Inicio Sermones Ocasiones Especiales Honrando mi justificación

Honrando mi justificación

3662
0

Debido a que el pastor Miguel Núñez está de viaje invitado a predicar en Brasil, fue suspendida su serie Poder En La Debilidad. En su lugar el mensaje de hoy fue predicado por el pastor Héctor Salcedo, el cual lo tituló: Honrando Mi Justificación, y está basado en la carta del apóstol Pablo a los Romanos, capítulo 12, versículos 1 y 2.

Estos mensajes del pastor Salcedo sobre la justificación de parte de Dios se han convertido en una serie. Semanas anteriores estos mensajes fueron: El Peligro De La Autojusticia basado en Lucas 18, y Celebrando Mi Justificación, basado en el Salmos 32, versos del 1 al 5. Estos mensajes nos han hablado de la justificación, que es el perdón de todo lo malo que he hecho y el regalo de la rectitud de Cristo por lo que no he hecho.

Hoy el mensaje es en base a una exhortación que hace Pablo a los Romanos acerca de la actitud consecuente del creyente. Esta carta del apóstol Pablo tiene la intención de fortalecer la fe de los creyentes y a la vez nos da una serie de principios prácticos para llevar una vida santa que glorifique a Dios, dándole gracias en todo tiempo por habernos aceptado ante sus ojos, que es solo por Su gracia y por medio de la fe en la justicia de Cristo.

De acuerdo a este pasaje, la respuesta esperada por la biblia a nuestra justificacion, es la presentación de nuestros cuerpos como sacrificio vivo a Dios. En el nuevo pacto no necesitamos un ritual de sacrificio, ya Cristo lo hizo por nosotros, pero es necesario que entreguemos a Dios nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra alma, que seamos entero de Dios. En la practica este sacrificio vivo es que tengamos una vida santa, que honremos a Dios día a día.

El pastor Salcedo hace una reflexión acerca de cómo vivimos en sentido general, cómo manejamos nuestros recursos. Si nuestras vidas es un reflejo del sacrificio vivo, de vivir para Dios una vida santa. Si honramos a Dios con nuestra vida. Porque este sacrificio no es para que Dios nos acepte, sino porque ya Él nos ha aceptado, es por Sus misericordias, que tiene el propósito de formar la imagen de Cristo en nosotros, esta formando pequeños Jesús con cada uno de nosotros. Por esta razón estamos en deuda con Dios, agradecidos de Su misericordia, no endeudados con Él, y es lo que debe llevarnos a presentar diariamente nuestra vida a Dios como sacrificio vivo, es nuestro culto racional.

En la practica, la aplicacion que Pablo nos exhorta es a no conformarnos a este mundo, al contrario, que transformemos nuestra mente, nuestra manera de pensar, para que no caigamos en sus tentaciones, en la filosofía de la moda, de la época. Porque el ser humano piensa que puede lograr su felicidad y sus propósitos fuera de Dios. Sin embargo sabemos que es imposible.

Otra reflexión es acerca del manejo del dinero, de nuestras costumbres de consumo, como hacemos negocios. También como respondemos a las dificultades, los sufrimientos. Si respondemos como lo hace el mundo. Igualmente como respondemos a las comparaciones con nuestros amigos, si tenemos vehículos igualmente de costosos, del lugar donde vivimos. Muchas veces respondemos como el mundo nos manda.

Estas reflexiones del pastor Salcedo se convirtieron en una verdadera confrontación de nuestros estilos de vida, de lo poco que reflexionamos en la obra de Dios, que resulta muchas veces en nuestras caídas.

La exhortación de Pablo es que hagamos el esfuerzo de transformar nuestra mente, permitir que Dios moldee nuestro corazón, que transforme nuestra manera de pensar, para no dejarnos llevar por las influencias del mundo.

La manera como debemos hacer estos cambios es, primeramente, entender que a partir de que aceptamos a Cristo como nuestro Señor y Salvador somos propiedad de Dios, por lo tanto Dios esta en absoluto control, tiene que ver con todo en nuestras vidas, hasta las cosas mas sencillas y triviales, absolutamente todo. Entonces debemos hacer de la transformación de nuestra vida una meta, a través de la palabra de Dios, y la iglesia que es un instrumento necesario para esta transformación.

Por ultimo, exhorta a la contemplación de Cristo, su vida, sus sermones y mensajes, que nos manda a estas transformaciones. Podemos desarrollar la mente de Cristo en nosotros, porque Su palabra lo dice.

En esta carta a los Romanos tenemos los primeros 11 capítulos informando lo que Dios hizo por ellos a través de Cristo, y en este capitulo 12 nos da de manera imperativa que debemos transformar nuestra mente para ir formando la imagen de Cristo en nosotros.

Padre celestial, fortalece nuestra fe. Que podamos entregar nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra alma sin reproches a Ti. Que Tu nos guíes a transformar nuestras mentes, a cambiar nuestra manera de pensar para no caer en tentaciones y ser más parecidos a Cristo.

Artículo anteriorEntendiendo por qué sufrimos
Artículo siguiente“LA GRAN COMISION”, no la pequeña sugerencia
Economista de profesión y pastor de corazón. Posee una maestría en Estudios Bíblicos en el tradicional Moody Bible Institute de Chicago. Como economista, cursó estudios de Maestría en Macroeconomía Aplicada en Chile a mediados de los 90’s para ejercer dicha profesión durante casi 15 años en el medio económico-empresarial. Ha laborado desde los inicios de la IBI, pasando por diversas asignaciones conforme el crecimiento lo requirió. Desde 2004 es uno de los pastores de la IBI, y desde 2009 lo ha sido a tiempo completo. Entre sus funciones se encuentran el manejo administrativo y financiero de la IBI e Integridad & Sabiduría. Asimismo, está a cargo del Ministerio de jóvenes adultos de la IBI (M-Aquí). Cuando las circunstancias lo requieren, es uno de los pastores que predica en la IBI. De hecho, la enseñanza de la Palabra de Dios es su mayor pasión, sobre todo su aplicación práctica a la vida. Está casado con Chárbela El Hage y juntos tienen dos hijos: Elías y Daniel.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.