Inicio Mujer Para la Gloria de Dios Jesús, Una Vida Única El yugo ligero que nos ofrece Jesús

El yugo ligero que nos ofrece Jesús

306
0
Compartir

Aileen: Bienvenidas a Mujer para la gloria de Dios, quien les habla Aileen Pagan de Salcedo, Cathy Scheraldi de Núñez y Mayra Beltrán de Ortiz. MPLGDD es una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de La IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría.

Mayra: ¡Gracias por sintonizarnos!

¡Les invitamos a suscribirse al canal de YouTube de Integridad y Sabiduría, darle me gusta a este video y compartirlo!

Cathy: El programa de hoy lo hemos titulado “El yugo ligero que nos ofrece Jesús”.

La pregunta sobre la cual queremos reflexionar hoy es “¿Cómo reconoces que tu alma reposa en Jesús?”

Y antes de iniciar, vamos a orar.

La semana pasada vimos como los fariseos convirtieron el día de reposo en un día difícil, en vez de ser este un día para acercarse al Señor.  En Mateo 11 leemos donde Jesús, hablando con el Padre da gracias por revelar Sus verdades a los niños y no a los sabios. Y luego explica, que nadie puede conocer al Padre, a menos de que el Hijo, Jesús, se los revele.

Mayra: Y luego dice en los versículos 28-30, “Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y HALLAREIS DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera.”

En aquel momento los discípulos habían arrancado algunas espigas para comer, y los fariseos fueron donde Jesús acusándoles de romper el día de reposo.  Luego de escucharlos Jesús les reorienta explicándoles que Él es el Señor de este día, y que Él prefiere misericordia sobre sacrificios.

Aileen: El propósito del día de reposo siempre fue adorar y acercarse al Señor, y que la difícil vida diaria fuera más ligera, porque Él es que hace la carga más ligera. 

Ahora evaluaremos lo que Cristo dijo en el capítulo 11 de Mateo, en los versículos 28-30; antes de decir que vengan a mí, Él reveló quien era, el dueño de todo: “Todas las cosas me han sido entregadas por mi Padre” (:27). Como Él es dueño de todo, Él tiene la capacidad y potestad de hacer lo que Él quiera. ¡Solamente Jesús conoce al Padre y solamente el Padre le conoce a Él.  El llegar a Yahweh no es a través de seguir las reglas de los fariseos, sino a través de una relación personal con Cristo!

Cathy: Por eso Juan escribe en el versículo 14:6, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.”

En Mateo 11 Jesús habló en arameo, y Mateo tradujo la palabra manso como “praus”, que significa agradable y no agresivo. Jesús fue un siervo que no poseyó propiedades y sirvió a otros para ganar su vida.

Me llama la atención que los profetas del AT utilizaban este concepto para describir a los judíos durante su exilio, quienes tuvieron una confianza y paz, descansando en lo que Dios habría de hacer!

Mayra: Aunque lo que diré ahora no está asociado con este evento, me llama mucho la atención que “praus” es la misma palabra utilizada en 1 Pedro 5:4, para referirse al espíritu tierno que las mujeres deben tener con sus esposos.  Leamos comenzando con el versículo 3, “que vuestro adorno no sea externo… sino que sea el yo interno, con el adorno incorruptible de un espíritu tierno y sereno, lo cual es precioso delante de Dios.” Claro que esta es una cualidad preciosa delante de Dios porque es una de las características propias de la mujer, dada por Dios, que le refleja a Él. Es caminar como Cristo caminó siguiendo las huellas del Espíritu Santo.

Aileen: Regresando a Mateo 11, el espíritu de los fariseos era totalmente opuesto al de Cristo. Mas adelante Jesús dijo sobre los fariseos en Mateo 23:5-7, “hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres; pues ensanchan sus filacterias y alargan los flecos de sus mantos; aman el lugar de honor en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, y los saludos respetuosos en las plazas y ser llamados por los hombres Rabí.”

