Inicio Ocasiones Especiales Cuando Dios parece distante

Cuando Dios parece distante

865
0

Pasaje Bíblico: Salmos 13

Compartir

Este domingo, el pastor Joel Peña predicó el sermón “Cuando Dios parece distante” basado en Salmos 13.

Alguien dijo una vez que lo más difícil del infierno es que la presencia de Dios no estará allí y yo estoy completamente de acuerdo. Como también estoy de acuerdo con que lo mejor que habrá en el cielo es que la presencia de Dios estará allí. Ni calles de oro, ni mar de cristal, ni ningún otro detalle paradisíaco se comparará con tener la misma o una mejor comunión con Dios que la que teníamos antes de la caída.

Así mismo, si consideramos este tiempo antes de la vida eterna, nada se compara con estar cerca de Dios (Salmos 16:11). Sin embargo, así como podemos experimentar un poco de la delicia de estar en su presencia, antes de llegar al cielo. De esta misma forma, podemos experimentar la lejanía y separación de Dios sin llegar al infierno. 

¿Alguna vez has estado allí? A veces, leemos la Biblia y pareciera que las palabras saltarán de las páginas, haciéndose vivas para nosotros, removiendo nuestras almas! Otras veces, leemos el mismo texto y no nos mueve igual. No pasa nada. A veces sentimos que Dios nos oye y contesta nuestras peticiones cuando le oramos. Otras veces, las palabras parecen estar rebotando en las paredes, y nos preguntamos ¿Dónde está Dios? Todos de alguna forma hemos estado o estaremos en momentos como esos. La pregunta que regirá nuestro tema de hoy es: ¿Qué hacer en momentos como esos Cuando Dios parece distante? Exploremos el salmo 13.

El contenido de este salmo se puede dividir en tres partes de dos versículos cada uno: El lamento (v.1-2), la petición (v.3-4) y la adoración (v.5-6).

Compartir
Artículo anteriorTeología palabra x palabra: TEOLOGÍA
Artículo siguienteFinanzas bíblicas
Joel Peña
Ingeniero Industrial de profesión. Realizó estudios de Postgrado en Productividad y Calidad en Santo Domingo donde ejerció su profesión por 13 años. Se desempeña como pastor de los ministerios para jóvenes, que incluye edades desde la pre-adolescencia hasta la etapa universitaria. Realizó una Maestría en Divinidad (MDiv) en Seminario Teológico Bautista del Sur en Louisville, Kentucky. Está casado con Angélica Rivera y tiene dos hijos, Samuel y Abigail.