Inicio Ocasiones Especiales Sanando mis relaciones

Sanando mis relaciones

816
0

Pasaje Bíblico: Filemón 1:1-25

Compartir

El Señor, a través del pastor Héctor Salcedo, nos habla acerca de la importancia de la reconciliación y de mantener buenas relaciones con los demás. En un recorrido por la carta de Pablo a Filemón nos muestra cómo Cristo se exhibe en una nueva vida habitada por él a través de cinco características: 1) Interés de involucrarme en la vida de los demás. 2) Ver las virtudes y contribuciones de quienes me rodean. 3) Ver mis relaciones como una fuente de gozo. 4) Relaciones basadas en amor, no en un deber. 5) Ser parte de una nueva familia, viviendo de forma que evidencie que somos discípulos de Cristo. Este sermón nos reta a amar al prójimo como a nosotros mismos tomando como modelo al Señor Jesús, quien es el medio de reconciliación del Padre para con la humanidad.

Compartir
Artículo anteriorLo que Dios unió, no lo separe el hombre
Artículo siguienteDiscernimiento espiritual
Héctor Salcedo
Héctor sirve como pastor ejecutivo en la Iglesia Bautista Internacional IBI de Santo Domingo, República Dominicana. Es economista de profesión y pastor de corazón. Posee una maestría en Estudios Bíblicos en el tradicional Moody Bible Institute de Chicago. Como economista, cursó estudios de Maestría en Macroeconomía Aplicada en Chile a mediados de los 90's para ejercer dicha profesión durante casi 15 años en el medio económico-empresarial. Ha laborado desde los inicios de la IBI, pasando por diversas asignaciones conforme el crecimiento lo requirió. Desde 2006 es uno de los pastores de la IBI, y desde 2009 lo ha sido a tiempo completo. Entre sus funciones se encuentran el manejo administrativo y financiero de la IBI e Integridad y Sabiduría. Asimismo, está a cargo del Ministerio de jóvenes adultos de la IBI [M-Aquí]. Cuando las circunstancias lo requieren, es una de los pastores que predica en la IBI. De hecho, la enseñanza de la Palabra de Dios es su mayor pasión, sobretodo su aplicación práctica a la vida. Está casado con Chárbela El Hage y tiene dos hijos: Elías y Daniel.