Inicio Podcasts Mujer Para la Gloria de Dios Jesús, el Dios de los marginados

Jesús, el Dios de los marginados

1142
0

Aileen: Bienvenidas a Mujer para la gloria de Dios, quien les habla Aileen Pagan de Salcedo, Cathy Scheraldi de Núñez y Mayra Beltrán de Ortiz.

MPLGDD es una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría. Dentro de esta serie sobre Jesús, hoy queremos comenzar con este programa que hemos titulado “Jesús, el Dios de los marginados”.

Cathy: Gracias a Dios por todas aquellas que nos apoyan con su sintonía y mensajes. En verdad es una bendición poder compartir con ustedes. Esperamos que durante el programa podamos reflexionar sobre la respuesta a esta pregunta, ¿reconoces el privilegio de entender el nacimiento del Mesías Jesús? Y como siempre, oremos antes de iniciar.

Mayra: Hasta ahora hemos revisado bien el contexto cultural, social y político del tiempo en que nació Jesús. Además de los personajes de mayor incidencia en aquella época.

A primera impresión, pareciera que Jesús nació en las mismas circunstancias que cualquier mortal! ¡Sin embargo, esto esta muy lejos de la verdad! De hecho, quiero leer como Juan lo describió en el capitulo 1:1,14 “En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios… Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.” 

Aileen: Y Col 1:16-17 añade “Porque en El fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de El y para El. Y El es antes de todas las cosas, y en El todas las cosas permanecen.” La segunda persona de la Trinidad, quien creó y mantiene todo en su lugar, nació de una mujer humilde y bajo circunstancias muy adversas. Realmente todo lo opuesto a lo que debería ser la entrada grandiosa de un rey.

Su nacimiento fue un secreto revelado solo a unos pocos. Y todo esto me recuerda la respuesta que dio Jesús a los discípulos cuando le preguntaron por qué hablaba en parábolas.

Cathy: Déjenme leerlo Mat. 13:11 “Porque a vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no se les ha concedido.” Jesús era 100% hombre y 100% Dios, algo difícil de comprender, pero trascendental el aceptarlo.

La única forma en que este Mesías esperado podía vivir una vida sin pecado, era primeramente al nacer sin una naturaleza pecaminosa. Y luego preservarse sin pecado, y Dios mismo es el único capaz de esto. Sabemos que Cristo caminó en el Espíritu 24/7 porque Pablo nos dijo en Gal. 5:25 “Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.”  

Mayra: Y al conocer mejor el entorno de Jesús en su nacimiento, es que resulta tan interesante leer sobre los Reyes Magos en Mat. 2:1-2 “Después de nacer Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, he aquí, unos magos del oriente llegaron a Jerusalén, diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque vimos su estrella en el oriente y hemos venido a adorarle.” ¿Notan que no eran judíos? Probablemente esto hombres fueron estudiosos de la astronomía de las culturas de Persia y Babilonia. Ahora quiero que veamos la conexión que hay con los judíos. Recuerden que Nabucodonosor, rey de Babilonia invadió a Judá 600 años antes de que naciera Jesús, y se llevó consigo a los judíos más jóvenes, inteligentes en toda rama del saber, dotados de entendimiento y con la habilidad para discernir. Estos mismos judíos enseñaron, astronomía, filosofía, religión, astrología, ciencia y metafísica. Daniel fue uno de estos jóvenes judíos llevado a Babilonia. Él y sus amigos estudiaron las estrellas.

Aileen: Recordemos también que Daniel recibió una visión de que Persia dominaría a Babilonia, y que este reino dejaría a los judíos volver a reconstruir Jerusalén.

Luego Dios interpretó la profecía de Jeremías que decía que la desolación duraría 70 años. Y en oración Gabriel se presentó y dijo “Has de saber y entender que desde la salida de la orden para restaurar y reconstruir a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas y sesenta y dos semanas; volverá a ser edificada, con plaza y foso, pero en tiempos de angustia. Después de las sesenta y dos semanas el Mesías será muerto y no tendrá nada, y el pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario.” (Daniel 9:25-26)

Cathy: Dios profetizó a Daniel y él entendió. Y seguramente otras personas también entendieron la profecía. El plan de Dios desde el principio era que todas las naciones serían benditas a través de la semilla de Abraham.  Este era un mensaje sutil pero real, y por esto fueron los gentiles, quienes conocían y leían sobre las estrellas, los primeros en buscarle. Sin embargo, estos le buscaron en la ciudad, en Jerusalén, donde vivían los reyes, y las personas de importancia de aquel reino.  Sin embargo, como Sus planes no son los nuestros, Él nació de personas humildes en este mundo, más importantes en el reino de Dios.

