Inicio Podcasts Mujer Para la Gloria de Dios Una concepción retorcida de la mujer

Una concepción retorcida de la mujer

61
0

Aileen: Bienvenidas nueva vez a MPGD.  Saludos Cathy, Mayra y Aileen quien les habla. Mujer para la Gloria de Dios es una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría.

¡Les invitamos a suscribirse al canal de YouTube de Integridad y Sabiduría, darle me gusta a este video y compartirlo para que este contenido sea de edificación para muchos!

El programa de hoy se titula “Una concepción retorcida de la mujer”. Y la pregunta que nos hacemos para mayor reflexión en nuestras vidas es: 

¿Qué tanto podemos impactar nuestra sociedad, promoviendo el diseño de Dios para la mujer? 

Cathy: Y para tratar estos temas que se han vuelto tan conflictivos en nuestros tiempos, ¡qué tal si empezamos por encomendarnos a Dios, y a la vez darle gracias por este espacio de MPLGDD! 

Mayra: ¡Buena forma de empezar! ¿Porque la verdad es que nos han tocado vivir unos tiempos en donde si sales a la calle a encuestar cómo se define el ser una mujer?, encontraremos muchas respuestas sorprendentes.  ¡¡Y muy lejos del diseño original de Dios!!

Por eso les exhortamos que, si no han escuchado el 1er programa de esta serie, no dejen de hacerlo. ¡Comenzamos a abordar este tema desde el momento en que Dios creo a la mujer en Génesis!

Cathy: La semana pasada evaluamos los hechos que nos muestran cómo Jesús vino para liberar a las mujeres.  Para revindicar el valor que el Dios creador les dio desde el momento mismo en que creo a la primera mujer Eva en el Jardín de Edén.

Y como los caminos de Dios no son los nuestros, Jesús no se limitó a seguir las leyes hechas por hombres, con respecto a cómo la cultura establecía que debía de ser el trato hacia las mujeres. 

¿Saben cuál era el rol principal de las mujeres en el AT? el tener hijos, en pos de multiplicarse y llenar la tierra como Dios les instruyo. 

Aileen: Esto se nota al leer el AT, que la identidad de la mujer era dada a través de los hijos que tenía. Sin embargo, recordemos que en Génesis 1:28 Dios instruyo un propósito dual al tener hijos. No solamente era para ser fecundos y llenar la tierra, sino también para sojuzgadla. Por generaciones, en todo el AT la mujer no había sido incluida en la parte de sojuzgar la tierra, sino que esta función solamente había caído sobre el hombre. ¡Sin embargo, todo cambio a partir de la llegada del Mesías Prometido! 

Mayra: ¿A qué te refieres Aileen?

Aileen: Con su trato reivindicador hacia la mujer, Jesús hizo ver que el rol de la mujer para expandir el reino iba más allá de multiplicarse y tener hijos. 

Cathy: La mujer también tiene la responsabilidad de cultivar un testimonio de vida piadosa, compartiendo el Evangelio y glorificando a Jesucristo. ¡Como así hicieron las mujeres que siguieron a Jesús! 

Ante los ojos de Dios, las mujeres nunca fueron concebidas como seres humanos de 2da categoría. ¡¡De hecho, todos los seres humanos tenemos igual valor para Dios!!

Desde la eternidad Dios concibió que de una mujer fuera concebido el propulsor de la redención mediante la fe: ¡¡el Mesías!! 

Mayra: Solemos pasar por alto lo que está escrito en el AT. Desde un principio Dios predijo que el Mesías vendría de los judíos.  Implícitamente indicando que estos serían liberados de Egipto. 

La historia de cómo Dios uso a Moisés para liberar al pueblo judío, empieza con la historia de su madre Jocabed.  ¡Esta mujer sencilla concibió un plan que no solo preservo la vida de Moisés, sino que lo llevo a vivir al palacio del Faraón!

Aileen: Recordemos que Jocabed, junto con su hija Miriam colocaron estratégicamente a Moisés en una canasta en la parte del rio donde se bañaba la hija de Faraón. Con la intención de que esta tuviera compasión y cuidara de Moisés. 

A lo largo de la historia de la Biblia vemos que, aunque no han sido protagonistas, las mujeres sí han tenido roles significativos.  Por eso muchas veces las hemos pasado por alto. ¡Las mujeres han obrado como “Ezeres” de Dios, dadoras de vida! (Ester, Rut, Judit, etc) 

Cathy: Y si las mujeres somos hechura de Dios, creadas para hacer las buenas obras que Él preparó de antemano para que anduviéramos en ellas, ¡¡entonces confirmamos que este es el plan de Dios desde el principio (Efesios 2:10)!! 

