Inicio Mujer Para la Gloria de Dios Jesús, Una Vida Única Jesús, Dios y hombre

Jesús, Dios y hombre

283
0
Compartir

“Confía callado en el Señor y espérale con paciencia; no te irrites a causa del que prospera en su camino, por el hombre que lleva a cabo sus intrigas” (Salmo 37:7) 

Aileen: Bienvenidas a Mujer para la gloria de Dios, quien les habla Aileen Pagan de Salcedo, Cathy Scheraldi de Núñez y Mayra Beltrán de Ortiz quien nos estará acompañando a lo largo de esta nueva serie sobre Jesús!

MPLGDD es una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría.

La intención de este espacio es poder estudiar la Biblia, el carácter de Dios y la historia del evangelio centrado en Cristo.  ¡Nuestra meta siempre es proveer las verdades bíblicas que nos forman a la imagen de nuestro Señor!

Mayra: ¡Les invitamos a suscribirse al canal de YouTube de Integridad y Sabiduría, darle me gusta a este video y compartirlo para que este contenido sea de edificación para muchos! El programa de hoy lo hemos titulado “Jesús, Dios y hombre”

Cathy: Gracias a Dios por todas aquellas que nos apoyan con su sintonía y mensajes.  En verdad es una bendición poder compartir con ustedes.

Y la pregunta que queremos hacernos hoy, al iniciar el programa es “¿Cómo Jesús ha cambiado tu vida?”

Mayra: Recuerden que tenemos otra forma más para compartir con ustedes: a través de algunas preguntas que estamos posteando en Instagram, para que puedan sacar mayor provecho personal al contenido de MPLGDD. ¡No dejen de responderlas!

Y como siempre antes de iniciar con nuestro estudio, vamos a presentarnos a nuestro Señor, oremos.

Aileen: En el programa anterior terminamos con la serie sobre el descanso del sábado, el cual las iglesias cristianas guardamos los domingos. Hoy comenzaremos con otra serie, Jesús, Una Vida Única. En el último programa reflexionamos sobre como el día de descanso fue creado para que todos nosotros podamos enfocarnos singularmente en Dios en este día, además de ver cómo la creación fue creada en una jerarquía definida. Primero las cosas físicas de la tierra fueron creadas, luego las criaturas que dominarían lo creado, junto con los seres humanos creados en último lugar. Además del descanso del sábado para adorar a Aquel que domina y controla todo. En esta serie queremos estudiar este Aquel, el creador y controlador de todo que merece y demanda nuestra adoración.

Cathy: El ministerio de Jesús comenzó después de que este fue tentado por Satanás por 40 días en el desierto. Especulo que el hecho de que Satanás se atreviera a tentarle es porque pensó que él tenía la capacidad de hacerlo caer como ya había hecho con Adán y Eva.  Sin embargo, Satanás nunca podrá derrotar a Jesús. ¡Estoy segura de que Satanás sabe que Dios es más poderoso que él, pero como Jesús fue 100% Dios y 100% hombre también, me imagino que este pensó que dada su debilidad humana, ¡podría ganarle la batalla! sin embargo comenzó a darse cuenta de que él no tenía lo que se necesita para poder derrotar a Cristo! 

Mayra: Por eso leemos en Lucas 4:13, “Cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se alejó de Él esperando un tiempo oportuno.” Este no se dio por vencido, sin embargo, especulo que debió intimidarse al darse cuenta de que este hombre no sería tan fácil de derrotar, como si habían sido todos los otros seres humanos que habían precedido a Jesús.  De aquí es que titulemos esta serie “Jesús una vida única”.

Aileen: Tan pronto como Jesús salió del desierto, este comenzó a predicar en Galilea y en Nazaret, en donde entró en la sinagoga en el día de reposo. Este hizo así según la costumbre judía de visitar la sinagoga, en donde al identificarse declaró que quien había llegado, era El Mesías! Imagínense lo que las personas en la sinagoga pensaron cuando Jesús se paró y leyó del libro de Isaías 61:1-2, “EL ESPIRITU DEL SEÑOR ESTA SOBRE MI, PORQUE ME HA UNGIDO PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO A LOS POBRES. ME HA ENVIADO PARA PROCLAMAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y LA RECUPERACION DE LA VISTA A LOS CIEGOS; PARA PONER EN LIBERTAD A LOS OPRIMIDOS; PARA PROCLAMAR EL AÑO FAVORABLE DEL SEÑOR.”

