar más de cerca la vida de Judas, según lo descrito por las hermanas en el programa, y al analizar el corazón, debemos reconocer que él recibió todo lo que los otros 11 discípulos recibieron: la misma enseñanza, la misma cercanía con Jesús; y él también estuvo con los otros cuando Jesús les dio poder y autoridad sobre los demonios y para sanar los enfermos, y los envió a proclamar el reino de Dios ( Lc 9:1-6 ). ¿Y qué diferenciaba a este discípulo de los demás?¡Su corazón, que es lo que no podemos evaluar! Los discípulos nunca sospecharon de la doblez de Judas, él se hizo pasar perfectamente como uno de ellos.

Solo Dios conoce las intenciones de nuestros corazones ( Salmo 139:23-24 ) y por ende solo Él puede separar el trigo y la cizaña ( Mateo 13:24-52 ). Y como decía Cathy: “Aunque externamente, él parecía igual que los otros discípulos, internamente eran polos opuestos. Esta es la razón por la que debemos confiar en el Espíritu Santo y buscar oír su susurro en nuestras vidas, para ser capaces de desarrollar el discernimiento. Esta es precisamente la razón por la que yo pongo más énfasis en las acciones de las personas alrededor mío, que en lo que dicen.”  

Como dice Lucas 6:45 “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de la abundancia del corazón habla su boca.” 

Pero cuando estamos delante de “un lobo vestido de oveja con apariencia de piedad”, cubre el mal tesoro de su corazón con palabras de tinte piadoso, para así poder engañar y llevar a cabo sus acciones perversas y destructoras; solo que a veces, “sus hechos hablan más que sus palabras bonitas de aparente justicia.”

Cuando el apóstol Pablo se despidió de los hermanos en Mileto, mandó mensaje a Éfeso y llamó a los ancianos de la iglesia, entre otras cosas les exhortó a tener cuidado de ellos mismos y de la congregación, porque después de su partida, vendrían lobos feroces que no perdonarían el rebaño, que con sus palabras perversas les arrastrarían tras ellos ( Hch. 20: 17, 28-30 ).

El pecado exige que lo mantengamos en secreto, sin embargo, la única forma de salir de su esclavitud es con la confesión. Como ya dijimos, Judas estaba viviendo una doble vida, mientras hablaba en una forma piadosa. Recordemos que los que no son hijos de Dios, se visten de oveja, pero en realidad son lobos rapaces, como dice 2 Timoteo 3:5 “…teniendo apariencia de piedad, pero habiendo negado su poder. A los tales evita.”

Oremos a Dios y pidámosle que nos dé la sabiduría necesaria para no dejarnos engañar por esos falsos cristianos, que tienen una apariencia de santidad, que a simple vista pudieran parecerse a un hijo de Dios, pero que en su corazón son hijos del diablo.

Entonces, ¿de qué manera podemos evaluar nuestro corazón para que no nos engañe?

  1. Ve diariamente a los pies de Jesús, dile que te evalúe, como dijo el salmista en el salmo 139… escudriña, conoce y prueba si hay perversidad en mí.
  2. Ríndete y pídele en oración que te muestre si estás andando rectamente. Arrepiéntete, confiesa tu pecado ( 1 Juan 1:9 ). Apártate y decide caminar en luz e integridad ( Sal 101:1-4 ).
  3. Si eres salva y redimida por Jesús, recuerda Efesios 1:4 “nos escogió en Él antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de Él.”

“Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito. 29 Porque a los que de antemano conoció, también los predestinó a ser hechos conforme a la imagen de Su Hijo, para que Él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 A los que predestinó, a esos también llamó. A los que llamó, a esos también justificó. A los que justificó, a esos también glorificó.” ( Romanos 8:28 )

Dios les guarde sin caída.

Artículo anteriorEl propósito de la navidad
Artículo siguienteUna confabulación contra Jesús
Arquitecta, y madre a tiempo completo desde hace 6 años. Por la gracia inmerecida de Dios, hace 26 años que soy cristiana. Casada con mi príncipe de resplandeciente armadura y madre de tres hermosos niños. Formo parte del equipo de liderazgo de Jóvenes Universitarios (JAD), Ministerio de parejas y colaboró escribiendo para MPGD (Mujer para la gloria de Dios) y Ministerio Ezer, de nuestra iglesia local (La IBI).