Inicio Blog La voluntad de Dios para tu vida

La voluntad de Dios para tu vida

1899
0
Compartir

Tomado de la sesión “Pregúntale a tu pastor – Parte II” impartido el 25 de abril del 2018. Pregunta: “¿Cómo yo sé cuál es la voluntad de Dios para mi vida?” (29:01).

 

Imagínense que ere contratado en una empresa y entras un lunes para tu primer día. Luego el martes, alguien te pregunta, ¿Cuál es el plan de tu jefe para ti y tu carrera profesional en los próximos 10 años? Si entraste el día anterior y ya alguien está exigiendo una respuesta sobre tu desarrollo profesional, ¿Cómo puedes responder? Tienes que conocer cómo funciona esta empresa, como piensa tu jefe, como toma decisiones y que cosas son valiosas para él.

Es lo mismo con la voluntad de Dios; ¿cómo la conocemos? La respuesta corta es: conociendo a Dios. Mientras más conozco a Dios, más fácil va ser deducir Su voluntad. De hecho, Romanos 12:1-2 dice exactamente eso. Pablo concluye el libro de Romanos diciendo, “Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios, que es vuestro culto racional. Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.

Conocemos la voluntad de Dios cuando dejamos que Su Palabra cambie nuestra manera de pensar. Si vamos a conocer a Dios, tiene que ser a partir de Su Palabra; nadie puede deducir a Dios. Él es un ser que piensa diferente a mi—Sus pensamientos no son mis pensamientos, Sus reacciones no son mis reacciones, Sus emociones no son mis emociones. Si lo voy a conocer, tengo que adentrarme y profundizar en Su Palabra. Mientras más entiendo a Dios, cuando se me presenta una decisión cualquiera, mi respuesta estará más fundamentada en Su Palabra y en lo que conozco de como Él piensa. Conocer a Dios me facilita encontrar Su voluntad.

Dios quiere revelarnos Su voluntad, pero Él no trabaja por consulta; no voy a una cita para saber lo que quiero e irme. Dios trabaja a través de una relación con nosotros donde nos acercamos a Él, entendemos cómo piensa, y después deja que vivamos con eso. “Buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”, como dice Mateo 6:33, es vivir buscando que todo el control de Dios se manifieste en cada área de mi vida y que Su reino se haga presente. Lo que Mateo 6:33 está diciendo es, ocúpate de agradar a Dios en todas las áreas de tu vida y Él te va a añadir los te tu necesites.

El encontrar la voluntad de Dios no es difícil cuando nos proponemos a conocerle. ¿Cuándo fue la última vez que le pediste a Dios más pasión por Él y Su Palabra? ¿Sabes porque no pedimos esas cosas? Porque no conocemos bien a Dios; si lo conociéramos, supiéramos que esa es la mejor petición que pudiéramos pedir. Cuando pedimos una petición conforme a Su voluntad, Él nos oye y nos responde. Hay muchas oraciones “no contestadas” porque pedimos de una manera que no es conforme a Su voluntad, porque no lo conocemos. Santiago 4:3-4 dice, “Pedís y no recibís, porque pedís con malos propósitos, para gastarlo en vuestros placeres. ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

A veces, necesitamos buscar consejo y eso es parte de buscar la voluntad de Dios, pero en nuestro orgullo yo creo que no necesito ayuda. Caminar con Él a través de Su Palabra incluye buscar consejo en el pueblo de Dios en el cual Él me ha colocado. En fin, la búsqueda de la voluntad de Dios es un proceso que se facilita mientras más yo conozco y me acerco a Dios.

 

Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.” (Romanos 12:2)

Compartir
Artículo anterior¿Cuál es su opinión acerca de la práctica de deportes extremos? ¿puede un cristiano participar de estos?
Artículo siguienteEl corazón del genuino arrepentimiento
Héctor Salcedo
Héctor sirve como pastor ejecutivo en la Iglesia Bautista Internacional IBI de Santo Domingo, República Dominicana. Es economista de profesión y pastor de corazón. Posee una maestría en Estudios Bíblicos en el tradicional Moody Bible Institute de Chicago. Como economista, cursó estudios de Maestría en Macroeconomía Aplicada en Chile a mediados de los 90's para ejercer dicha profesión durante casi 15 años en el medio económico-empresarial. Ha laborado desde los inicios de la IBI, pasando por diversas asignaciones conforme el crecimiento lo requirió. Desde 2006 es uno de los pastores de la IBI, y desde 2009 lo ha sido a tiempo completo. Entre sus funciones se encuentran el manejo administrativo y financiero de la IBI e Integridad y Sabiduría. Asimismo, está a cargo del Ministerio de jóvenes adultos de la IBI [M-Aquí]. Cuando las circunstancias lo requieren, es una de los pastores que predica en la IBI. De hecho, la enseñanza de la Palabra de Dios es su mayor pasión, sobretodo su aplicación práctica a la vida. Está casado con Chárbela El Hage y tiene dos hijos: Elías y Daniel.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here