Inicio Ocasiones Especiales Sus caminos no son los nuestros – Pastor José Mendoza

Sus caminos no son los nuestros – Pastor José Mendoza

344
0

Pasaje Bíblico: Lucas 19:1-10

Compartir

Hoy ha predicado el Pastor José Mendoza ( Pepe ), quien ha sido prestado por la IBI a The Southern Baptist Theological Seminary, de Louisville, Kentucky,  que preside el Dr. Albert Mohler, para desarrollar un importante proyecto de alcance para toda América Latina. El pastor Mendoza se encuentra en el país precisamente culminando detalles de este gran proyecto, y nos ha traído un mensaje de Dios titulado: Sus Caminos No Son Los Nuestros, basado en Lucas 19:1-10.

Estos pasajes tratan acerca del encuentro de Jesús con Zaqueo, y de las críticas recibidas por Jesús por parte de los fariseos por éste haber ido a almorzar a la casa de Zaqueo, ya que lo consideraban un gran pecador ( era recaudador de impuestos ). Después de Zaqueo haber vencido muchos obstáculos para ver a Jesús, éste lo llamó por su nombre y le pidió ir a su casa. Luego del almuerzo y conversaciones, Zaqueo le dijo al Señor: he aquí Señor, la mitad de mis bienes la doy a los pobres; y si he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado. Viendo esto Jesús contestó: hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Los caminos de Dios son siempre invisibles a los ojos de los seres humanos.  Todos los que con sinceridad desean ver a Cristo, igual que Zaqueo, vencerán cualquier obstáculo y se esforzaran para lograrlo. Cristo ofrece visitar la casa de Zaqueo y donde Cristo va abre el corazón y lo inclina a recibirlo. Zaqueo dio pruebas públicamente de haber llegado a ser un verdadero convertido. No busca ser justificado por sus obras como el fariseo, pero por sus buenas obras demostrará la sinceridad de su fe y del arrepentimiento por la gracia de Dios. Ahora que es salvo de sus pecados, de su culpa y del poder de ellos, son suyos todos los beneficios de la salvación. Cristo ha venido a su casa a traer salvación, igual como vino a este mundo perdido a buscarlo y salvarlo. Su objetivo era salvar, donde no había salvación en ningún otro. Él busca a los que no lo buscan, a los que están perdidos en sus delitos y pecados.

Isaías 55 nos muestra que tenemos un Dios que vive por encima de nuestras expectativas, y en los evangelios vemos también como el Señor se cruza en nuestros caminos cuando Él quiere alcanzarnos.

Los caminos del Señor no los vemos en el ruido de la ciudad, muchas veces nuestros caminos son contrarios a los del Señor, otras veces vemos que nuestros caminos son pasajeros, muchas veces solo queremos ver pasar a Jesús, por curiosidad.

Vemos como el Señor miro hacia arriba, hacia el árbol, y llamó a Zaqueo por su nombre. Así es el Señor, conoce tu nombre y siempre está presente, Él te busca, nosotros no lo buscamos a Él, porque Él pone el querer y el hacer en nuestro corazón. Él cruza sus caminos con los nuestros para transformar nuestra vida.

En el caso de Zaqueo hubo una transformación reconstructiva y pública. De igual manera sucede con nosotros. Inmediatamente tenemos un encuentro con Cristo en nuestra vida se observan cambios públicos, notables, porque Cristo ataca el centro de nuestra desviación y  lo que nos mantiene en esclavitud del pecado. Nos hace cambiar de actitud, nos hace cambiar de caminos, porque nuestros caminos conducen a la muerte, mientras los Suyos conducen a la vida eterna.

El acercamiento con Cristo nos trae transformación de nuestra vida y salvación de nuestra alma. Que el Señor nos muestre Sus caminos y Su voluntad. Bendiciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.