Inicio Poder en la Debilidad El Dinero Prueba Mi Integridad – Pastor Miguel Núñez

El Dinero Prueba Mi Integridad – Pastor Miguel Núñez

655
0

Pasaje Bíblico: 2 Corintios 8:10-24

Compartir

En la continuación de la serie El Poder En La Debilidad del pastor Miguel Nuñez sobre la segunda carta del apóstol Pablo a los Corintios, hoy se predicó sobre los versículos del 10 al 24 del capítulo 8, con el título: El Dinero Prueba Mi Integridad.

La semana pasada el mensaje estuvo centrado en el versículo 9 que trata sobre  la transformación de Cristo de rico a pobre por amor, el cual se utiliza como uno de los principales argumentos de los representantes del evangelio de la prosperidad.

En los versículos expuestos hoy, tal como se dijo la semana pasada, Pablo agradece a las iglesias de Macedonia su actitud y sus gestiones libres para recolectar ofrendas para los hermanos de Roma que estaban en necesidad.  Además, los anima y exhorta a completar la obra de la recolección de las ofrendas que habían suspendido un año antes y para eso les envía a Tito. También les habla acerca de la forma de dar, y de manera personal, él mismo expresa que como administrador de esas ofrendas es extremadamente pulcro, porque no solo debe ser transparente para con Dios, sino también para con los hombres, debe tener siempre buen testimonio. Porque el deber de todo cristiano es actuar con prudencia para evitar, dentro de las posibilidades, toda sospecha injusta.  El carácter puro y la conciencia limpia son un requisito para ser útiles al reino de los cielos. La buena opinión que el prójimo tenga de nosotros debería ser un argumento para que nosotros hagamos el bien siempre.

El corazón del hombre está dispuesto a ser exhortado y animado, pero cuando le tocan uno de sus ídolos se niega. Y el dinero es uno de los grandes ídolos del hombre, no es sólo un medio de intercambio, representa un logro, representa algo importante para él, y se niega a regalarlo, a darlo por algo intangible.  Él cree que al obtener dinero  le suma valor a su persona y quiere disponer de ese dinero como le dicte su corazón, ya sea para gastarlo o guardarlo. Por eso se tituló este mensaje El Dinero Prueba Mi Integridad.

Esta ofrenda la inició la iglesia de Corintos un año antes y Pablo los está exhortando y animando a completar la recolección de dicha ofrenda. Esta exhortación es una opinión personal de Pablo, y les dice que es conveniente para ellos mismo. Es conveniente para ellos porque como tenemos la costumbre de iniciar los proyectos y dejarlos, el completar esta ofrenda sería de buen testimonio para estas iglesias, porque sería destinada al sostenimiento de hermanos de Roma que estaban en necesidad. Además, el Señor se complace en el dador alegre, por lo que era conveniente completar de buena voluntad, libremente, esa ofrenda.

Pablo muestra su integridad en el manejo del dinero diciendo que la recolecta de esta ofrenda es una obra de gracia que Dios, no  un asunto personal, le ha permitido administrar, pero que aún así va a rendir cuentas y por eso manda a Tito a recogerla, y junto con Tito envía otros dos hermanos de excelentes testimonios, probados frecuentemente y encontrados muy diligentes y de confianza de los Corintios, para que ellos no tuvieran pensamientos contrarios . Pablo cuida de su propio testimonio. 

Así como Pablo cuida de su testimonio, también nosotros debemos cuidar el nuestro igual.  Manejar los recursos financieros, dones y talentos que Dios nos da debe ser con pulcritud.

Padre celestial, aumenta nuestra fe y fortalece nuestro carácter para rechazar las tentaciones, vivir pulcramente, siendo de buen testimonio tanto para Ti como para los hombres. Que pongas en nuestro corazón el deseo de seguir creciendo y amando al prójimo para mostrar Tu propio amor. Bendiciones.