Inicio Sermones La exhortación, una señal de madurez

La exhortación, una señal de madurez

3503
0

La Exhortación, una Señal De Madurez. Es el título del sermón de Miguel Núñez, basado en 1 Tesalonicenses 5:12-13. Aunque no hay evidencias de conflictos entre la congregación y pastores o lideres de Tesalónica, en estos versículos el Apóstol Pablo los exhorta a que reconozcan a los que trabajan con diligencia entre ellos y los dirigen e instruyen en el Señor, y además les pide que les tengan en alta estima, y al final les dice que vivan en paz.

 

Imparte instrucciones que son parte del deber de los cristianos y que los ministros honren al Señor a través de su servicio en la congregación, el cual es advertir y reprobar lo que estuviera mal, además de los buenos consejos.  Porque los ministros procuran el bienestar de las alma de la congregación, y por ellos deben ser honrados y afirmados.

 

La congregación tiene responsabilidades frente a los líderes, porque es parte del carácter cristiano que debemos conformar. Y a la vez es una señal de crecimiento y madurez de la congregración. La congregación debe honrar a sus líderes espirituales, para de esa manera honrar a Dios. De igual manera se nos ordena honrar a padres y madres, a nuestras autoridades y a nuestra esposa. Es un mandato.

 

Nuestro propio orgullo nos dificulta, pone obstáculos, para que no honremos a nuestro líder. Por eso reconocemos más a personas que están fuera de nuestro círculo, porque no representa una amenaza a nuestro orgullo. Porque consideramos que nos humillamos cuando honramos a otro.

 

La razón por la que debemos honrar a los pastores y líderes no es porque sean superiores, sino porque nos dirigen, instruyen y nos ayudan a crecer en el Señor. Es un trabajo para Dios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.