Inicio Podcasts Mujer Para la Gloria de Dios Cómo superar efectivamente, bíblicamente la depresión

Cómo superar efectivamente, bíblicamente la depresión

415
0

Aileen: ¡Que bueno es poder compartir nueva vez con ustedes en este espacio de MPLGDD! Les damos la bienvenida.

Cathy Scheraldi de Núñez (saludo espontaneo), Mayra Beltrán de Ortiz (saludo espontaneo) y Aileen Pagan de Salcedo.

Recuerden que pueden ver y compartir todos los podcasts de MPLGDD en la pagina de YouTube del Ministerio I&S. Este programa lo hemos titulado “Como superar bíblicamente la depresión”

Cathy: Gracias a Dios por

bendecirnos con su sintonía y mensajes, no damos esto por sentado!

Vamos a empezar en oración dando gracias por todas las que nos apoyan, y para entregarle este tiempo al Señor, oremos (Mayra)

Cathy: En las ultimas semanas hemos venido desarrollando esta serie “Un túnel llamado depresión”. La depresión es una de las enfermedades mas comunes del siglo 21, las estadísticas indican que hay mas de 300 millones de personas que sufren de algún tipo de depresión.

Mayra: ¡Ya sabes que si estas padeciendo de algún tipo de depresión, no estás sola! ¡No tengas miedo de buscar ayuda y abrir tu corazón!

Al estudiar sobre este tema de la depresión, pudimos revisar que hasta la Biblia, desde muy temprano, nos refiere de importantes personajes que se deprimieron. Todos los seres humanos, cristianos o no, vivimos en un cuerpo caído que se enferma. Por lo tanto, los cristianos no están inmunes a también ser perturbados por sus emociones.

Aileen: Como hemos revisado en esta serie, Moisés se deprimió, Elías se deprimió, ¡Noemí, Jonás, David y pudiéramos continuar con el listado de personajes bíblicos que se deprimieron! Todos hombres y mujeres de fe a quienes Dios uso grandemente. Sus momentos de debilidad, en que cayeron en depresión, no los descalifico. ¡No te avergüences porque estas deprimido!

Recordemos que para los que servimos al Señor, Su gracia nos basta, ¡pues Su poder se perfecciona en nuestra debilidad porque Su poder permanece en nosotros! (2Cor 12:9)

Cathy: El sufrimiento causado por la depresión nos ayuda a hacernos una mejor conciencia de lo débil que somos. ¡Y si la enfrentamos aferrándonos a nuestro Salvador, la depresión nos forzara a depender más de Dios y a aprender a confiar más en El!

De hecho, un punto que hallamos en común entre todos los personajes bíblicos que revisamos que sufrieron de depresión, es el hecho de que ninguno de ellos dudaron de la soberanía de Dios, ni buscaron otras fuentes, que no fuera Dios, para calmar su dolor.

Si alguna de las hermanas que nos escucha esta pasando por un tiempo de depresión, clama a Dios y permite que El te revele como esta tu corazón. Pídele a Dios gracia y misericordia, para que puedas escucharle aun por encima del ruido que produce en ti la depresión. Es posible que, aunque no sea un pecado en si mismo, sí encuentres problemas espirituales que contribuyan o incluso te causen depresión.

Mayra: Ojo: la depresión no suele aparecer de un momento a otro, sino que diferentes factores van provocando una espiral depresiva. La depresión solo promueve mentiras en nuestra mente, que nos desvían de la verdad de Dios. Por eso vamos a comenzar por compartirles esta 1era pauta en el manejo de la depresión, y es el hacer introspección para identificar aquellas practicas que tenemos, desde incredulidad, conversaciones vanas, y hasta el manejo de los problemas personales, que puedan promover la progresión de una depresión en mi

Aileen: Aun en el mundo de las ciencias, los estudiosos de la conducta humana reconocen que el enojo, el resentimiento o falta de perdón, y los celos pueden contribuir al desarrollo de una depresión. Y sí al iniciar esta introspección, resulta que identificamos patrones pecaminosos, entonces necesitamos confesarlos y arrepentirnos.

Se trata de perseverar en creer que parte de las buenas nuevas que recibimos en Jesús, es que Dios es muy paciente y esta dispuesto a perdonar y comenzar una y otra vez con Sus hijos arrepentidos

 Al acudir al evangelio de nuestro Señor Jesús, encontraremos completo perdón, amor, esperanza y gozo (1 Juan 1:9).

