Inicio Podcasts Mujer Para la Gloria de Dios ¡Una invitación muy especial!

¡Una invitación muy especial!

163
0
Compartir

Aileen: Bienvenidas a Mujer para la gloria de Dios, quien les habla Aileen Pagan de Salcedo, Cathy Scheraldi de Núñez y Mayra Beltrán de Ortiz.

MPLGDD es una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría.

Cathy: Este año, en los días 11 y 12 de noviembre, tendremos nuestro primer Mujeres Por Su Causa con el título: “El Gozo del Señor es mi Fortaleza”, basado en el versículo que encontramos en Nehemías 8:10. Estaremos un grupo de hermanas de diferentes iglesias compartiendo verdades bíblicas que nos alienten a crecer en gozo. ¡Les invitamos a todas!

Antes de iniciar a hablar sobre los detalles de este evento tan especial, vamos a orar.

Mayra: El gozo es un tema del cual seguramente hemos escuchado hablar en repetidas ocasiones a lo largo de nuestra vida cristiana. Sin embargo, me atrevería a decir que muchas de nosotras no hemos realizado un estudio a profundidad sobre este fruto del Espíritu. Por ende, ¡nuestro entendimiento sobre el gozo es más bien superficial y muy probablemente no totalmente bíblico!

Aileen: Escuchamos hablar del gozo como uno más de los frutos del Espíritu Santo y, por tanto, tendemos a asumir que este es un concepto solo del Nuevo Testamento. 

Sin embargo, como vemos, el Antiguo Testamento también nos habla del gozo. Los términos gozo, jubilo y regocijo son utilizados 430 veces en la Biblia y más de 100 veces, es en el Antiguo Testamento, utilizando 15 palabras hebreas diferentes que hacen referencia todas al gozo.  

Cathy: El gozo es un regalo de Dios, es algo que Dios nos da. Aun así, ¡hay una responsabilidad que cae sobre nuestros hombros para que el Señor nos regale de Su gozo en nuestras vidas!

Que mejor forma de profundizar nuestro entendimiento del gozo del Señor, que el reflexionar sobre todo lo que realmente el gozo implica. Por esto es que hoy les invitamos a este evento de PSC, solo para mujeres, y en torno, ¡al GOZO!

Para comenzar a definirlo, pudiéramos decir que el gozo viene de la mano de saber que la plenitud de mi vida está dispuesta por Jesús. Como Romanos 12:12 nos dice, “Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración”.

Mayra, ¿cómo tu definirías el gozo?

Mayra: Para mí el gozo es un don de Dios. Es uno de los frutos del Espíritu Santo en la vida del creyente; es algo que solo Dios hace en nosotros.

El gozo es más profundo que las circunstancias y las situaciones, este arraigado en la dependencia de una relación íntima con Dios. Y tú Cathy, ¿cómo defines el gozo?

Cathy: De acuerdo con lo que ustedes han dicho, y a eso añado que el gozo no es una emoción, sino un estado mental que Dios nos regala cuando somos obedientes y aplicamos Sus mandamientos a nuestras vidas. El gozo es la evidencia del poder de nuestro infinito Dios, accionado por el obrar del ES en nuestras vidas, y forjado a través de un estrecho caminar con Cristo.

Aileen: Obviamente el gozo es algo difícil de explicar aun en los círculos cristianos, por eso les enfatizamos que asistan a Mujeres Por Su Causa, ¡para que aprendamos más sobre este tema del gozo!

Mayra: Muchas veces creemos que estamos perdiendo el tiempo cuando nos enfocamos en servir y cuidar de nuestro hogar y familia. Pensamos que seriamos más eficientes si pudiéramos estar afuera predicando, dando consejería, evangelizando, estudiando o trabajando. 

Sin embargo, donde sea que Dios nos tenga, ya sea soltera o casadas, con hijos o sin hijos, en la casa o en la calle, Dios está trabajando en nuestros corazones y mentes en una forma personal.