Cathy: Y después cerró el libro, lo entregó al asistente y dijo, “hoy se ha cumplido esta Escritura que habéis oído.” (Lucas 4:21) ¡¡Me imagino que al escuchar esto el silencio allí debió de ser sepulcral!!

Y solamente podemos imaginar lo que los religiosos pensaron al escuchar aquellas palabras. Algo que Jesús mismo predijo diciendo, “En verdad os digo, que ningún profeta es bien recibido en su propia tierra.” (4:24) Aquel era el lugar en donde Jesús creció.  Luego Jesús dio dos ejemplos del tiempo del profeta Elías, cuando este fue mandado a la viuda de Sarepta, y a Naamán el sirio.

Ahora los pensamientos pasaron a la acción porque leemos en Lucas 4:28-29, “Y todos en la sinagoga se llenaron de ira cuando oyeron estas cosas, y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad para despeñarle.”

Mayra: Ellos también entendieron que no tenían lo necesario como para derrotar al Cristo porque leamos en el versículo 30: “Pero El, pasando por en medio de ellos, se fue.”  En aquel momento habían allí un tumulto de hombres airados que querían tirarlo por la cumbre del monte. Mas por encima de la oposición a Él, este simplemente pasó por en medio de ellos. 

Aileen: Jesús continuo recorriendo diferentes ciudades, predicando y curando diferentes personas. Cuando Jesús estaba enseñando, algunos fariseos y maestros de la ley vinieron de todas las aldeas de Galilea y Judea, y de Jerusalén para escucharlo. El reconocimiento dado su poder de sanar enfermos llegó a muchos lugares.  Sucedió que algunos hombres trajeron ante Jesús a un amigo que estaba paralitico en una camilla.  Cuando estos vieron que no podían entrar, dada la multitud de personas presente, decidieron subir a su amigo en la camilla hasta la azotea, y luego comenzaron a romper el techo para bajarlo con la camilla, hasta ponerlo delante de Jesús.

Cathy: Imaginase la escena que se dio en aquel lugar: todos estaban oyendo la predica cuando de repente comenzaron a escuchar los pasos de personas subiendo al techo, ¡con un hombre en una camilla!

Esto de seguro hizo mucho ruido, y luego comenzaron a caerle encima pedazos del techo, hasta que finalmente ven a aquella camilla descender con un hombre acostado en ella. Y recordemos quienes componían aquella audiencia, nada más y nada menos que los fariseos y maestros de la ley!!

Mayra: ¡Veamos la respuesta de Jesús ante aquella escena tan inusual!  Este no se molesta porque le hayan ensuciado su túnica, ni porque haya dañaron el techo de la casa. Sino que, “Viendo Jesús la fe de ellos, dijo: Hombre, tus pecados te son perdonados.” (Lucas 5:20) Las autoridades religiosas inmediatamente entendieron las implicaciones de lo que Jesús acaba de decir porque leamos en Lucas 5:22.

Aileen: Déjenme leerlo: “¿Quién es éste que habla blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?” Esto que sucedió allí debe de ser una lección aun para nosotras hoy en día. Porque la interpretación de lo que estos oyeron fue sesgada, y le hizo perder de vista cuál era la verdad. El Cristo, a quien ellos mismos estaban esperando por generaciones estaba parado en frente de ellos, enseñándoles con toda autoridad, haciendo milagros que solamente Dios podía hacer.  Mas dado sus prejuicios, la impresión de los fariseos fue la de que Jesús estaba hablando blasfemias, estos no pudieron ver la verdad. ¿Cuántas veces nosotras también hemos actuado así? Yo sé que yo lo he hecho. En vez de prestar atención y escuchar lo que nos están diciendo, me dejo llevar por mis prejuicios y deduzco mi propia interpretación, ¡basada en mi presunción!    

Cathy: Suelo ver este tipo de comportamiento prejuiciado en mi consultorio muy frecuentemente. Recuerdo cuando una paciente trajo a consulta un libro escrito por un médico muy famoso, sobre el Lupus.  Siendo las recomendaciones de este doctor  muy diferentes a la de doctores expertos en reumatología.

