Inicio Podcasts Mujer Para la Gloria de Dios El impacto del feminismo en la iglesia cristiana

El impacto del feminismo en la iglesia cristiana

155
0

Aileen: Bienvenidas a Mujer para la gloria de Dios, una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría. Quien les habla Aileen Pagan de Salcedo. Saludos

Cathy, como te encuentras hoy?…. 

Y tú Mayra…

Mayra: saludos espontaneo… Expectante de ver como seguimos adelante con esta serie sobre “Las garras del feminismo”

Cathy: El programa de hoy lo hemos titulado “El impacto del feminismo en la iglesia cristiana” y con eso vamos a orar…

Aileen: La semana pasada hablamos sobre las diferentes olas del feminismo. 

Hoy queremos hablar sobre cómo algunas cristianas han distorsionado las Escrituras para darle paso a un “feminismo cristiano”. Al mismo tiempo que el mundo estaba viviendo la segunda ola del feminismo, algunas mujeres cristianas y feministas, promovieron un movimiento paralelo que buscaba establecer las diferencias entre los roles masculino y femenino. 

Mayra: El enfoque de estas feministas cristianas era dentro de la iglesia. Y promovían que las mujeres ejercieran las mismas funciones de liderazgo que los hombres dentro de la iglesia. 

Llegaron a la conclusión de que, dado que las mujeres tenían el mismo valor delante de Dios, los hombres habían malinterpretado la Biblia. 

¡¡Y atención: porque es un ejemplo más que nos ilustra cómo nos afecta la cultura en nuestra forma de pensar!!

Cathy: ¡¡Es increíble como podemos distorsionar la verdad para acomodar la mentira!! 

Estas mujeres pensaron   que la cultura patriarcal había invadida a la iglesia, y por eso los hombres trataban a las mujeres como inferiores, en no permitiéndoles ejercer posiciones de liderazgo. Y si bien hay que admitir que la cultura y el pecado en sí ha invadido y sigue invadiendo a la iglesia, es por eso que muchas cosas se han desvirtuado, sin embargo, la razón del orden dado dentro de la iglesia NO responde a los hombres, sino a los lineamientos claramente establecido por Dios en la Biblia (1 Tim 2:12, 1 Corintios14:34, etc). 

Aileen: ¡Es bueno puntualizar que el orden establecido por Dios dentro de la iglesia no es porque Dios crea que la mujer no es capaz, nada que ver!  De hecho, estamos de acuerdo con las feministas que dicen correctamente que NO
 hay diferencia en el intelecto entre ambos géneros.

¡Este orden divino responde más bien a una forma de enfatizar el dominio que debe ejercer el hombre como principal responsable ante Dios!

Mayra: Y dentro de estas feministas que se levantaron dentro de la iglesia mencionaremos a Mary Daly, feminista radical, teóloga y profesora en la universidad Jesuita en Boston, y quien fuera cancelada por sus publicaciones feministas. 

Cathy: ¡¿No les parece una ironía que personas como estas se definan cristianas?, cuando ni siquiera aceptan de un todo el principio básico del cristianismo?!

Mayra: ¡Claro que sí! ¡Sobre todo cuando sus pensamientos están más alineados con el mundo que con Jesús!  ¡Como fue el caso de Daly, quien fue muy influenciada por Simone de Beauvoir, ya que sus ideas eran muy similares!

Al igual que las feministas seculares, Daly acusó oficialmente a la iglesia por opresión contra las mujeres porque según ella, lo que se encontraba en la iglesia no era igualdad sino una seudo igualdad.  No era una aceptación genuina a las mujeres, sino que la iglesia había formulado su doctrina para atrapar a las mujeres en un rol restrictivo como madre y ama de casa. 

Cathy: ¡De nuevo, los pensamientos del mundo siendo dirigidos por Satanás!

Ciertamente Satanás ha logrado descalificar el diseño de Dios que valida a la mujer como la contraparte perfecta.  ¡La ayuda idónea del hombre, creada para demostrar también virtudes de Dios mismo que Él ha puesto en las mujeres para traerle la gloria a Él, en formas diferentes a como el hombre le glorifica! 

