Inicio Apocalipsis: El juicio de Cristo Contra las Iglesias La gloria del Hijo

La gloria del Hijo

1027
0

Pasaje Bíblico: Apocalipsis 1:9-20

Compartir

Debido a los acontecimientos que están sucediendo últimamente y a la rapidez de los mismos, tanto en el país como en el mundo, la semana pasada el Pastor Miguel Núñez comenzó una serie basada en los tres primeros capítulos del libro de Apocalipsis, tratando los versículos del 1 al 8 del primer capítulo. Esta serie es sobre las implicaciones de lo que esta expresado en estos capítulos, del mensaje del Señor Jesucristo a las iglesias, por eso es titulada: El Juicio De Cristo Contra Las Iglesias.

Este se titula: La Gloria Del Hijo, y está basado en los versículos del 9 al 20 del capítulo 1, los cuales tratan sobre el mensaje de Jesucristo dado al Apóstol Juan para que les escribiera a las siete iglesias de Asia Menor, representadas por los siete candelabros y sus Ministros o pastores representados por las siete estrellas. En dicho mensaje Cristo les pide las iglesias, los ministros y los miembros ser puros y dejar brillar Su luz delante de todos para llevar a otros a dar gloria a Dios. Cristo está siempre en medio de su iglesia, hasta el fin del mundo, llenándolas con luz, vida y amor. A través de estos mensajes Cristo les advierte sobre el individualismo, y pide que vuelvan al amor de la iglesia de los primeros días.

La iglesia primitiva tenía muy claro que la vida cristiana no es individual, pertenecemos a una familia donde participamos de las bendiciones, pero también de las tribulaciones y persecuciones. Y por eso Juan se llama hermano, como todos, y se considera compañero en la tribulación, en la perseverancia y en el reino de Dios.

El juicio que vemos en estos versículos es igual a los mencionados en otros versículos de la biblia, al que Dios ama disciplina. Este juicio a las iglesias es una disciplina. Sin embargo, Cristo está en medio de las iglesias, en medio de los candelabros, como sumo sacerdote intercediendo por ellas porque las ama.

Cristo le pide a Juan que escriba las cosas que vio que sucedieron, cosas que están sucediendo en dichas iglesias y que deben corregir y las cosas que le está diciendo que sucederán con estas iglesias, Su juicio. Este texto nos llama a la sobriedad, a observar la santificación de los santos y de Su iglesia.

Que Dios nos encuentre fieles, y si no estamos totalmente fieles, que nos encuentre humildes y en disposición de recibir Su disciplina, con lo que podremos dar gloria a nuestro Señor y Salvador.

Compartir
Artículo anteriorLAS 10 LEYES DEL PECADO
Artículo siguienteLA LEY Y LA GRACIA
Miguel Núñez
El Dr. Miguel Núñez sirve como Pastor Titular de la Iglesia Bautista Internacional en Santo Domingo y es el presidente y fundador del Ministerio Integridad & Sabiduría, que tiene como visión impactar la generación de hoy con la revelación de Dios en el mundo hispano-parlante.

Leer más...