Y luego Dios llamó a los judíos también, cuando un ángel se le presentó a algunos pastores que cuidaban su rebaño en el campo, durante las vigilias de la noche.

Mayra: Y no quiero que pasemos por alto que las primeras personas que llegaron a ver al Mesías fueron pastores. Apropiadamente, nuestro gran Pastor se presentó primeramente a aquellos que representaban lo que Él haría por nosotras.

Los pastores de aquella época no eran personas educadas, eran considerados sucios, marginados sociales que vivían en el campo con los animales. ¿Y no es así como Jesús también llego a ser considerado por los religiosos? Más, contrario a nosotras, en Dios no hay acepción de personas (Rom. 2:11).  Todos los que vengan a Él, con un corazón sincero que le reconozca como el Salvador, serán aceptados. 

Aileen: Los reyes de la tierra, los religiosos y los estudiosos judíos esperaban un Mesías fuerte, con mucho poder para liberarles del dominio político.  Sin embargo, los simples pastores supieron a quién buscar: a un niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. Los pastores no dudaron del Ángel, dejaron todo lo que estaban haciendo y “fueron a toda prisa, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.” (Lucas 2:16) Y aunque Dios les dio esta revelación a los pastores, estos tuvieron que buscarlo. Y veamos el poder del Señor en el versículo 18: “Y todos los que lo oyeron se maravillaron de las cosas que les fueron dichas por los pastores.”

Cathy: Es más, “Dios ha escogido lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a los fuertes; y lo vil y despreciado del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para anular lo que es;” (1 Corintios 1:27-28)

Dios no se equivoca ni deja nada al azar. Su meta era justamente mostrar que aquellos que fueron rechazados, eran importantes para Dios.

Y observemos la reacción del pueblo. Normalmente las personas marginadas son ignoradas, sin embargo, especulo que al los pastores contar acerca de la asombrosa revelación que recibieron del ángel, estos llamaron la atención del pueblo. Solamente puedo imaginar la pasión con que los pastores relataron lo que habían visto y oído del ángel. Aunque los pastores no eran personas importantes en aquella sociedad, ¡Dios se les presentó a ellos intencionalmente!

Mayra: Notemos que los pastores no solamente le hablaron a las personas a su alrededor, sino también a José y María porque Lucas 2:19 nos avisa que “María atesoraba todas estas cosas, reflexionando sobre ellas en su corazón.”  Más que cualquier otra persona María sabía quien era Jesús. Y de seguro a María le costó entender el curso que habían tomado las cosas, al ver que tuvo que dar a luz al Mesías en la oscuridad de un estable.  Mientras que estos pastores les explicaron cómo la luz del resplandor de la gloria de Dios, les rodeó en las vigilias de la noche. ¿No huele esto a Dios?

Aileen: Como hemos dicho tantas veces, Sus caminos no son los nuestros. Y lo que ocurrió con aquel bebe, Dios encarnado y humano al mismo tiempo, realmente no era compatible. La cosmovisión de Dios y la mente humana vinieron a estar presente en la misma persona de Jesús, y al mismo tiempo. No podía ser solamente Dios, porque era necesario un hombre para representarnos y pagar nuestra deuda.  Mientras que si era solamente hombre, no seria capaz de cumplir con toda la ley . Era necesario que sucediera exactamente así para que se cumpliesen todas las profecías. ¡Solamente un Dios sabio podía engendrar esta solución tan perfecta!

Cathy: Dios había creado un mundo que era bueno en gran manera, sin embargo, la desobediencia de Adán y Eva trajo corrupción.   Desde aquel punto, todo no solamente cambió, sino que además siguió deteriorándose y corrompiéndose cada vez más. La forma de pensar de Dios es opuesta a la del hombre y por ende muchas veces, cuando Dios hablaba a Su pueblo a través de los profetas, el pueblo no lo entendía. Y esto no era diferente cuando Jesús hablaba. Hebreos 1:1-2 nos dice “Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo.”