Al estudiar la Biblia, Dios nunca pretendió que la mujer fuera una persona inferior o débil, ni que el papel de la mujer sea menor ni inferior, sino diferente al del hombre.  

Aileen: ¿Saben que Dios dejó en la Biblia instrucciones a las mujeres de cómo ejercer su rol? 

Cathy: ¡Claro! ¡una forma más de Dios enfatizar su importante rol!   ¡El problema radica en que Satanás, con el movimiento feminista a la cabeza, promueve la mentira de que el ser mujer es sinónimo de inferioridad, algo que no es bíblico!

Aileen: La realidad es que la diferencia entre los roles masculinos y femeninos no son simplemente una diferencia cultural como sostienen las feministas, sino que responden al orden de la creación. ¡Porque nuestro Dios es infinito, y nosotros, finitos! 

¡En Él están todas las virtudes de ambos sexos, masculino y femenino, y como nosotros no somos capaces de reflejar todo lo que Él es en una sola criatura, Él creó dos sexos diferentes, ¡cada uno con diferentes características suyas!  

Cathy: ¿Y esto así para que el hombre y la mujer puedan reflejar mejor el carácter de Dios? ¿Para que el mundo tenga una imagen más completa de cómo es Dios?

Mayra: ¡Exactamente! Y esto se llama complementarismo. Al ser portadoras de la imagen de Dios y al haber sido creadas a Su semejanza, la mujer en su rol complementario aporta a cualquier tarea, aspectos del carácter de Dios que ella en su rol puede reflejar mejor que el hombre. Y así mismo el hombre en su rol.

Aileen: ¡Maravilloso Creador!

¿No es esto lo que hace a la mujer única y diferente al hombre? ¿Y lo que le permite servir de complemento perfecto?

Cathy: ¡¡Y la respuesta es un SI rotundo a todas tus preguntas Aileen!!

¡Sin embargo el pecado nos lleva por camino de confusión y mentiras!

Revisemos algunos ejemplos de las mentiras que ha llegado a sustentar este feminismo radical, el cual ha distorsionado   la teología:

1era mentira: Que la actitud hacia la mujer es porque Eva cayó primero y heredamos una naturaleza pecaminosa.  Por tanto las mujeres son vistas como moralmente inferiores y seductoras de los hombres. Sabemos que una de las consecuencias directas del pecado sobre Eva es que su deseo sería para su marido (Gen 3:16).

Aileen: Y escuchen esta otra mentira, que la razón por la cual la iglesia se oponía al control de natalidad y al aborto era para mantener a las mujeres subyugadas.

Cuando la Biblia también nos dice que como consecuencia del pecado, las mujeres tendrían a sus hijos con gran dolor (Gen 3:16). Las feministas siempre han visto a los hijos más como un castigo que como una bendición de Dios (Salmo 127). 

Otra mentira de las feministas es que estas creen que la exclusión de las mujeres en la jerarquía de la iglesia era porque Dios pertenece al género masculino, porque Dios es Padre y Jesús el hijo.  ¡Y en consecuencia los hombres están más cerca de Dios para interceder por las mujeres!

Cathy: ¡Una locura más! ¡¡¡Porque sabemos que Dios es Espíritu y

por tanto no tiene sexo!!! 

Mayra: Estas feministas supuestamente cristianas, también rechazaron la Omnipotencia, Inmutabilidad y Providencia divina porque Dios estaba permitiendo las condiciones opresivas de las mujeres.

¿Se dan cuenta que según estas la raíz del sistema patriarcal en la iglesia era porque los conceptos sobre Dios y la revelación bíblica estaban equivocados? 

¡NEGARON la inerrancia e infalibilidad de la Biblia, limitando el poder de Dios sobre la veracidad de la Biblia!