Ahora bien, las malas concepciones o interpretaciones que hemos hecho con respecto al valor dado por Dios a la mujer, es porque NO hemos interpretado la Biblia correctamente. Los planes de Dios nos superan, por eso tenemos que interpretar lo que leemos en la Biblia y lo que experimentamos

¿Y cómo hacemos esto? 

Mayra: Con la ayuda del ES, el cual recibimos al momento de nacer de nuevo (Isaías 55:8). Necesitamos aprender a oír Su voz, empezando por la oración en todo tiempo. Luego estudiando las escrituras, meditando sobre ellas y poniéndolas en práctica.  Buscando interpretar los acontecimientos de la vida por encima del sol. Y también podemos buscar conocer la voluntad de Dios a través de consejería con personas maduras en la fe. 

¡La voluntad de Dios se nos hace más evidente, a medida que intimamos más con Él y le obedecemos mejor!

Aileen: Si hay algo que yo sé, que yo sé, es que Dios quiere comunicarse con nosotras Sus hijas, las del género femenino. Y como Él es todopoderoso, Él es capaz de hacerlo.

¿La pregunta es por dónde empezamos?

Santiago 4:2 nos dice que “No tenéis, porque no pedís” y Mateo 7:8 nos asegura “todo el que pide, recibe; y el que busca, halla;” 

Mayra: Y con respecto a nuestro tema del rol de la mujer, ¿qué podemos concluir de lo que nos compartes Aileen?

Aileen: La información que debemos conocer sobre el rol bíblico dado a la mujer ya está escrito en la Biblia.  ¡Lo que necesitamos es leerla pidiéndole a Dios discernimiento, enfocándonos en los detalles y no solamente en lo que es obvio!

Cathy: ¡Otro punto que quiero enfatizar es que Dios ama al pecador! Dios mismo dejó su trono y se humilló, haciéndose semejante a los hombres para caminar en un mundo caído.  Reconociendo de antemano que el mundo lo rechazaría, torturaría y lo matará, Jesús vino para salvar a Sus enemigos. ¡Pensemos bien en esto! 

Sobre todo, porque cuando tratamos a nuestro prójimo que ha pecado, lo solemos hacer como si sus pecados fueran imperdonables.  ¡Cuando ni Dios nos trata así!

Jesús lo demostró en la forma como El trató a las mujeres!

Mayra: Un ejemplo es la forma en que Jesús trato a María Magdalena. Esta mujer tuvo 7 demonios, y sabemos que Jesús la sanó. Su vida fue transformada (2 Corintios 5:17), paso de ser rechazada por el pueblo, a recibir sanación y salvación.  María Magdalena se convirtió en una seguidora fiel del Mesías. 

Aileen: Otro ejemplo es la mujer que sangró por 12 años, de la cual podemos leer en el libro de Lucas capitulo 8. Dadas las costumbres judías, si sabemos que esta mujer era considerada impura, y por tanto vivía aislada de todos. 

Aun así, ella se atrevió a violar las leyes religiosas, y entrarse en medio de la muchedumbre para tocar el manto de un Rabí ¿Y cómo reacciono Jesús?

Jesús la sanó y también sabemos que la salvó porque la llamó hija. 

¡Oaw! ¿se imaginan el asombro de todos al ver el trato de Jesús?! ¡Por 12 anos ni su familia podía tocarla, y Jesús la llama hija! 

Cathy: ¿Y sabemos el porqué de este trato de Jesús? Porque Dios nunca despreciará un corazón contrito y humillado (Salmo 51:17) ¿Y por qué?  Porque “todo el que pide, recibe; y el que busca, halla;” (Mateo 7:8) Jesús no solamente acepta a la persona de una fe audaz, sino que le encanta contestar Sus oraciones como nos dice en hebreos 4:16 que “acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna.”

Mayra: ¡Somos nosotras quienes no reconocemos Su ayuda! Pero cuando llegamos al punto de reconocer que no somos capaces y vamos donde Aquel que, si es capaz, a Él le encanta bendecirnos. 

De hecho, al estudiar el trato de Jesús con la gente, a las únicas personas a quienes Él no le demostró tanta compasión fueron a las personas orgullosas y soberbias.  ¡Quienes creían que no necesitaban a nadie, como fueron los fariseos!

Aileen: Antes de la caída en el jardín del Eden, Adán y Eva reinaban y sojuzgaban juntos sobre toda la creación. 

