Declaración de propósito

content-logo01

El Instituto Integridad & Sabiduría (www.institutois.org) surge como consecuencia de un largo tiempo de reflexión y oración en torno a la realidad de la Iglesia Evangélica en América Latina. Son evidentes y dolorosas las consecuencias que la iglesia ha cosechado en los últimos años, desviándola del curso originalmente diseñado por Dios. Esto es el resultado de haber relegado la enseñanza y la predicación bíblico-Cristocéntrica a un segundo plano, dejando de lado la exposición de todo el consejo de Dios en su Palabra. Lo anterior es la explicación para la crisis valórica, el deterioro moral y la profunda distorsión en las prácticas y la identidad de la iglesia contemporánea. Es así que existe la urgente necesidad de impulsar y trabajar por una formación bíblica integral, contextual y de calidad para la Iglesia Evangélica en nuestra región.

Siendo que el Nuevo Testamento pone especial énfasis en reconocer a la iglesia como "...columna y sostén de la verdad" (1 Tim.3:15b), es que se hace imprescindible que, desde el centro mismo de la vida de la iglesia y no simplemente desde una institución periférica, se establezca un ministerio que estimule la profundización en el conocimiento de la Palabra de Dios, la capacitación de los santos para la obra de ministerio y la edificación de todo el cuerpo de Cristo (Ef. 4:12).

El Instituto Integridad & Sabiduría ha establecido un programa de estudios organizado alrededor de la naturaleza y la misión de la iglesia y en donde el Señor ocupa el centro de la reflexión bíblica a través de un estudio sistemático y profundo de su Palabra. Además, la declaración de que el pueblo de Dios es "sal de la tierra" y "luz de mundo" (Mt. 5:13-16) obliga a que esta preparación espiritual y académica de excelencia no quede restringida al desarrollo de los diferentes ministerios de la iglesia, sino que también ayude a que los estudiantes descubran que Dios está llamando a sus siervos para que, con palabras y obras en sus propios contextos, declaren el señorío y la soberanía del Señor sobre toda la tierra.

El propósito final del Instituto es que cada estudiante pueda manejar y defender con precisión la Palabra de Verdad (2 Tim. 2:15), cultivando así un carácter santo a la medida de nuestro Señor Jesucristo. Aspiramos a ver en los seguidores de Cristo personas caracterizadas por una relación con Dios íntima, sabia y profundamente espiritual que se traduzca en una vida de integridad y una relación de amor y servicio para con sus semejantes (Mt. 22:34-40).