En los primeros capítulos del libro en cuestión, este doctor habla de todos sus logros personales, y luego pasa a explicar lo que vivió con su esposa por años, a raíz de esta enfermedad de lupus.  Este doctor formuló muchas teorías basadas solamente en las experiencias que vivió con su esposa.  El problema fue que todas sus opiniones fueron formuladas sin respaldarlas por estudios que la probasen.  Si bien este fue un hombre de ciencias, un doctor bien conocido en el área de gastroenterología, no aplicó las mismas reglas de ciencia al escribir este libro. Escribió un libro de reumatología basado solo en sus opiniones, como si estos fueran hechos comprobados científicamente. Dado que este era un reconocido medico gastroenterólogo, esta paciente creyó ciegamente lo que este doctor decía sobre el Lupus.

Si bien leí el libro con una mente abierta, cuando vi que este doctor no documentaba sus opiniones científicamente, expliqué a esta paciente que, aunque pudiera ser que el doctor tuviera razón, aun así teníamos que esperar los resultados de algunos estudios que respaldaran sus nuevos planteamientos.

Mayra: Apropósito quiero que revisemos otro acontecimiento bíblico en donde los fariseos actuaron prejuiciadamente también.  Este fue cuando Jesús estaba comiendo en la casa de uno de los fariseos, que se le acercó una mujer pecadora (una prostituta) quien luego de romper un frasco de alabastro lleno de perfume, se puso a lavar sus pies.  Esta mujer, “llorando, comenzó a regar sus pies con lágrimas y los secaba con los cabellos de su cabeza, besaba sus pies y los ungía con el perfume.” (Lucas 7:38) En la cultura judía de aquel tiempo, era costumbre que cuando alguien famoso visitaba la casa de uno de los vecinos, los demás vecinos podían entrar para oír lo que el invitado de honor estaba diciendo, solo tenían que sentarse contra la pared de la casa. Porque solamente los invitadas formales se sentaban en la mesa junto al invitado de honor. Todos los demás, aunque podían estar presentes, no podían entrometerse en la conversación, ¡y menos aún una mujer que probablemente era prostituta! ¡Al ver aquella escena, me imagino que el anfitrión debió tener gran vergüenza!

Sin embargo, leamos las palabras con las que Jesús respondió al gesto de esta mujer: “Tus pecados han sido perdonados.” (7:48)

Aileen: Sin embargo la reacción de los demás invitados, aunque fue menos hostil que en Nazaret, fue parecida: “¿Quién es éste que hasta perdona pecados?” (Lucas 7:49

Luego de esto, Jesús continuo con su ministerio en los diferentes pueblos, enseñando, sanando a los enfermos, y perdonando pecados.  Su fama se extendía atrayendo a muchos discípulos a quienes Él les mandaba a predicar el evangelio.

Esto llamó la atención de Herodes Antipas o el tetrarca.  Pero antes de entrar en las interacciones de este con Jesús, quisiera hablar un poquito sobre la vida de Herodes Antipas para así entender mejor su paranoia como gobernador. Éste provenía de una familia poderosa pero disfuncional. Aunque le llamaban rey Herodes, nunca obtuvo el título de rey formalmente, simplemente de gobernador de Galileo y Perea.  Este Herodes fue el responsable de la muerte de Juan el bautista y de Jesús.

Cathy: Este fue uno de los hijos de Herodes el grande, y aunque no fue la primera elección de su padre como heredero, sin embargo, cuando sus dos hermanos mayores fueron ejecutados y otro hermano fue condenado por intentar envenenar a su padre, el ya anciano Herodes al revisar su testamento recurrió a su hijo menor Antipas para hacerlo heredero.  Su padre cambió de nuevo su mente, dando el cargo de heredero a su hijo mayor Arquelao.  Herodes Antipas en conclusión, solo recibió el titulo menor de tetrarca. Por esto, aunque no se justifica, podemos entender mejor la razón por la que este se sintió tan amenazado, cuando Juan el bautista lo acusó de casarse con su cuñada. Entenderemos mejor todo esto cuando leamos Lucas 9:7-9.

Mayra: Déjenme leerlo: “Herodes el tetrarca se enteró de todo lo que estaba pasando, y estaba muy perplejo, porque algunos decían que Juan había resucitado de entre los muertos, otros, que Elías había aparecido, y otros, que algún profeta de los antiguos había resucitado. Entonces Herodes dijo: A Juan yo lo hice decapitar; ¿quién es, entonces, éste de quien oigo tales cosas? Y procuraba verle.” ¿Notan que surge la misma pregunta que surgió con los otros 2 acontecimientos? Jesús era un fenómeno y obviamente las autoridades tuvieron emociones encontradas, envidia, miedo, curiosidad.  Estaban perplejos. ¡Sin ir más lejos los mismos discípulos, aunque entendían que este era El Mesías, ellos no entendían que era Dios! ¿Tu crees que Jesús sabia?