Este es parte del objetivo en este Por Su Causa para mujeres: ayudarnos a enfocarnos en Cristo, de tal forma que podamos encontrar gozo y satisfacción en cualquiera que sea el lugar donde Dios nos tenga, ¡hasta mientras cocinamos o limpiamos!

Cathy: ¿Cómo crees que tu propósito tiene que ver con el gozo? ¡Hay tantas cosas y personas que nos pueden robar el gozo! Este es uno de los temas que cubriremos en Mujeres Por Su Causa, “los ladrones del gozo”.

Quiero poner a David como ejemplo de lo que Dios puede hacer cuando permanecemos enfocadas en Dios y viviendo en Sus propósitos.  Aun cuando David estuvo cuidando ovejas, un trabajo no muy respetado en aquellos tiempos, ¡David desempeño con diligencia su trabajo!

Aileen: Fue justo durante este tiempo que David escribió por lo menos 73 Salmos. Como por ejemplo el Salmo 8, escuchemos el versículo 1: “¡Oh SEÑOR, Señor nuestro, cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra, que has desplegado tu gloria sobre los cielos!” ¿Dónde él vio los cielos?, en el desierto pastoreando las ovejas.

Este es un ejemplo de que podemos convertir hasta un tiempo que pudiera ser ocioso, ¡en un tiempo glorioso!

Mayra: Al cambiar nuestra perspectiva, podemos pasar de la queja a la gratitud.

De hecho, en MPSC, tendré la oportunidad de compartir un taller titulado, “La gratitud: Antídoto de la queja”. Elegí esta charla porque como mujeres muchas veces vivimos quejándonos y necesitamos pausar para preguntarnos si esto glorifica al Señor, y aún más si esto agrada al Señor.  ¡Les invito a todas que nos acompañen en este taller y así juntas aprender a dejar de quejarnos de nuestras circunstancias, y en vez cultivar el gozo del Señor en nuestras vidas!

Cathy: Definitivamente la queja es un pecado que nos roba el gozo y amenaza nuestra fe.   Para que un corazón tenga gozo, debe rebosar de gratitud, incluso a pesar de las circunstancias difíciles. En el momento de la salvación, Dios nos llena con Su Espíritu y este mismo Espíritu anhela cambiarnos desde adentro, para que experimentemos Su gozo, el cual va más allá del contentamiento. El gozo viene de adentro, donde solo Jesús mismo nos llena.

Aileen: En MPSC seremos alentadas a partir de lo que la Biblia nos enseña sobre el gozo, en los diferentes roles y etapas que como mujeres cristianas nos tocan vivir, ya sea soltera, casada, con hijos, sin hijos, criando sola o cualquier otro llamado de vida. Parte del objetivo es alentarnos a descubrir Su propósito para que en nuestras vidas se hagan realidad lo que Pablo nos dice en Romanos 15:13, “Y el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo”.

Porque para experimentar el gozo que Dios nos regala y para mantenerlo a través del tiempo, necesitamos persistir en obediencia en un estrecho caminar con Jesús, no solamente leyendo las Escrituras, sino también estudiándola y aplicándola a nuestras vidas.

Escuchemos Juan 14:21, “El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él…”

Mayra: ¡Es en Su presencia donde hay plenitud de gozo! Es decir que el caminar en la voluntad de Dios siempre nos llevara al gozo porque Dios sabe lo que es mejor para cada una de nosotras.

Efesios 2:10 nos recuerda: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.”

¡La responsabilidad de cada una de nosotras es buscar cuáles son estas buenas obras y andar en ellas!

Cathy: Si no experimentamos Su presencia en nuestras vidas, es imposible que sintamos Su gozo. Siendo Dios omnipresente, cuando no sentimos Su presencia es porque nosotras nos hemos alejado y no estamos caminando en obediencia con Él. ¡Porque por Su lado, Dios nunca nos abandona!

Debemos luchar para mantener el gozo en nuestras vidas porque, aunque parezca una contradicción, ¡el tener gozo y paz requerirá luchar contra uno mismo, contra el pecado que hay en nuestros corazones!

Para saber lo que Dios requiere de nosotras, necesitamos conocer a nuestro creador estudiando Su Palabra y meditando sobre ella.

