Inicio Blog El verdadero significado de la Navidad

El verdadero significado de la Navidad

1805
0
Compartir

A veces pensamos lo que significa la Navidad para nosotros, lo que significó para María, para José, para los pastores; pero quisiéramos irnos un poquito más arriba de la ecuación si pudiéramos decirlo, ¿Qué significó para Dios el cumplimiento de la promesa de la llegada del Salvador? ¿Qué significó para Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo la encarnación de la segunda persona de la Trinidad?

El pueblo de Israel tenía cientos de años esperando un Mesías. Sin embargo, el Mesías que ellos estaban esperando no era exactamente el Mesías que les llegó. Ellos estaban esperando un libertador militar que los sacara de la situación sociopolítica en la que ellos estaban porque eran esclavos bajo Roma. Este era un anuncio que se había hecho tan temprano como en Génesis 3:15 donde se habla de que la simiente de la mujer le aplastaría la cabeza a Satanás y que Satanás le heriría en el calcañar (para hacer referencia al momento de la cruz donde Cristo es herido) pero que Cristo resucitaría al tercer día así terminando de aplastar la cabeza de Satanás. Entonces, el pueblo de Israel estaba en espera de esto cuando los ángeles se aparecieron a los pastores haciendo el anuncio de que el tiempo había llegado.

Sin embargo, la segunda persona de la trinidad lo está viendo desde otro ángulo. Dios vino a engendrarse como hombre y a entrar en un útero por nueve meses. Dios Creador, que los cielos no pueden contener, ahora decide ser contenido en un útero por nueve meses para luego nacer. En Filipenses 2 vemos lo que implicó para Él cuando habla de que Él se vació a sí mismo, no de Sus atributos, pero sí dejó Su gloria a un lado, dejó Su alta posición, dejó la adoración de ángeles, serafines, arcángeles. Él dejó todo eso a un lado, se hizo hombre y eventualmente se hizo siervo: nos sirve, cumple la ley y termina en la cruz.

Cristo nació con una misión muy clara: nació para morir. Él vino a dar Su vida en rescate por muchos. Por eso es que la gloria de Dios resplandeció aun cuando la gloria de Dios había partido de Israel como vemos en el libro de Ezequiel. Despues de 400 años de silencio regresa la gloria de Dios porque Jesús nació. Eso es un hecho trascendental y digno de ser recordado y celebrado. Por eso es que esta noticia de los ángeles es tan extraordinaria para los pastores.

Esto también había sido profetizado 700 años antes cuando el profeta Isaías había hablado de este nacimiento, que habría de venir un niño. Ahí vemos la maravillosa obra de Dios en el cumplimiento de Sus promesas, no solamente en lo glorioso de esa noche, sino que afirmaba que Dios es veraz y cada palabra que Él ha pronunciado y cada propósito que Él ha establecido ha de cumplirse. Como diceen Gálatas 4:4, “Pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios envió a Su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley”.

Tomado de la sesión de «Pregúntale tu pastor» en la Iglesia Bautista Internacional (La IBI) con la participación de los pastores Miguel Núñez y Luis Núñez.

Compartir
Artículo anteriorEl día del Señor
Artículo siguienteRenueva tu mente en el nuevo año
Miguel Núñez
El Dr. Miguel Núñez sirve como Pastor Titular de la Iglesia Bautista Internacional en Santo Domingo y es el presidente y fundador del Ministerio Integridad & Sabiduría, que tiene como visión impactar la generación de hoy con la revelación de Dios en el mundo hispano-parlante.

Leer más...