Aileen: ¡¡Claro que sí!! De hecho Jesús orquesta algo para que se haga evidente que Él era Dios. Después de un largo día de enseñanza, Jesús les pide que se montarán en la barca para ir al otro lado, y mientras cruzaban el mar de galilea Jesús se durmió en la barca. De repente se levantó una violenta tempestad, y las olas se lanzaban sobre la barca de tal manera que ya se anegaba la barca. Los discípulos entonces lo despertaron y escuchen lo que estos le preguntan: “Maestro, ¿no te importa que perezcamos?” (Marcos 4:38) Esta pregunta me llama mucho la atención porque da a entender que ellos sabían que Él era capaz de evitar la tormenta. Aunque demandaban esto de Él, lo hacían de una manera desconfiada de Su bondad, aun después de todas las sanaciones que le habían visto hacer.

Todos sabemos lo que ocurrió después, Jesús se levantó, “reprendió al viento, y dijo al mar: ¡Cálmate, sosiégate! Y el viento cesó, y sobrevino una gran calma.” (Marcos 4:39)

Cathy: Y Jesús les reprendió acusándoles por no tener suficiente fe. Y ¿qué pasó con los discípulos? “Y se llenaron de gran temor, y se decían unos a otros: ¿Quién, pues, es éste que aun el viento y el mar le obedecen?” (Marcos 4:41)

Para nosotras hoy día es muy fácil criticarlos porque tenemos toda Su revelación, sin embargo, ellos estaban en una tormenta peligrosísima. Aunque los discípulos eran experimentados pescadores, no pudieron controlar la barca, y amedrentarse era lo más lógico. Recordemos además que hasta ese momento estos no habían visto tales manifestaciones de poder por parte de Jesús.  ¡¡No entendían del todo que Jesús era Dios mismo!! Nosotras, que vivimos después de la muerte y resurrección de Jesús, y con la morada del Espíritu Santo que nos ilumina, todavía dudamos de Dios. ¡¡Estos hombres no tuvieron nada de esto!!

Nosotras podemos interpretar Génesis 3:15 después que esto ocurrió, “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; él te herirá en la cabeza, y tú lo herirás en el calcañar.”

Aileen: Aun después de todo lo que Jesús ha hecho, todavía hay muchos que no creen en Jesús, ¡cuanto más los discípulos!

Si no fuera por la iluminación que hoy hemos recibido a través del Espíritu Santo, realmente humanamente no hace sentido que el Dios Todopoderoso y eterno, muriera crucificado en una cruz. ¡Nosotras sí sabemos que Dios no murió, sino que fue Jesús encarnado hombre. Por definición Dios no puede morir! ¡Pero para una mente finita como es la mente humana, esto es difícil de entender!

Solo por la gracia de Dios, por Su misericordia y bondad, Él ha quitado las escamas de nuestros ojos para que podamos entender.    

Mayra: Que bueno es terminar el programa de hoy recordando lo que Cristo hizo por nosotras! No solamente al El morir por cada una de nosotras, sino también al entender Su plan redentor.  Y al aceptar Su amor, entregar nuestras vidas a Él y vivir por Su causa. ¡Es gracia sobre gracia!

¡El conocer Su obrar nos estimula a confiar más en Él y a tener más compasión por aquellos que todavía no lo entienden!

Evaluemos lo que Dios ha hecho en nuestras vidas para crecer en discernimiento, en fe, y que Dios sea glorificado!

Aileen: ¡En el próximo programa continuaremos con la vida de Jesús, el perfecto ejemplo a seguir! 

Queridas hermanas, recuerden la necesidad real que tenemos de sus oraciones para seguir llevando el mensaje del evangelio para edificación de Su pueblo.  Oremos por el programa de Mujer Para la Gloria de Dios, y toda iniciativa por compartir el evangelio.

Cathy: ¡Así es! Necesitamos la protección de nuestro Señor! Y ya saben que pueden seguirnos en Twitter e Instagram escribiendo a @MPLGDD y en Facebook Mujer para la gloria de Dios. ¡Les esperamos en nuestro próximo encuentro en MPLGDD!