Inicio Ocasiones Especiales Lo único que tienes que arriesgar es todo

Lo único que tienes que arriesgar es todo

194
0

Pasaje Bíblico: Mateo 25:14-30

Compartir

Owen Strachan es el predicador invitado de este en IBI. Owen es el presidente del Concilio de Masculinidad y Feminidad Bíblica de Kentucky, vino al país para las conferencias Se Hombre de Integridad y Sabiduría. Su mensaje de hoy fue titulado Lo Único Que Tienes Que Arriesgar Es Todo, basado en Mateo 25:14-30.

Estos pasajes narran la parábola de los talentos que nos incentivan a no estar ociosos, ya que hemos recibido todo de Su parte, hasta su vida. Los dones y talentos que hemos recibido de parte de Dios son para ponerlos al servicio de Cristo.

Estos pasajes se utilizan muchas veces para predicar sobre el manejo de nuestras finanzas, pero tienen otras aplicaciones mayores, aplicaciones espirituales. Es una parábola que Jesús utiliza para mostrar el reino de los cielos, y lo más preciado en este mundo es el evangelio de Jesucristo.

En nuestra vida espiritual muchas veces sabemos dónde Dios quiere llevarnos, pero nos produce miedo y dejamos pasar esas bendiciones. Pero debemos poner en riesgo todo lo que tenemos para poder ser usados por Dios.

Esta parábola, que narra el arreglo de cuentas de este señor y sus siervos con los talentos que les entregó, apunta a la segunda venida del Señor, quien vendrá sin previo aviso y pasará juicio a todos, arreglará cuentas con todos; por lo tanto, debemos estar atentos y apresurarnos a arreglar nuestras cuentas con Dios mientras podamos, porque el día que venga no habrá más oportunidades.

Estos versículos muestran una gran teología sobre Dios, muestran su carácter. Si eres fiel a Jesús Dios El te dirá: bien hecho, si en lo poco fuiste fiel, en lo mucho te pondré. Esto sucedió con los dos primeros siervos y con diferentes talentos que les entregaron.
Sin embargo, el tercer siervo, que tuvo miedo de invertir el talento recibido y lo enterró para devolverlo íntegro, es llamado siervo inútil.

Su miedo lo llevó a paralizarse y no hacer nada, hasta el punto que le quitaran el talento y lo echaron a las tinieblas. Esta parábola nos dice que aquellos que reciben el mensaje del evangelio y no hacen caso, serán echados a las tinieblas, donde solo hay el crujir de dientes. Recibirán juicio.

En esta parábola encontramos las siguientes aplicaciones prácticas:

1.- Entregar tu vida completa a Dios. Debemos ser como los primeros dos siervos y comenzar a trabajar inmediatamente. Debemos invertir nuestros talentos y tiempo en la expansión de Su obra, de Su Palabra. Si no has vivido de esta forma, hoy es el día de cambiar el patrón de tu vida.

2.- Debemos construir cosas. En cada área de nuestra vida debemos construir algo, crecer en nuestra vida espiritual, construir una carrera. Si Dios te dio una fortaleza, un talento, construye sobre eso y hazlo crecer.

3.- Recuerda que el pecado siempre te va a defraudar. El pecado siempre incumple sus promesas, no satisface tanto como promete y siempre cuesta mucho más de lo que crees. Nunca te llenará ni te ayudará, al contrario, te llevará a donde nunca quisieras ir

4.- No necesitas algo porque vivir, necesitas algo porque morir. Algo que valga tanto que estés dispuesto a entregar tu vida. Sólo Cristo tiene ese valor, porque cuando lo tenemos a El lo tenemos todo, tenemos vida eterna.

Esta es la era de la gracia, un tiempo concedido por Dios para que a través del sacrificio de Jesús podamos reconciliarnos con El, arreglar nuestras cuentas con El y pasar a ser Su hijo y tener una vida plena y eterna. Bendiciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.