Todos debemos reflejar a Dios, pero obviamente los sacerdotes aún más. Por eso Santiago nos dice en 3:1, “no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos un juicio más severo.”

Cathy: El segundo adjetivo que Cristo usó para identificarse fue “humilde de corazón” y la palabra utilizada en el original es “tapeinos”. Esta palabra significa alguien pequeño, insignificante o inclinado hacia abajo, como los escribas describían a una persona piadosa inclinada hacia Dios. Obviamente Cristo no era pequeño ni insignificante, y por eso debemos preguntarnos entonces ¿por qué Él dijo esto? Noten que no dijo solamente humilde sino humilde de corazón. Es como Pablo nos explicó en Filipenses 2:3-4, “Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.”

Mayra: ¡Si hay alguien que hizo esto a la perfección, este fue Cristo! Él no ganó nada para sí mismo al venir a la tierra, sino que regresó justamente a donde estaba antes de venir.

Por eso Pablo sigue diciendo en el versículo 5, “Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús.” El orgullo es un veneno que mata lentamente, y es tan engañoso que muchas veces ni reconocemos que somos orgullosos. Por ejemplo, los fariseos fueron sumamente orgullosos. 

Jesús dio una parábola en Lucas 18, en donde Él compara a los fariseos con un recaudador de impuestos. Los fariseos se jactaban en sus oraciones de todo lo que hacían, ayunar, diezmar, no adulterar, ni estafar y se comparaban con el recaudador, quien en sus mentes eran de los peores pecadores. Jesús sabiendo esto, les dijo que aquel recaudador que se humilló ante Dios, si fue justificado, y no aquellos que se ensalzaron!

Aileen: Jesús se identificó con las personas a quienes Él vino a salvar, los pecadores. Para ayudar a los humildes, Él se humilló.

No quiero que pasemos por alto, que el orgullo de los fariseos fue porque estos creían que estaban siguiendo los mandamientos de Dios al dedillo. Cuando en realidad los fariseos estaban haciendo lo opuesto.

Un segundo punto que podemos ver en el versículo de Mateo 11:28, es a quien Jesús se está dirigiendo: “todos los que estáis cansados y cargados.” La palabra utilizada en el original para cansados es “kopos”, y esta se refiere a alguien que ha sido golpeado. También se refiere al agotamiento inducido por el trabajo, el esfuerzo o el calor. Tiene el significado de cuando uno está exhausto, como un soldado en una batalla.

Cathy: Por otro lado, la palabra en el original para cargados es “phortizo”, la cual es utilizada al referirse a la acción de enviar un barco o animal fuertemente agobiado por el peso de la carga. Es interesante observar que la primera palabra hace referencia a una acción activa, mientras que la segunda palabra es pasiva, como alguien a quien le han impuesto una carga. Ambas acciones ocurren en la vida en este mundo caído.

Recordemos que cuando Jesús les compartió esta lección, Él había comparado a los judíos con algunas ciudades paganas, advirtiéndoles que si las otras cuidades habían visto y reconocido los milagros que Él había hecho, ya se hubieran convertido. Por tanto, en el día del juicio sería más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que no había visto los milagros, que para ellos que si los habían visto.

Los fariseos, hombres inteligentes, pudieron entender que Jesús estaba refiriendo a ellos. De hecho, en Mateo 23:4 Jesús dijo claramente, “Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre las espaldas de los hombres, pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.”

Mayra: Sabemos que en nuestra condición pecadora se nos es imposible cumplir con los 10 mandamientos, imagínense cuanto más el cumplir con los 613 mandamientos adicionales que los religiosos judíos exigían.

El pueblo judío realmente quería agradar a Dios, pero ante tantos mandamientos estaban desmoralizados y necesitaban un alivio, algún tipo de descanso. Por eso la última parte de la invitación que les hace Jesús dice, “y HALLAREIS DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS.” La palabra original utilizada para descanso es “anapausis” y significa parar algo. Está relacionada a la palabra “shabbat,” el día en que los judíos no trabajan  para buscar al Señor.