Cathy: Y de esta primera pauta, entonces surge la 2da pauta: y es el evaluar ¿cómo anda mi relación de intimidad con Dios? ¿He dejado de orar? muy posible que en este tiempo sientas a Dios lejos, y hasta que no comprendas cómo Dios se interesa por ti. La realidad es que la Biblia nos aclara que somos nosotros quienes nos alejamos de Dios. ¡Sus hijos siempre podemos tener la certeza de que Dios está por nosotros!

Aun si se diera el caso en que experimentas un gran sentido de culpa porque hayas pecado gravemente, o un dolor muy profundo que te aíra contra Dios, aférrate a Jesús porque El es la medicina mas efectiva para toda depresión, ¡sin importar su origen!

Aileen: Por eso, aun cuando todo anda bien debemos mantenernos alerta porque vivimos en una guerra espiritual. Y las personas que tienden a ser depresivas suelen ser mas vulnerables a creer las mentiras de Satanás que les hacen dudar de su fe.

Mayra: De aquí surge la 3era pauta que les sugerimos para lidiar con la depresión. Y esta 3era es el arma mas efectiva que tenemos para luchar en contra de los pensamientos depresivos: llenar nuestra mente con la Palabra de Dios. Porque como nos dice Salmos 19:7 “La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo”.

En la Biblia encontramos pasajes que nos recuerdan el propósito de nuestro sufrimiento (Gálatas 5, Mateo 22). Pasajes de solidaridad que nos ensenan que no somos los únicos depresivos (Hebreos 11). Pasajes que nos animan a perseverar y resistir bien en medio del sufrimiento (Romanos 5, Santiago 1). También encontramos pasajes que nos narran con detalles todo el sufrimiento que tuvo que pasar Jesús, el varón de dolores (Isaías 53 y Marcos 14).

Cathy: De hecho, el familiarizarme con todos estos pasajes, es lo que nos va a ayudar a superar todas las mentiras que alberga mi mente, y tener una perspectiva bíblica de mi condición.

Aileen: ¡Exactamente! Y así como Pablo nos dice en Fil 3:12, recordarnos que no somos nosotros quienes nos asimos de Jesús, sino que es Jesús quien nos ha sido para siempre. Promesas como estas fueron las que en su momento, me sacaron del hoyo de la depresión

Mayra: Algo mas en que nos ayuda la Biblia es al hablar con Dios, sobre todo en los días en donde la tristeza causada por nuestra depresión no nos permite formular palabras. Apoyarse en el poder de la oración es otra estrategia muy efectiva en nuestra guerra espiritual.

Para empezar, los Salmos son muy útiles para alinear nuestro corazón en oración con Dios. El Salmo 86 o el 88 por ejemplo, pueden perfectamente ser una oración personal al Señor. Además, el Espíritu Santo, que intercede por nosotros, nos ayudara a desarmar todo pensamiento depresivo. Y Dios por su lado, nos asegura que Él siempre nos escucha.

Cathy: Puede ser que algunas que nos escuchan y que están sumergidas en la depresión, entiendan que no tienen la capacidad de salir de este túnel depresivo. ¡Yo más que nadie las entiendo porque estuve ahí por varios años!

Pero dada Su fidelidad, la depresión no me robo la esperanza. Dios fijo en lo profundo de mi corazón la verdad de que la esperanza dada en Jesús, junto con el regalo de la salvación, es algo que nunca se pierde. (Efesios 2:9, 1 Tes 5:8)

Y aunque el progreso fue lento, al tocar fondo un día comencé insegura y tambaleante a dar un pasito cada día. Así fue que inicie el camino hacia la mejoría, solo persistiendo en dar 1 paso a la vez.

Recuerda que no estas sola, somos muchos los que hemos recorrido este camino de la depresión. Hoy por la fidelidad y compasión de Dios, estamos bien.  Y no solo bien, sino que estamos mejor que antes porque hemos sido renovados, ¡hemos crecido en fe!

Aileen: La misma Biblia nos enseña que llegamos a ser lo que pensamos (Prov. 23:7)

Nuestro cuerpo físico se va desgastando, es ley de vida en este mundo caído. Sin embargo, las tribulaciones filtradas y manejadas a través de la Palabra de Dios, nos renuevan y nos llevan a valorar lo que es eterno (2 Co. 4:16-18).

Mayra: Hagamos uso de todos los recursos que Dios nos muestra sobre la perseverancia, en medio de la dificultad. Y uno de estos recursos es nuestra 4ta pauta: la oración.

Como ya nos mencionó Mayra, podemos hasta usar los mismos textos bíblicos para orar, porque estos nos ayudan a poner palabras en nuestra mente cuando por nosotros mismos, estamos tan desanimados que ni siquiera hallamos palabras para orar.

Podemos empezar orando los Salmos, cuando el salmista transmite sus sentimientos de tristeza con un gemido extraordinaria (Salmo 6, 23, 27, 40, 43).

