Inicio Hasta los confines de la tierra Dolores del crecimiento

Dolores del crecimiento

221
0

Pasaje Bíblico: Hechos 6:1-7

Compartir

El pastor Miguel Núñez continuó con la seria “Hasta los confines de la tierra” con el sermón “Dolores del crecimiento” basado en Hechos 6:1-7.

En la medida de que una iglesia, familia, institución (etc.) crece, esta misma comienza a enfrentar dificultades y dolores fruto del crecimiento. Esto ocurrió en la iglesia la primitiva cuando comenzaron a crecer y, como consecuencia, crecieron sus necesidades y la diversificación de la congregación.

El mensaje de hoy se puede dividir en siete aspectos los cuales nos ayudan ver cómo podemos aplicar el texto a nuestra iglesia y a nuestras vidas:

1. La problemática que surgió en la iglesia primitiva. (Hechos 6:1)

La multiplicación de los discípulos está directamente corralada con el surgimiento de la queja. En este versículo vemos el surgimiento de una división en la iglesia en dos: los judíos helenistas y los judíos hebreos. Estos dos grupos que existían en la misma congregación estaban experimentando problemas ya que un grupo sentía que sus necesidades no estaban siendo cumplidas en la iglesia. Lucas nos deja ver que la queja no surge por un problema del corazón, pero por el crecimiento de la congregación.

Desde la época de Moisés, Dios ha hecho énfasis en que el pueblo debe tener cuidado especial con ciertas personas ya que estos son más vulnerables: los huérfanos, las viudas y los extranjeros. En la época en la cual Hechos fue escrito, las mujeres eran especialmente vulnerables (Santiago 1:27).

2. La propuesta de parte de los apóstoles

La primera conclusión a la cual llegaron era que era necesario priorizar la oración y la ministración de la Palabra porque no hacerlo causaría el daño mayor: mantener a la congregación malnutrida espiritualmente (Hechos 6:2).

La segunda parte de la propuesta fue escoger a siete hombres para encargarse de atender las mesas. Este es el primer momento que vemos una división de funciones en la iglesia (Hechos 6:3-4).

3. La calificación requerida para aquellos que representaban la solución (Hechos 6:3)

Una buena reputación es la opinión que otros tienen como fruto de nuestro caminar con Dios. Estos hombres debían tener estas características listadas en el versículo por que demostraban su caminar con el Señor. Estos hermanos necesitaban tener credibilidad por que representaban a Cristo y porque eran la solución al problema.

Debían:
– Tener una buena reputación porque a Dios siempre le ha importado la opinión que otros tienen de nosotros.
– Ser llenos del Espíritu Santo por que el caminar en el Espíritu produce fruto en el Espíritu.
– Tener sabiduría. Sabiduría no es inteligencia, es entendimiento de la Palabra de Dios y las implicaciones de lo que dice la Palabra.

4. La aceptación de la solución (Hechos 6:5a)

La congregación demostró un espíritu sumiso, respetando la decisión del liderazgo de la iglesia.

5. La identidad de los escogidos

“y escogieron a Esteban, un hombre lleno de fe y del Espíritu Santo, y a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas y a Nicolás, un prosélito de Antioquía;” – Hechos 6:5b

6. La dependencia del espíritu de Dios (Hechos 6:6)

Esa posición de mano representa la necesidad de la llenura del Espíritu de aquel que ha de servir.

7. La bendición de honrar a Dios (Hechos 6:7)

El crecimiento de la iglesia y el crecimiento de la iglesia son dos cosas separadas. Lo que vemos que estaba creciendo aquí era la influencia e impacto de la Palabra en los que la escuchaban.

La iglesia que entiende sus prioridades es una iglesia que también es bendecida por nuestro Dios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.