Mucha gente no reconoce el hilo conductor que atraviesa desde Génesis hasta Apocalipsis. Esta es la historia de la redención de Dios, con su culminación en las obras de Jesucristo.

Mayra: Así es, Génesis 1:1 comienza con Cristo “En el principio creó Dios los cielos y la tierra,” y Apocalipsis termina con la segunda venida del Cristo y con la creación del nuevo cielo y tierra. Escuchemos la oración final en el capítulo 22:20-21 “El que testifica de estas cosas dice: Sí, vengo pronto. Amén. Ven, Señor Jesús. La gracia del Señor Jesús sea con todos. Amén.”

Es tanto así que Apocalipsis 22:22-23 nos muestra claramente a Jesús “Y no vi en ella templo alguno, porque su templo es el Señor, el Dios Todopoderoso, y el Cordero. La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que la iluminen, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.” Estamos estudiando la vida de Jesús porque el es el protagonista de la Biblia entera. Y cuando estudiamos los otros personajes que encontramos en la biblia, lo hacemos enfocadas no en ellas, sino en lo que Dios hizo a través de estos.

Aileen: Sin importar cual libro o historia estudiemos, todas apuntan a Cristo.  Y al estudiarlas desde este enfoque, es que llegaremos a la profundidad de la enseñanza que Dios nos quiere transmitir.  “Los cielos proclaman la gloria de Dios,” (Salmos 19:1) sin embargo, de todas las criaturas, solamente el hombre fue creado para representar a Dios.  Para todos los que hemos entregado nuestras vidas a Cristo, y Él se ha convertido en nuestro Señor y Salvador, Dios les ha dado al Espíritu Santo para morar en nosotras, dándonos el poder y capacidad para no pecar.

Cathy: Por esto necesitamos caminar en Sus huellas y esto requiere que muramos a nuestros deseos, y a todos los pensamientos que tuvimos antes de venir a Cristo, para reemplazarlos con la verdad de Cristo. Por eso Pablo nos instruye en Romanos 12:2 “no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.” Debemos estudiar todo lo que estamos leyendo en la Biblia con el propósito de aplicarlo a nuestras vidas. El llamado es alto, el trayecto es largo, el camino es doloroso, sin embargo, ¡el fruto es delicioso!

A menos de que tomemos la decisión de tomar nuestra cruz y seguir a Cristo, no solamente viviremos en una batalla constante con nuestra propia carne, sino que no podremos disfrutar de la libertad y el gozo que Jesús nos da.  Sin embargo, cuando decidimos ser obedientes a Su voz, Su yugo se vuelve fácil y la carga ligera (Mat. 11:30)

Mayra: Claro, este es el resultado de Cristo obrando a través del Espíritu Santo que mora en nosotras. Y lo que María y José estaban en el proceso de aprender.

Al octavo día del nacimiento de Jesús, José y María lo presentaron para ser circuncidado dando a conocer el nombre oficial del niño, Yeshua o Jesús, que significa Yahweh salva. Este ritual fue hecho para identificar al niño como un hijo del pacto hecho entre Dios y Abraham. Noten el significado de lo que en verdad ocurrió: este bebe que vino fisiológicamente del linaje de Abraham, cumpliendo con un ritual que representaba el pacto de Dios con Abraham.  Cuando en realidad Jesús en si mismo, era el pacto. Jesús era quien haría efectivo este pacto para todos, no solamente para los judíos, sino para todos los que pusieran su confianza en Él!

Aileen: Este es un excelente punto para terminar el programa de hoy. Meditemos sobre lo que hemos estudiado y escuchemos Su voz mientras seguimos estudiando Su Palabra esta semana. Recuerden que necesitamos de sus oraciones para seguir llevando el mensaje del evangelio. Oremos por el programa Mujer Para la Gloria de Dios, y por todos los que predican y comparten la verdad de nuestro Dios. ¡Necesitamos la protección de nuestro Señor!

Cathy: Ya saben que pueden seguirnos en Twitter e Instagram escribiendo a @MPLGDD y en Facebook Mujer para la gloria de Dios. Les esperamos en nuestro próximo encuentro, ¡Dios delante!