Inicio El espíritu de la apostasía Los falsos maestros y la justicia de Dios (2da parte)

Los falsos maestros y la justicia de Dios (2da parte)

1838
0

Pasaje Bíblico: 2 Pedro 2:10-22

Compartir

Este domingo, el pastor Miguel Núñez predicó el sermón “Los falsos maestros y la justicia de Dios (2da parte)” basado en 2 Pedro 2:10-22.

Hay muy pocos libros de la Biblia que no tratan el tema de los falsos maestros o de la falsa enseñanza de una manera u otra. En Génesis conocimos al primero de los falsos maestros, el mismo Satanás, y su aula de clase fue todo el Jardín del Edén con apenas dos estudiantes, cuya decisión ha sido responsable de todo el desastre de la historia humana. Saltando al Nuevo Testamento, en Mateo 7:15-20 vimos al mismo Señor

Jesucristo advertirnos claramente acerca de esta realidad en el sermón del monte. De acuerdo con nuestro Señor Jesucristo, los falsos maestros no pueden ser distinguidos solamente por sus enseñanzas porque estas pudieran estar muy disfrazadas. Tampoco pueden ser distinguidos por su oratoria porque algunos de ellos son muy capaces. Finalmente, no pueden ser distinguidos por su apariencia ya que algunos de ellos son muy carismáticos con personalidades muy magnéticas. La mejor prueba de un falso maestro son sus frutos y estos se ven en tiempo.

La estrategia de nuestro enemigo es tratar de imitar a nuestro Dios porque esa es la forma más fácil de engañarnos y de desviar nuestra atención. No olvidemos que todo comenzó en el jardín del Edén cuando Satanás logró cambiar la verdad de Dios por la mentira y así ha seguido hasta nuestros días. De hecho, el apóstol Pablo menciona en Romanos 1:25que el origen de la idolatría es el cambio de la verdad de nuestro Dios por la mentira y que de esa forma nosotros terminamos adorando a la criatura en vez del Creador que es bendito por los siglos de los siglos. 

Si lees 2 Pedro 2:10-22 con detenimiento y lo entiendes bien, terminas con los pelos erizados acerca de lo que se dice de estos individuos. Satanás tiene un evangelio falso, falsos maestros (en 2 Corintios 11:13-15), falsos seguidores (2 Corintios 11:26), y eventualmente nos presentará un falso Cristo o falsos Cristos (Mateo 24:24).

Lo primero que Pedro hace en el texto de hoy es exponer la arrogancia de los falsos maestros a los cuales él se está refiriendo. Luego, Pedro pasa a describirnos las consecuencias de dicha arrogancia. En otras palabras, el estilo de vida producido por su orgullo y prepotencia como seguimos viendo hoy.

Compartir
Artículo anteriorLos falsos maestros y la justicia de Dios
Artículo siguienteEl día del Señor
Miguel Núñez
El Dr. Miguel Núñez sirve como Pastor Titular de la Iglesia Bautista Internacional en Santo Domingo y es el presidente y fundador del Ministerio Integridad & Sabiduría, que tiene como visión impactar la generación de hoy con la revelación de Dios en el mundo hispano-parlante.

Leer más...