El diseño original de Dios era que la mujer complementara al hombre en lo que este necesitara.   Y así mismo también que el hombre complementara a la mujer. Luego, de la caída, como Génesis 3 nos dice, el hombre tendría dominio sobre nosotras las mujeres. ¡El pecado trastornó nuestra mente a tal punto que nos creemos autosuficientes y nos resistimos a ver que necesitamos ayuda el uno del otro! 

Cathy: El propósito de Dios de crear una pareja compuesta por un hombre y una mujer era para que estos trabajaran juntos, reinaran juntos, vivieran juntos, y procrearan juntos. La palabra clave es juntos. ¡Pero todo cambió con el pecado! 

Mas Dios, tuvo un plan de redención desde antes de la fundación del mundo, el cual en su misericordia lo reveló luego de la misma caída. Porque Dios restaurara lo que El creo: ¡mientras el árbol del jardín trajo muerte espiritual y castigo, el madero del Calvario trajo vida espiritual y bendición!

Mayra: ¡¿Quién sino Dios para concebir un plan tan perfecto?! 

Y para entender que tan grave fue la distorsión producida por el pecado, versus la libertad tan maravillosa que luego recibimos a través del sacrificio de Jesús, volvamos al Jardín de Edén. 

Adán y Eva fueron la culminación de la creación; fueron los únicos creados a la imagen de Dios para representar a un Dios perfecto. Fueron creados para ser un equipo, hasta que por la caída comenzó su separación (Genesis 3), y luego llegó la infidelidad y la poligamia (Genesis 4).

Aileen: Poco a poco se siguió deteriorando la concepción original, de la unión de 1 hombre y de 1 mujer. Incluso podemos ver, a través de los planteamientos de los filósofos de aquella época, como fueron distorsionando el rol de la mujer en la sociedad. Por ejemplo, 400 años antes de Cristo, Sócrates planteo que el nacer como mujer era un castigo, porque la mujer era un ser intermedio entre un hombre y un animal.  Por otro lado, Platón, quien recibió las enseñanzas de Sócrates, creía que la mujeres eran una forma degenerada de la perfección varonil.

Cathy: Y peor aún, este también creía que el hombre que vivía fuera de la justicia, como castigo, reencarnaría como mujer. 

Aristóteles, quien fue otro filósofo griego, enseñado a su vez por Platón, creía que las mujeres eran inferiores a los hombres, y necesitaban ser comandadas por los hombres.  Además de ser utilizados como objetos de placer. A tal extremo que los estudiantes de aquellos tiempos eran instruidos a evitar a las mujeres porque estas eran consideradas una distracción y tentación. 

Un orador en el tiempo de Aristóteles, llamado Demóstenes dijo sobre las mujeres en Atenas “tenemos cortesanas para nuestros placeres, jóvenes esclavas para uso diario y esposas para tener hijos legítimos y para ser mayordomas fieles en los asuntos domésticos.”

Mayra: ¡¿No les parece esto increíble?!

La distorsión que hiciera el hombre de las mujeres fue tal que estas pasaron de ser consideradas la corona de la creación, a ser tratadas como objetos. Una de las ideas que nuestros antepasados llegaron a creer fue que la vida venia del semen, donde los seres humanos pequeños eran almacenados. Y entonces la mujer simplemente era la tierra donde la semilla era implantada para crecer y poder nacer. 

Y aunque los romanos desarrollaron una línea de pensamiento un poco más equilibrada sobre el rol de la mujer que los griegos, sin embargo, los romanos también consideraban que las mujeres necesitaban estar bajo el control del hombre.

Aileen: Y ahora, cuando apenas entramos en tema, ¡ya nos toca terminar!

Nos queda claro lo importante que es el conocer la historia para entender los tiempos de cuando Jesús vino.  Y el por qué su trato hacia las mujeres fue tan revolucionario, que hasta los suyos le condenaron. Jesús vino para revindicar a la mujer a la posición original que Dios mismo le dio en el Jardín de Edén!

Cathy: Aprovechemos esta semana para meditar sobre las implicaciones que tienen en nuestras vidas la cosmovisión que el mundo promueve sobre la mujer, versus la que Dios estableció en Su diseño original. Consulten las preguntas que estamos subiendo a Instagram para ayudarles.

Mayra: En el próximo programa seguiremos revisando más específicamente la cosmovisión de la cultura judía sobre la mujer. ¡No dejen de sintonizarnos!  

Aileen: Y recuerden siempre que necesitamos de sus oraciones.  Les 

esperamos en nuestro próximo encuentro, en Mujer para la Gloria de Dios