Aileen: Dios está interesado en que nosotras descansemos en Él, que caminamos con Él, y que confiemos en Él, para que Él nos pueda dar descanso en medio de un mundo difícil.

Jesús utilizó la metáfora de un yugo por varias razones; una es que para los judíos este era un símbolo de servitud. Por ejemplo, en Isaías 28:2 leemos, “Así dice el SEÑOR de los ejércitos, el Dios de Israel: “He quebrado el yugo del rey de Babilonia.”

La palabra yugo también significaba unión, como leemos en Lamentaciones 1:14, “Atado ha sido el yugo de mis transgresiones, por su mano han sido entrelazadas, han caído sobre mi cuello.”  También yugo tuvo un significado de pesadez por una carga. 

Sin embargo, en esta ocasión Jesús está utilizando la palabra yugo con una connotación totalmente opuesta porque, ¡el ser un esclavo de Cristo nos da libertad!

Cathy: Luego este continua diciendo “aprended de mí,” porque lo que Él estaba diciendo era totalmente opuesto a lo que los religiosos habían establecido. Cuando los religiosos utilizaban la frase “tomad el yugo” esta significaba el ser un estudiante de alguien. El sistema de educación judío era como un mentoreo, a diferencia del sistema educativo que nosotros utilizamos hoy basado en el sistema griego.

El rabí invitaba a un estudiante a pasar todo el tiempo con su maestro escuchando sus enseñanzas, pero también imitándole en todo. Cristo entonces estaba invitándoles a seguirle y así aprender la mejor forma de aprender de Dios. Cristo dijo que su yugo era “chrestos”, lo que significa útil o adaptado a su propósito, para no causar molestia o daño al animal.

Mayra: Como esta era una región agrícola, todos entendían lo que hacía un yugo. Era una viga de madera tallada para descansar sobre los hombros de 2 animales para que estos trabajaran juntos. Siempre se apareaban a un animal fuerte y experimentado, con uno más joven que necesitaba aprender. De esta forma el animal experimentado hacia la mayor parte del trabajo, hasta que el joven ya era experimentado. ¡En verdad qué analogía tan linda!

Cristo nos invita a caminar en pos de Dios aferrados a  Él, quien lleva nuestra carga. Para que luego nosotras también podamos ayudar a otras a cómo depender de Cristo, ¡y llevar las cargas cuando ellas no puedan!

Por esto Pablo nos dijo en Gálatas 6:2, “Llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.” 

Hemos visto entonces que el yugo de Cristo no es una carga de legalismo, sino un descanso para nuestra alma.

Aileen: Jesús nos invita a imitarle, y a aprender cómo Él manejó el estrés, las presiones, las acusaciones falsas, cómo ministró, cómo perdonó.  Cómo a pesar de todo, ¡se mantuvo conectado fielmente a Dios Padre!

Cathy: Finalmente y muy importante, Jesús nos enseñó a cómo rechazar la esclavitud del mundo. Por eso podemos concluir que la vida cristiana, a pesar de todo, ofrece un verdadero descanso al alma, cuando caminamos en el Señor.

Mayra: Tenemos que terminar por hoy y que mejor punto que este que nos llena de esperanza! Cuando caminamos en las huellas de Jesús, nuestra carga es ligera.

No duden en escribirnos sí tienen preguntas sobre los temas que estamos tratando, peticiones de oración o una consulta puntual. Y recuerden siempre orar por el programa Mujer Para la Gloria de Dios. ¡Necesitamos la protección de nuestro Señor!

Aileen: Recuerdan reflexionar sobre las preguntas que estamos posteando en Instagram para así sacar mayor provecho al contenido del programa. ¡Bendiciones y hasta la próxima!

Cathy: Les esperamos en nuestro próximo encuentro, Dios delante.