Inicio Artículos Cuatro mujeres de la Biblia en cuarentena

Cuatro mujeres de la Biblia en cuarentena

407
0
Compartir

Muchas de nosotras estamos viviendo en cuarentena por unos días por causa de la pandemia del COVID’19. Yo me estoy quedando con mi madre y mientras limpiaba la casa, ella me dijo que estaba meditando en que nuestra situación le recordaba al arca de Noé. Yo me reí, pero después pensé que ella tenía razón. Noé y su familia pasaron una especie de cuarentena en el arca por mas de un año; Entre ellos 4 mujeres: la esposa de Noé y sus 3 nueras.

La Biblia no nos dice mucho sobre estas mujeres, pero si podemos deducir algunas cosas de ellas:

  1. Habían creído que el juicio de Dios venía y había obedecido al mandato de entrar en el arca junto a sus esposos.
  2. Perdieron a todos sus familiares y amigos en ese juicio, incluidos sus padres y hermanos. No pudieron sepultarlos ni darle el último adiós. Estaban de luto y duelo.
  3. Estaban bajo la autoridad de sus suegros. Es muy probable que fuera su suegra la que les encomendaba los diferentes trabajos diarios.
  4. Tenían que convivir con la familia de su esposo y no con la de ellas.
  5. Tenían mucho trabajo interno al tener que limpiar el arca y cuidar de los animales y preparar los alimentos para las personas y quizás de animales también.
  6. No contaban con medios de entretenimientos o esparcimiento dentro del arca.
  7. ¡No podían salir del arca!
  8. Tenían muchas expectativas de que pasaría después y quizás alguna tendría temor por sus vidas.
  9. Dios estuvo con ellas y las ayudo a perseverar

Como podemos ver su situación tiene algunas similitudes con la nuestra. Hoy día algunas mujeres están perdiendo seres queridos sin poder sepultarlos o tienen familiares enfermos sin poder cuidarlos. Quizás tu eres una de ellas. Dios no esta ajeno a lo que te sucede puede llenarte de Su consuelo y darte de Su gracia para sostenerte y ayudarte a perseverar.” … el cual nos consuela en toda tribulación nuestra, para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios” (2 corintios 1:4)

Tal vez haya mujeres que están en cuarentena con esposos abusivos, dominantes y difíciles que no propician que ellas puedan seguir su liderazgo con gozo y paz. Quizás tu eres una de ellas. Hay esperanza para ti en Cristo. El es nuestro refugio y defensor. Mientras obedeces a Dios y soportas el sufrimiento puedes decir como Job: “He aquí, aun ahora mi testigo está en el cielo, y mi defensor está en las alturas.” (Job 16:19)

Es probable que a otras les ha tocado convivir esta cuarentena con la familia de sus esposos con la que quizás no tengan una buena relación, con suegras complicadas o con personas difíciles de sobrellevar. Quizás tu eres una de ellas. En Dios esta el poder para sobrellevarnos bien los unos con los otros. Él nos ordena: “con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor, esforzándoos por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz” (Efesios 4:1-3).  Al obedecerlo, Él nos da la sabiduría, la gracia y el amor.

Muchas están en cuarentena con cargas grandes de trabajo en el hogar, como atender niños pequeños, cocinar para toda la familia, lavar, planchar y demás. Una situación tal vez nueva porque contaban con una persona de aseo que se ha tenido que marchar por la misma situación. Quizás tu eres una de ellas y estas agotada y no sabes si lograras llegar hasta el final. Dios promete que renovara nuestras fuerzas. “Pero los que esperan en el señor, renovaran sus fuerzas” (Isaías 40:31)

Para otras estar en cuarentena representa contar con ninguna o muy poca forma de recreación para los niños, para el esposo y para ella y no saben qué hacer. Quizás tu eres una de ellas. Dios puede llenar tu corazón y el de tu familia, aun el de los niños, de alegría. Confía. Haz tuyas la promesa de Isaías 29:19 “Los afligidos aumentarán también su alegría en el Señor, y los necesitados de la humanidad se regocijarán en el Santo de Israel.”

Otras están sufriendo de claustrofobia y no encuentran la hora de salir de ahí, lo que les esta generando ansiedad. Quizás tu eres una de ellas. Dios esta al tanto de tu situación y Él quiere calmar tu ansiedad y llenarte de paz. Enfoca tu mente en la promesa del Salmo 29:11 “El Señor dará fuerza a su pueblo; el Señor bendecirá a su pueblo con paz.”

Algunas están llenas de temor por el COVID-19. Se preguntan si se enfermaran, ellas o alguien de su familia. Las noticias les traen más temor y las llenan de pánico y dolor. Quizás tu eres una de ellas. Hermana mía confía en esta promesa del Señor: “En el amor de Dios no hay temor porque su perfecto amor echa fuera nuestro temor.” (1 Juan 4:18)

Queridas amigas nuestra ayuda está en el Señor, a la distancia de nuestras rodillas al suelo, vayamos a Él en oración. Pongamos nuestra mente en Cristo, meditemos en su palabra y oremos en nuestras mentes constantemente. Tratemos de obedecerlo en todo, según vamos obedeciendo, Él nos va fortaleciendo.  Cantemos en nuestros corazones, aunque no tengamos deseos, al alabarlo y obedecerlo Su espíritu nos llenara y Al andar por el Espíritu, Él nos dará la gracia de permanecer en Cristo y de recibir su poder. Derramara de su amor en nuestros corazones de modo que podamos servir y amar con alegría. Podremos exhibir su fruto que comprende: paciencia, gozo, amor, mansedumbre, fe, paz, bondad, benignidad y dominio propio y podremos testificar de Cristo en medio del dolor y la tribulación. Seremos bendecidas con su presencia. Ten animo amiga y hermana, esta prueba pasara y saldremos fortalecidas con una fe probada que resultara en gloria y alabanza al Señor. “Espera al Señor; esfuérzate y aliéntese tu corazón. ¡Sí, espera al SEÑOR!” (Salmos 27:14).

Compartir
Artículo anteriorPerseverando a pesar de la debilidad
Artículo siguienteVolveos a Mí
Amada, perdonada, elegida y adoptada por Dios. Apasionada por Su Palabra y deseosa de compartir con otras Sus virtudes.