Inicio Sermones Ocasiones Especiales Amando como Cristo amó

Amando como Cristo amó

3372
0

Debido a que el pastor Miguel Núñez está cumpliendo compromisos ministeriales fuera del país, la serie Hasta Los Confines De La Tierra sobre el libro de Los Hechos  fue suspendida, y en su lugar ha predicado hoy el pastor Héctor Salcedo, quien trajo  el mensaje titulado Amando Como Cristo Amó, basado en Juan 13:34-35.

En estos versículos que se producen en medio de una conversación con sus discípulos en el Aposento Alto, y donde Él identifica a quien luego lo traiciona, el Señor Jesús nos da un nuevo mandamiento: que os améis los unos a los otros; que como yo os he amado, así también os améis los unos a los otros. Nos dice que en esto conocerán todos que son mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.

Antes que Cristo dejara a los discípulos, les dejó este nuevo mandamiento. Ellos tenían que amarse unos a otros por amor a Cristo y, conforme a su ejemplo, buscar lo que beneficie al prójimo, y fomente la causa del evangelio, como un solo cuerpo animado por una sola alma. Este mandamiento aún parece nuevo para muchos profesantes. En general, los hombres notan cualquier otra palabra de Cristo antes que estas. Por esto se revela, si los seguidores de Cristo no se demuestran amor unos a otros, dan causa para sospechar de su sinceridad.

Este mensaje es una continuación de los mensajes que el pastor Salcedo ha traído semanas atrás en los que se ha referido a nuestras relaciones, tanto con los hermanos de la congregación como con la propia iglesia, de manera institucional.

El tema del amor es tan importante que en los capítulos del 13 al 17 la palabra amor o el verbo amar se menciona una 35 veces. Jesús está comunicando la fuerza del amor. 

Tenemos tres temas importantes en estos versículos: el mandato a amar, el nuevo modelo de amor que debemos seguir y es un emblema para el cristiano.

Es un mandato que nos amemos los unos a los otros. Debemos cumplir con este mandamiento nuevo de amarnos unos a otros. Debemos hacer este esfuerzo diariamente para cumplir con dicho mandato. Este esfuerzo lo debemos hacer porque nuestra naturaleza caída no es propensa a demostrar amor por los demás. Debemos desafiar nuestra alma para que muestre amor por los hermanos, y por todos. 

El nuevo modelo de amor que Cristo nos dejó es el que debemos imitar, porque Él pide que amemos como Él amó. En términos prácticos Él mostró su amor por los discípulos lavando sus píes, como demostración de amor,  humildad, y ejemplo para que ellos lo imitaran. Fue una demostración de que el amor sirve sin importar el rango o la tarea. A la vez que modeló el amor que debemos mostrar, también los confrontó con su actitud, ya que Juan y Pedro debieron prever esta tarea al organizar esta última cena, como se hacía en esos tiempos.   Es una demostración extraordinaria de amor y humildad, ya que Jesús sabía que su hora había llegado, y en pocas horas seria martirizado hasta la muerte en la cruz. No le importó su situación personal, pensó primero en ellos. Esto representó la humillación de Cristo que preparaba el lavamiento de nuestros pecados en la cruz. El amor se trata de complicarme la vida yo para simplificar  la vida  de otro, tal como hizo Cristo, que entregó su vida para el perdón de nuestros pecados.

Este amor es un emblema para el cristiano, es el sello que muestra el amor como Cristo nos amó. En esto conocerán que son mis discípulos. Si no amamos sacrificialmente debemos revisar nuestro corazón porque posiblemente no seamos creyente, o no conocemos a Dios profundamente, por lo que no nos sentimos estimulados a mostrar este amor. Este modelo de amor  apunta a Cristo, que nos amó primero sacrificialmente.

Padre celestial, fortalece nuestra fe. Pon en nuestro corazón ese amor que Cristo nos enseñó y nos mandó. Que podamos eliminar nuestro yo para ayudar al prójimo. Que nuestra congregación crezca en amor. Bendiciones.

Artículo anterior¿A qué se refiere la Biblia cuando habla de pecado que lleva a muerte y de pecado que no?
Artículo siguiente¿Cómo sabemos que la Biblia es la palabra de Dios?
Economista de profesión y pastor de corazón. Posee una maestría en Estudios Bíblicos en el tradicional Moody Bible Institute de Chicago. Como economista, cursó estudios de Maestría en Macroeconomía Aplicada en Chile a mediados de los 90’s para ejercer dicha profesión durante casi 15 años en el medio económico-empresarial. Ha laborado desde los inicios de la IBI, pasando por diversas asignaciones conforme el crecimiento lo requirió. Desde 2004 es uno de los pastores de la IBI, y desde 2009 lo ha sido a tiempo completo. Entre sus funciones se encuentran el manejo administrativo y financiero de la IBI e Integridad & Sabiduría. Asimismo, está a cargo del Ministerio de jóvenes adultos de la IBI (M-Aquí). Cuando las circunstancias lo requieren, es uno de los pastores que predica en la IBI. De hecho, la enseñanza de la Palabra de Dios es su mayor pasión, sobre todo su aplicación práctica a la vida. Está casado con Chárbela El Hage y juntos tienen dos hijos: Elías y Daniel.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.