Cathy: Y cuando en medio de la depresión oremos, pidamos hasta por lo mas básico y es que el Señor restaure nuestro gozo. Procuremos orarle que atice nuestro amor por El, que nos ayude cada día a percibir Sus bondades, a enumerar los motivos por los cuales dar gracias.

De diferentes formas y en diferentes textos de la Biblia, Dios nos exhorta a que clamemos a El, que le pidamos a El, que le presentemos nuestras oraciones porque El siempre nos escucha.

Y yo hoy puedo dar testimonio de primera mano de que esto es real porque en medio de mi depresión le clame y El me respondió. No en mi forma ni en el tiempo que yo quería, pero El escucho mi clamor.

Aileen: Una 5ta pauta para lidiar con la depresión, es el entender que no podemos aislar lo espiritual de lo físico porque somos cuerpo, mente y espíritu. Lo que comemos, cómo pensamos, y lo que hacemos puede contribuir a experimentar un trastorno de depresión. Y si luego de estar por un tiempo, aplicando a nuestras vidas las primeras 4 pautas que hemos compartido hasta ahora, vemos que nuestra depresión persiste, entonces debemos consultar a un médico. En varias ocasiones a lo largo de esta serie sobre la depresión hemos mencionado que hay disfunciones a nivel fisiológico que pueden promover una depresión. El equilibrio que debe existir en nuestro cerebro entre las diferentes sustancias químicas puede afectarse hasta por una ingesta inadecuada de nutrientes. Cathy, como doctora en endocrinología nos puede tratar mejor este tema.

Cathy: Ciertamente Aileen es así como mencionas. Y por eso es bueno consultar a un medico si se esta experimentando depresión por un tiempo prolongado, y a pesar del esfuerzo, no muestra mejoría.  

Una persona puede experimentar una depresión por razones tan sencillas como lo es una dieta desequilibrada, por la falta de sueño (menos de 7 horas), o hasta falta de ejercicio. Así como también la depresión puede ser promovida por un mal mayor como una enfermedad, un mal funcionamiento del cuerpo, alteraciones hormonales y otras disfunciones propias del cuerpo caído. Por eso inicialmente es bueno consultar a un endocrinólogo y/o psiquiatra que revise nuestro cuerpo para comprobar si hay algo que no funciona bien. Y de así considerarlo el medico, si es necesario que se indique a algún suplemento, vitaminas o medicamento antidepresivo.

Mayra: En este sentido vale aclarar que no hay ningún medicamento antidepresivo que por si solo sane una depresión, y sea la cura para todas las variables que producen la depresión. El tratamiento para la depresión debe ser integral entre medico de cabecera, psiquiatra, psicólogo o terapeuta. Y el más importante para el cristiano, la revisión del área espiritual, por un pastor o consejero cristiano.

Aileen: Una ultima y 6ta pauta que le exhortamos a seguir, para superar una depresión es el evitar la soledad. Dios nos creó para vivir en comunidad y de muchas formas la Biblia nos insta a promover la unidad, la armonía y la comunión entre los hermanos (Col 3, Hebreos, 10, Rom 12). Esta es una razón mas de por qué necesitamos ayuda para lidiar con la depresión. El acompañamiento tanto de profesionales del área, como de familiares y hermanos en la fe tienen una marcada incidencia positiva para poder superar los estados depresivos. El interesarse por otras personas, ofrecerse como voluntario en alguna causa de benevolencia, o de servicio, también ayuda a contrarrestar la depresión.

Mayra: Qué buena exhortación para terminar

el programa de hoy. Si estas en medio de una depresión, pide ayuda primeramente a Dios, luego a tus familiares, médicos y hermanos en la fe.

Y si por otro lado estas cerca de alguien que esta deprimido, apóyale en cualquier forma que puedas, sobre todo en expresiones de afirmación y oración.

Aileen: Y como programa cierre de esta serie, queremos que tomen nota de algunos versículos que queremos exhortarles a revisar para que los cuelguen en sus casas, y sobre todo para que lo graben en sus mentes y sustituyan todo pensamientos de tristeza y depresión. Empezando por:

-Salmo 6/23/27/40/43/91

-2 Cor 4:16

-Filip 4:6-8/4:19

-Juan 14:27

-Isaías 26:3/43:2

Cathy: En la Biblia hay mas, procuren grabarlos en sus corazones.

Gracias por su sintonía, sigan acompañándonos.

Por favor no olviden orar por MPLGDD, siempre necesitamos sus oraciones.

Les esperamos en nuestro próximo encuentro en vivo como cierre de esta serie “Un túnel llamado depresión” ¡Les esperamos!