Cathy: Y pudiéramos continuar citando más mentiras… 

A mediados de los años 1970, las cristianas evangélicas más conservadoras también comenzaron a cambiar la interpretación bíblica. Estas se definieron como feministas bíblicas, y

su creencia es que los hombres y las mujeres son iguales en valor y entonces las oportunidades debían basarse en las habilidades y los llamados individuales, y no en roles establecidos según el género. 

Aileen: Entendían que los roles se decidieran en colaboración y en función de la manera como Dios ha dotado a cada uno, y las preferencias de cada uno. Así debía ser reflejado en la iglesia y en el matrimonio.

Estas feministas bíblicas rechazaron los roles establecidos por Dios y negaron que haya un marco diferente.  Esto se llama Igualitarismo. De aquí que surgiera el que la iglesia pudiera tener pastoras, dejando de lado las enseñanzas bíblicas impartidas por Pablo en Corintios y Timoteo. 

Mayra: De nuevo por desconocer la Biblia, creyeron que los roles jerárquicos indicaban superioridad e inferioridad. En los primeros programas de esta serie explicamos Génesis 1:27, que nos enseña que Dios creo al hombre y la mujer a imagen suya.  ¡Recuerden que al interpretar este pasaje usando las palabras hebreas en el original, queda claro que ambos hombres y mujeres fueron creados con el mismo valor porque ambos fueron creados a la imagen de Dios!

Cathy: El rol de ayuda idónea no fue dado por Dios después de la caída sino desde el momento inicial de la creación.  Y funcionaria perfectamente si no fuera por la naturaleza pecaminosa. Por eso cada mujer viene al cristianismo con ideas erradas dictadas por el mundo.  ¡Y todas creemos que tenemos la razón! 

Aileen: Y por eso Pablo nos instruye en Romanos 12:2 

“No os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.” 

Ahora bien, aquellos que creen en el igualitarismo apuntan a Gálatas 3:28 como su versículo lema para justificar la creencia.  “No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.” 

Mayra: Sin embargo, sabemos que el libro entero de Gálatas fue escrito para clarificar que la salvación es por fe y no por obras. Este capítulo 3 esta específicamente clarificando 

que no solamente la salvación es por fe, sino que los gentiles estaban incluidos en esta misma salvación. Una idea revolucionaria para los judíos de entonces.  De ahí que Gal 3 termine con los versículos 28-29 que Aileen leyó. 

Cathy: Es claro entonces que usar este pasaje para justificar el Igualitarismo saca el texto de su contexto. ¡Y ya hemos hablado de este error tan común!

Otra forma más efectiva de estudiar la Biblia es desde un ángulo panorámico, comparando un libro con otro libro, un pasaje con otro pasaje bíblico. 

Al leer el libro de Gálatas y luego el libro de Filemón, vemos a un Onésimo que escapó ilegalmente de la casa de su amo.  Y Pablo le recomendó a Onésimo volver a la casa de Filemón. 

Aileen: Si los versículos de Gálatas 3:28-29 hubieran estado escrito para definir roles, entonces la recomendación a Filemón era el dejar libre a Onésimo porque este ahora era creyente.  Sin embargo, Pablo le pidió a Onésimo volver a su amo de nuevo. 

Mayra: Independientemente de cómo estudiemos la Biblia, nuestro objetivo debe ser siempre apegarnos a la verdad de Dios, aunque esta sea contraria a nuestros intereses particulares. 

Necesitamos concluir por hoy, y al hacerlo recordemos que la Biblia es inerrante.  ¡Somos nosotras quienes necesitamos someternos a ella, sin tratar de adaptar la Biblia a nosotros porque recuerden: es el corazón nuestro que es engañoso, no el de Dios!

Cathy: En el próximo programa terminaremos con esta serie sobre “Las garras del feminismo”. Y la pregunta que debemos hacernos al ver lo torcida que esta nuestra cultura es ¿qué vamos a hacer al respecto? Recuerden seguirnos en las diferentes plataformas digitales, les esperamos en nuestro próximo encuentro, en Mujer para la Gloria de Dios