El verdadero modelo de mujer a seguir está en Su Palabra. Tenemos que conocer cuál es Su diseño para la mujer, Sus principios bíblicos y ser capaces de aplicarlos a nuestra vida. 

Todos estos, son de los puntos sobre los cuales estaremos reflexionando en este MPSC 2022.

Aileen: Además, la fe y confianza en Dios viene de pasar tiempo en Su palabra, en adoración y en oración.

Para esto nos ayuda el orar las mismas Escrituras y pedir al Señor enseñarnos donde estas nos aplican en nuestras vidas. Nos ayuda también el pasar tiempo con cristianas con una mentalidad similar, con el mismo deseo de conocer íntimamente a Dios y caminar en obediencia, así como haremos en MPSC. ¡Este será un tiempo para reflexionar en cómo en el gozo del Señor es que esta nuestra fortaleza para enfrentar al mundo!

Mayra: En Hebreos 1:3 leemos que Cristo es el resplandor de la gloria de Dios y la expresión exacta de su naturaleza. Su vida y muerte son un ejemplo de alguien que vino no para hacer su propia voluntad, sino la voluntad de su Padre quien le envió (Juan 6:38).

Mientras mejor obedecemos a nuestro Padre, mayor será el gozo que experimentaremos. A través de la obediencia, Él nos transforma y nuestros deseos y anhelos cambian. Es en esta transformación de nuestro corazón que viene dado el gozo.

Cathy: Por eso decimos que es un cambio de adentro hacia fuera.  Cuando Dios se convierte en nuestro deleite, entonces Él nos da las peticiones de nuestro corazón las cuales se alienan con Su voluntad (Salmos 37:4)

Nuestro Dios es un Dios amoroso que solamente tiene buenos deseos para sus hijas. Por eso el pastor y teólogo Tim Keller dijo que “si nosotras supiéramos lo que Dios sabe, nosotras querríamos exactamente lo que Dios nos da.”

Aileen: Tenemos a un Dios que nos ama más allá de lo que podemos entender. Tenemos a un Dios que es más poderoso de lo que podemos imaginar. Este nos ha asegurado que si ponemos nuestra confiamos en Él, Dios nos ayudará y nos llevará a morar en el cielo, en donde pasaremos el resto de la eternidad junto a Él.

Por eso iniciamos y terminamos diciendo que el gozo no es una emoción, ¡sino un estado de confianza mental en Aquel que nunca nos fallará!

Mayra: ¡El enfoque de nuestra vida para obtener este gozo está en Dios mismo y no en nadie ni en nada de lo que este mundo nos ofrece!

En la cárcel Pablo escribió: “Regocijaos en el Señor siempre” (Filipenses 4:4). Para que Pablo pudiera tener gozo en medio de un encarcelamiento hasta injusto, es porque este no estaba enfocado en su situación, sino en lo que Dios estaba haciendo a través de su encarcelamiento.

Cathy: Luego Pablo nos recuerda: “hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad”. (Filipenses 4:8)

Cuando confiamos en Dios en TODO, ¡entonces tendremos gozo y nuestro gozo será evidente a todos a nuestro alrededor!

Aileen: Como hemos dicho tantas veces, los caminos de Dios no son los nuestros, sin embargo, cuando confiamos en Él en todo, aun en medio de las tribulaciones, esto nos traerá gozo porque estaremos en la voluntad de Dios y Él nos hará sentir Su dulce presencia.

Cathy: ¡Cerramos este tiempo exhortándolas a todas a que nos acompañen en Mujeres Por Su Causa, un tiempo muy especial que Dios ha orquestado para encaminarnos hacia que “El gozo del Señor sea nuestra fortaleza”!

¡Les pedimos que oren por esta Conferencia, por cada charlista, por cada mujer que va a asistir y porque todo lo que hagamos sea para gloria de nuestro Dios!

Mayra: ¡Les esperamos en Mujeres Por Su Causa el próximo 11 y 12 de noviembre 2022, en el Auditorio de La IBI en Santo Domingo!