Inicio Artículos Bienvenido 2021

Bienvenido 2021

584
0
Compartir

Al final de cada año, el comité que dirige Ezer elige un tema para el próximo año. Como sabemos, este año el tema fue, de manera sorprendente, “Perseverancia” sin ninguna de nosotras tener conocimiento de que el Covid-19 vendría al mundo. 

Hemos vivido meses de confinamiento, falta de trabajo, aumento de los contagios y muertes producto del mismo virus, además de aislamiento, mascarillas, guantes, y mucho lavado de las manos con alcohol, gel, jabón etc.  Las incertidumbres están a flor de día y, aunque la enfermedad ha mejorado algo en nuestro país, todavía no hemos regresado a la normalidad y, con toda probabilidad, este nuevo normal durara por algunos meses mas. 

Nosotras no teníamos idea de cuanta perseverancia necesitaríamos este año; sin embargo, Dios sí estaba al tanto y obviamente fue Su Espíritu que nos dirigió a elegir este tema y también nos guardó a lo largo de todo este año. Seríamos ingratas si no reconociéramos que Dios protegió a nuestro país y a nuestra iglesia, manteniendo los casos al mínimo y dándole a nuestros pastores la sabiduría de manejar la situación e instruir en todo lo necesario. Como Dios tiene propósito en todo y siempre está trabajando en 10,000 cosas a la vez, Dios destruyó muchos de nuestros ídolos para que nuestra confianza en Él creciera.

Todas estamos mas fuertes y mas centradas en lo que realmente es importante gracias a las situaciones que hemos vivido.  A pesar del aislamiento, nuestras mujeres han seguido con los grupos pequeños que, no solamente han crecido en números, sino en profundidad. Además, muchas de nuestras mujeres han dado charlas por Zoom, dirigidas a diferentes lugares de América Latina. Por todo esto, le damos gracias a Quien lo organizó. Todo fue posible por la perseverancia dada a nosotras a través de la gracia derramada por nuestro Señor.

Hemos decidido enfocaremos este próximo año en el tema “Descansando en Su fidelidad”.  Este año que ya está terminando, hemos aprendido a seguir caminando a pesar de la incertidumbre, a pesar del temor y el miedo, a pesar de las dificultades y a pesar del dolor. Al hacerlo, hemos experimentado Su mano poderosa protegiéndonos y que ha producido en nosotras la capacidad de descansar en Él por la fidelidad que nos demostró en todo.  Sabíamos intelectualmente que Él siempre es fiel, pero ahora lo hemos vivido. Podemos decir como Job en 42:5, “He sabido de ti sólo de oídas, pero ahora mis ojos te ven.”  Hemos visto como Él puede utilizar todo para nuestro bien (Romanos 8:28) y cómo nada escapa de Sus manos, ni las cosas que parecen mas insignificantes.

Nuestro deseo es que cada año, nuestro conocimiento de Él crezca para que la imagen que tenemos de Su tamaño crezca en nuestras mentes. No es que Él crece, porque sabemos que Él es inmutable. Sin embargo, nuestro entendimiento de quien Él es puede aumentar hasta el día que estemos en Su presencia.  Nuestro entendimiento de cómo Él obra y de lo que Él es capaz de hacer aumenta porque nuestras mentes son finitas y realmente nunca entenderemos todo por Su infinitud.

Reconocemos que “ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.” (1 Juan 3:2)

Oramos que nuestro conocimiento de Dios, nuestro amor por Él y nuestra obediencia a Él aumenten en 2021 para que el mundo que vive en tinieblas pueda ver Su luz. ¿Quien sabe? Tal vez fuimos llamados para una ocasión como ésta, no como reinas sino como soldadas en Su ejercito, viviendo en un mundo herido en el cual Él traerá paz y sanidad.

Este artículo es material producido y creado por el equipo del ministerio de mujeres de la Iglesia Bautista Internacional, Ministerio Ezer.